Alimentación saludable

El té "milagroso" que ayuda a dormir mejor, aplaca el Alzheimer y previene los infartos

Este té, preparado a base de una hierba, cuenta con propiedades positivas para el organismo. Los beneficios de consumirlo y cómo se puede preparar.

En esta noticia

A la hora de recomendar una infusión, los nutricionistas suelen inclinarse por el té. Esto se debe a que las diferentes variedades que surgen de la Camellia sinensis (negro, verde, oolong, blanco y amarillo, entre otros) ofrecen componentes beneficiosos para la salud.

Sin embargo, estas no son las únicas variedades que se pueden beber. Existen otras plantas y hierbas con las cuales se pueden hacer infusiones que tienen propiedades positivas para el organismo.

Uno de los más populares es el té de toronjil. Esta bebida, además de tener un sabor agradable, presenta una serie de beneficios que la ponen entre las más recomendadas por los especialistas.

Qué es el té de toronjil

Las hojas de toronjil son valoradas por sus propiedades (Fuente: Shutterstock)

Esta bebida se elabora a partir de las hojas de la planta de toronjil, también conocida como melisa. Esta es valorada por sus propiedades medicinales y se utiliza para tratar una amplia gama de afecciones.

Un estudio publicado en 2014 por la Universidad de Melbourne (Australia) demuestra las propiedades positivas de esta infusión, y concluye que "el toronjil administrado en alimentos puede tener efectos positivos sobre el comportamiento". 

Propiedades del té de toronjil

Entre los beneficios más destacados del té de toronjil, se encuentran sus efectos relajantes y sedantes, que pueden ayudar a reducir los síntomas de ansiedad y estrés, así como a mejorar la calidad del sueño.

Posee propiedades analgésicas y antiinflamatorias, que pueden ser útiles para aliviar dolores de cabeza, musculares y menstruales.

También tiene un impacto positivo en la digestión, aliviando problemas como los gases intestinales y otros síntomas gastrointestinales. Gracias a sus compuestos fenólicos, como el ácido rosmarínico, ayuda a combatir el herpes labial y podría tener efectos beneficiosos en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer.

Asimismo, sus propiedades antioxidantes contribuyen a la prevención de enfermedades cardiovasculares y al cuidado de la piel.

Cómo preparar té de toronjil

  • Utilizar solo las hojas de la planta, ya sean secas o frescas
  • Calentar agua a 80º C y servirla en una taza con las hojas.
  • Dejar reposar durante cinco minutos.
  • Colar el té para retirar las hojas. Consumir caliente.
Temas relacionados
Más noticias de alimentación saludable