En Diputados

Presupuesto 2022: para la oposición el proyecto es "profundamente deficitario"

Referentes del radicalismo alertaron que el financiamiento del déficit fiscal continuará en manos del Banco Central. Además, señalaron que el proyecto da por hecho que habrá una baja en los subsidios a las tarifas, que fue rechazada por el jefe de la bancada oficialista Máximo Kirchner este fin de semana.

"Profundamente deficitario". Con estas palabras, los diputados radicales Alejandro Cacace y Víctor Hugo Romero definieron al Presupuesto 2022 que envió la semana pasada el ministro de Economía Martín Guzmán a la Cámara de Diputados. Mientras que desde un ala del oficialismo acusan al Ejecutivo de promover el equilibrio de las cuentas públicas en medio de la crisis desatada por la pandemia, los diputados radicales señalaron, a través de un informe que elaboraron para sus compañeros de bancada, que el proyecto prevé un déficit fiscal de casi $ 3000 billones para el año que viene

Asimismo, advirtieron que el texto da por descontado que el Ejecutivo llegaría a un acuerdo con el FMI. De no ocurrir, "habría que reorganizar el presupuesto" y señalaron que el presupuesto tampoco contempla bonos para jubilados y da por hecho que habrá una baja en los subsidios a las tarifas, cuando esta ya fue rechazada por el jefe de la bancada oficialista Máximo Kirchner el fin de semana.

Dos de las espadas económicas con las que cuenta la UCR en Diputados se encargaron de estudiar el proyecto que ronda las 5000 páginas, y que prevé, entre otros ítems, una inflación de 33% y un crecimiento del PBI del 4% para el próximo año. Una de las primeras observaciones que hicieron los legisladores nacionales es que, de sancionarse el texto tal como fue enviado, el financiamiento del déficit fiscal continuará siendo a través del Banco Central.

"El Presupuesto 2022 presenta en materia fiscal un déficit primario de $ 2184 billones y financiero de $ 3135 billones. Las previsiones para 2022 suponen un incremento del déficit primario 17,5%, y un incremento del déficit financiero del 28% respecto de 2021". En este sentido, recalcaron: "Esto se financia con más endeudamiento y emisión monetaria, que ya sabemos que repercute en más inflación".

Asimismo, en diálogo con este medio, Cacace resaltó que hay una serie de gastos que no están contemplados para el año que viene, pero que tras la derrota de las PASO podrían colarse y tener un impacto significativo. Por caso, si en los próximos días el Gobierno anuncia aumentos permanentes de la AUH, "eso no está presupuestado". Otro ejemplo que arrojó tiene que ver con las jubilaciones que, en el Presupuesto 2022 se estiman en $ 6000 billones.

Ahora bien, si el Gobierno vuelve a optar por la entrega de bonos trimestrales para cerca de cuatro millones de jubilados para así compensar la inflación (la fórmula de actualización de los haberes no contempla esta variable), ese gasto tampoco está incluidas en el texto que ingresó a Diputados la semana pasada, en medio de la crisis ministerial.

"Se van agregando cosas que no están contempladas y que aumentan el gasto", indicó el diputado de San Luis. Luego de señalar que el en el proyecto el Ejecutivo prevé una baja del déficit a través de una mayor presión impositiva (por caso, en un contexto inflacionario, si el piso de Bienes Personales se mantiene, más contribuyentes se verían alcanzados por el gravamen) y una reducción en la participación de subsidios en el gasto, Cacace arrojó otra observación sobre este último punto.

Recordó que este año el gasto destinado a ese ítem "no se mantuvo constante" pese a que así lo establecía el Presupuesto 2021, sino que subió (tras la pelea Guzmán y su subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo). "¿Cuán realista es que el año que viene va a bajar?", se preguntó el puntano, y se respondió: "Ya está diciendo Máximo Kirchner que no lo van a cumplir".

Esto fue en alusión a la entrevista que el jefe de la bancada oficialista le dio este fin de semana al periodista Horacio Verbitsky en el que, al ser consultado sobre el asunto, respondió: "Uno no puede actuar en base, simplemente, a cuentas matemáticas y diferentes situaciones sino que tiene que ver también cómo eso impacta en la realidad y en el día a día de nuestra gente y la mayoría".

En tanto, otro elemento que señalaron los diputados radicales que podría trastocar de manera considerable las estimaciones del presupuesto es que el titular de la cartera de Economía da por descontado que el Gobierno llegará a un acuerdo con el FMI. "No se prevé pago de los vencimientos de deuda 2022 con el Fondo. De tener que hacerlos, habría que reorganizar el presupuesto", advirtieron.

Inconsistencias

A propósito de las previsiones macroeconómicas en las que se sustenta el proyecto, los diputados advirtieron que "son cuestionables" por varios motivos. Por un lado, se remontaron a los desvíos en las previsiones presupuestarias de años anteriores, y, por otro, a los indicadores macroeconómicos a agosto de 2021 y a las expectativas relevadas por el Banco Central y otros organismos internacionales como la Cepal.

El Presupuesto ingresó a Diputados en medio de la crisis ministerial.

En este sentido, los diputados radicales advirtieron que las inconsistencias que habían advertido en el Presupuesto 2021 se vuelven a repetir en el enviado para el 2022: "Para este año se planteó una inflación del 29% y terminaremos el 2021 con un porcentaje del 47%, según las expectativas del Banco Central".

Dicho esto, subrayaron: "Peor aún, el mismo Gobierno es quien corrige y proyecta un cierre del 2021 con un 45% 12 meses después. Ahora el presupuesto plantea un 33% para el año que viene y ninguna estimación de mercado está viendo una inflación menor al 44%".

Retraso cambiario

"Vemos una continuidad en la política de tipo de cambio, precisamente en un retraso del valor del dólar", observaron los radicales en el informe que elaboraron para sus compañeros de bloque. Recalcaron que el Presupuesto 2022 prevé un dólar al 31 de diciembre de 2022 de $ 131. 

"Esto significa que el dólar va a crecer a un ritmo menor que la inflación, como lo viene haciendo hasta ahora", indicaron. Sobre este punto, Cacace le alertó a este medio que la brecha cambiaria se seguirá incrementando.

 Cacace le alertó a este medio que la brecha cambiaria se seguirá incrementando.

Asimismo, en el informe los diputados recordaron que la inflación acumulada al 31 de agosto de este año es de 51,43% cuando, en el mismo período, la devaluación del tipo de cambio apenas alcanzó el 31,62% "a causa de la regulación del Gobierno".

"Si las proyecciones macroeconómicas realizadas por el Gobierno Nacional para 2022 se cumplen, la inflación acumulada entre 2021 y 2022 alcanzará el 92,98% y la devaluación el 68,51% lo que implica un retraso del tipo de cambio del 32,39% respecto del peso", estimaron.

"El retraso cambiario planteado en este presupuesto hace que los sectores productivos sigan perdiendo competitividad, lo que llevará a una disminución de las exportaciones, generando dificultades en la balanza comercial, afectando a las reservas del Banco Central, y por supuesto, ya sabemos que esto afecta al mercado interno", remataron. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios