Presupuesto 2022: cuáles son las principales inconsistencias que señalan los analistas

En el proyecto que el Gobierno envió al Congreso admite que este año la inflación será de 45,1%. Los economistas coinciden en que el principal problema es la estimación de la inflación que debería bajar entre 12 y 16 puntos porcentuales respecto con la que terminaremos el 2021.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, giró al Congreso el proyecto de presupuesto 2022 en el que prevé una inflación del 33,5% y un crecimiento del PIB del 4%. Además, admite que este año la inflación será de 45,1%. La presentación fue en las últimas horas del miércoles, en el medio de trascendidos que cuestionaban su continuidad en el cargo. En el contexto de crisis política interna de la coalición será más difícil alcanzar el objetivo que tiene la ley de coordinar expectativas.

El proyecto que define el paquete económico de 2022 se caracteriza por un déficit "elevado" y una meta inflacionaria que sólo se podría cumplir con un "ajuste fiscal recesivo", indicaron los analistas privados consultados por El Cronista

¿Cuáles son las inconsistencias que detallan los economistas?

"Veo que el Presupuesto tiene supuestos que son muy optimistas. Tiene sentido porque siempre se toma un escenario optimista pero en términos de la factibilidad los principales problemas están en la inflación de 33% viniendo de una inercia de 45% o 50% y, en el crecimiento de 4% cuando no va a haber arrastre estadístico y va a ser difícil que el salario le gane a la inflación", explicó Federico Furiase, director de Anker Latinoamérica.

Fernando Marengo, socio y economista jefe de Arriazu macroeconomistas, coincidió en que es una inflación "baja" porque "si querés ordenar la economía va a tener que haber un ajuste de tarifas y por las expectativas de mercado hagas algún ajuste de tipo de cambio y estas dos cosas te van a acelerar la inflación. Y, si no quieren empezar a encaminar la situación macro, posiblemente haya una crisis cambiaria que va a llevar a aumentar la tasa de inflación por arriba del 33%". Por eso, definió: "La única forma de lograr un 33% es un escenario de ajuste fiscal, recesivo".

Para 2022, el Gobierno prevé un dólar a $131,10 para diciembre de ese año (luego de que finalice el 2021 en $102,40), sostenido por un aumento de las exportaciones de 7,5% contra este año y una expansión de las importaciones -fundamentales para que la economía crezca- de 9,4%. De esta manera, el saldo comercial estimado es de u$s 9.323 millones.

Sobre este punto, Furiase señaló una inconsistencia: "un crecimiento económico de 4% requiere un salto en las importaciones de 12%. Además de que es muy difícil de financiar sin un nuevo salto de los commodities y en un contexto de brecha cambiaria".

 La Casa Rosada proyecta reducir el déficit primario al 4% del PIB el año próximo.  "Para lograrlo el gasto primario tiene que pasar de caer 8% en los primeros 7 meses a subir un 10% real en los últimos 5 meses", indicó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

"Creo que la gran inconsistencia es la inflación", consensuó Victor Ruilova, economista de Econviews y detalló: "Estamos hablando de una baja de entre 12 y 16 puntos porcentuales respecto a la inflación con la que terminaremos el 2021 (45% según el presupuesto, y más cercana a 49% según el mercado). 

La norma prevé que "el 43% de los costos mayorista del sistema eléctrico sea cubierto por la tarifa eléctrica que abone el usuario", cuando actualmente es menor al 30%, lo que significa que habrá un ajuste tarifario.

Sin embargo, proyecta 1 billón más de emisión para financiar al Tesoro. "Para que legalmente el BCRA pueda financiar ese monto, la base monetaria y los ingresos del gobierno tendrían que estar creciendo al 50% interanual en diciembre del 2022, casi 20 puntos más que la inflación", alertó Ruilova.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios