Expectativa por la prórroga

Un año después, constructores esperan el segundo round para el blanqueo dólar - ladrillo

La ley cayó en julio pasado, pero esperan la extensión de plazos desde hace casi un año. Ventana para declarar dólares al 3% de tasa.

La prórroga de la ley de blanqueo para la construcción durmió una siesta de casi un año hasta este martes, cuando el oficialismo en la Cámara de Diputados consiguió dictamen de comisión y lo incluyó en el temario para intentar bloquear la sesión convocada por la oposición para debatir sobre la reforma electoral de boleta única. La ley cayó en punto muerto el 10 de mayo de 2021, cuando venció la primera etapa para exteriorizar dólares y convertirlos en ladrillos. Hasta ese momento, se habían blanqueado apenas u$s 198 millones; los constructores se entusiasmaban con recibir u$s 5000 millones.

La Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) remarca que los inversores tuvieron apenas cinco días hábiles para aprovechar la primera etapa del blanqueo, que era la de tasa más baja. Las señales de que ese plazo se prorrogaría frenaron el hasta entonces débil movimiento de capitales.

El oficialismo bloquea el debate por la Boleta Única y la oposición teme una jugada encubierta

Precios vs. crecimiento: la interna del Gobierno "es peor que la inflación" pero la economía "vuela"

"La ley duró muy poco tiempo, sobre todo con el beneficio más bajo, de forma tal que hubo poca gente que tuvo oportunidad de entrar en el blanqueo", dijo Gustavo Weiss, presidente de Camarco. "Los cerca de u$s 200 millones es una cifra lejana a lo que suponíamos que podía ser. Entendemos que si se vuelve a abrir y se da más tiempo, hay proyectos esperando inversores y el blanqueo debería dinamizarlos", dijo a El Cronista.

La ventana de exteriorización a la tasa máxima (20%) cayó el 10 de julio del año pasado. Poco antes, el 6 de julio, un acuerdo entre el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el de la bancada del Pro, Christian Ritondo, permitió un dictamen para prorrogar la norma. Pero el Congreso entró en modo electoral y nunca prosperó. En noviembre, en un acto por el Día de la Construcción, Massa anunció a los empresarios la recuperación de la iniciativa, junto con otra que propone crear créditos hipotecarios que actualicen por salarios y la reforma de la ley de alquileres.

Expectativa vs realidad

La construcción trabajó el proyecto durante 2020 y se lo acercó al presidente Alberto Fernández a mediados de ese año. Prometía impulsar inversiones por u$s 5000 millones, aprovechando la posibilidad de poder entrar dólares a la cotización paralela y blanquearlos a la oficial, para gozar de los bajos costos de construcción en pesos. El ministro de Economía, Martín Guzmán, terminó el borrador del proyecto de ley y lo impulsó hasta la puerta del Congreso. No hubo en todo este tiempo acciones del Ejecutivo para darle nueva vida a la iniciativa.

El proyecto de prórroga propone una nueva ventana de 90 días para exteriorizar fondos con destino a la construcción. La ley daba 90 días para blanquear capitales al 5% desde el 12 de marzo, pero como la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) la reglamentó el 27 de abril, el plazo se redujo a unos cinco días hábiles. El 10 de julio vencía el plazo para blanquear con el 20% de penalidad.

Desde entonces, Camarco y desarrolladores pidieron prorrogar el régimen cuanto antes, para aprovechar la brecha cambiaria. Pasó un año, la divisa paralela siguió en torno a los $200 y el costo de la construcción trepó 50,2% interanual, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Aun así, los empresarios que impulsan la iniciativa creen que hay posibilidades. "El costo de la construcción, medido en dólares, no es tan atractivo como hace un año, pero sigue en pisos históricos de los últimos cuarenta años", indicó uno de ellos.

La posibilidad de cambiar dólares a la cotización paralela abarata el costo de ingreso. El 5% (al tipo de cambio oficial) se convierte en una tasa en torno al 3%. La tasa del 10% se convierte en 7% de tasa efectiva y la del 20% baja en torno al 13%. Ni punto de comparación con el 20% en dólares que establece, como puerta de ingreso, el proyecto de blanqueo para pagarle al FMI del Frente de Todos en el Senado.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios