Por la escalada de la inflación, piden al Gobierno sacar a los vinos de los controles de Precios Máximos

Desde las bodegas manifestaron su descontento con la prolongación del programa que mantiene congelados los precios, con leves ajustes menores a la tasa de inflación, en un contexto en el que los importes de consumo masivo están acelerándose.

Luego de que durante la cuarentena la tasa de inflación bajara por el parate económico, en los últimos meses de flexibilización los precios comenzaron a escalar y, entonces, los empresarios intensifican sus reclamos sobre los leves ajustes del programa de Precios Máximos.

En este caso, el pedido pertenece a las bodegas, eslabón final de la cadena de producción del vino, que solicita desafectar sus productos de la regulación vigente desde marzo, que sólo le autorizó dos actualizaciones de 4% y de 6%, cuando la inflación desde entonces se acerca al 30%.

"Desde que está vigente dicha resolución nuestras bodegas han sufrido un incremento de costos sideral que ya resulta imposible no trasladar gradual y prudentemente a precio en góndola", señaló en un comunicado Bodegas de Argentina, la cámara de la industria del vino de la República Argentina que nuclea a más de 200 bodegas de todo el país, aunque aclaró que en al principio entendieron la adopción de la medida.

Los empresarios indicaron que los insumos secos (envases, cajas, cartón, corchos, cápsulas, etiquetas) aumentaron hasta 40% desde marzo y el vino como insumo para embotellar, más de 250%. 

Asimismo, los costos logísticos han aumentado hasta 30%, mientras que se han cumplido con los incrementos salariales acordados por paritaria.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios