Financiamiento

Una decisión del FMI allana el camino para recibir más dólares y fortalecer reservas en Argentina

El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) le dio luz verde a una decisión que ampliará un financiamiento clave para países como la Argentina y un punto que estaba entre los pedidos del Gobierno en el marco del G20.

El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) le dio luz verde a una decisión que ampliará un financiamiento clave para países como la Argentina y un punto que estaba entre los pedidos del Gobierno en el marco del G20

En la antesala de una nueva reunión de ministros de Economía y presidentes de Bancos centrales del Grupo de los Veinte, el board del Fondo aprobó que los bancos multilaterales puedan ser titulares de derechos especiales de giro (DEG), la 'moneda' del FMI, que se repartieron durante la pandemia.

FMI: los ejes de la negociación clave del Gobierno en Estados Unidos por las metas 

Dólares y lluvia: qué dicen los informes que obsesionan a Sergio Massa

En ese momento el FMI volcó u$s 650.000 millones entre todos sus países miembro y se asignaron proporcionalmente según las cuotas de cada país dentro del organismo. Eso hizo que unos u$s 440.000 millones fueran a países desarrollados mientras que el resto se repartió entre emergentes y naciones de menores ingresos. Esto llevó al G20 a definir cómo redistribuir esos fondos.

Ahora el directorio aprobó las solicitudes del Banco de Desarrollo del Caribe (CDB), el Banco de Desarrollo de América Latina (conocido como Corporación Andina de Fomento o CAF), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para convertirse en titulares prescritos de DEG, un activo de reserva internacional que permite complementar las reservas. En total, son 20 los organismos aprobados.

El Gobierno argentino venía solicitando que se permitiera canalizar los DEG a través de estos organismos que permite acceder a más financiamiento para la región, según detalló el Banco Interamericano de Desarrollo. 

"El BID saluda la decisión del FMI", dijo su vicepresidente de Finanzas Gustavo de Rosa. "Convertirse en un tenedor prescrito le permite al Banco mantener y negociar con DEG y explorar opciones para aumentar la capacidad crediticia del BID para contribuir al desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe".

Argentina detrás de otros u$s 5400 millones del Fondo Monetario

A la caza de dólares: quién es Marianne Fay, el nuevo nexo para los créditos del Banco Mundial

En ese marco, De Rosa aseguró que el BID "está comprometido a continuar explorando opciones para mejorar la eficiencia del capital" y la canalización de DEG a través de bancos multilaterales "es una de las opciones actualmente bajo revisión".

El equipo de Sergio Massa, en tanto, lleva adelante una misión en Washington DC donde discute con el FMI la meta de acumulación de reservas para este año. El Gobierno apunta a los efectos de la sequía, que afectará ingreso de divisas y el margen fiscal, mientras que por el año pasado pasó una factura de u$s 5000 millones por el impacto económico de la guerra, que el FMI cuantificó en tanto en u$s 3500 millones. Este año, se deben sumar otros u$s 4700 millones a las reservas para cumplir con la meta bianual de acumular u$s 9800 millones.

Los DEG son un activo de reserva internacional creado por el FMI para complementar las reservas oficiales de sus países miembros. Se trata de una canasta de monedas compuesta por el dólar estadounidense, el euro, el yuan chino, el yen japonés y la libra esterlina.  

Temas relacionados
Más noticias de FMI

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.