Nueva Ley Bases

El 'Señor Tabaco' resiste: pese a los planteos opositores, mantiene su beneficio impositivo

El gobierno de La Libertad Avanza se niega a reintroducir un artículo en la mega norma que igualaba a la Tabacalera Sarandí con el resto de los competidores del mercado

El gobierno de La Libertad Avanza se resiste a reintroducir un artículo que ponía en jaque a la tabacalera más grande del país. Luego de que en Ley de Bases original incluyera un artículo que perjudicaba al empresario Pablo Otero, apodado Señor Tabaco por el propio Presidente, el oficialismo dio marcha atrás y, pese a los pedidos de las bancada dialoguistas, los libertarios demoran el debate. ¿Se impuso el lobby?

En la previa al inicio del debate en la Cámara de Diputados, los integrantes del bloque Innovación Federal, bancada que preside la salteña Pamela Caletti, asistieron a Casa Rosada para avanzar en las negociaciones por la letra chica de la "Ley Bases"

A grandes rasgos, los legisladores acercaron las posturas de los gobiernos provinciales a los que representan. Además de Salta, ese bloque integra las fuerzas que hoy gobiernan las provincias de Río Negro y Misiones.

Durante el encuentro, que tuvo como anfitrión al ministro del Interior, Guillermo Francos, se coló un tema que generó reparos en las bancadas dialoguistas, pero, sobre todo, duras críticas por parte del gobernador Gustavo Sáenz. Se trata de la decisión, por parte del gobierno de La Libertad Avanza, de suprimir un artículo que había sido incluido en la ley original.

El proyecto original incluía un incremento de la alícuota de impuestos internos de 70% a 73%. Con la última versión de la Ley Bases -que el oficialismo se apresta a sancionar antes del 25 de mayo-, se perpetuaría el Impuesto Interno Mínimo, que en una primera instancia los libertarios proponían eliminar. El vocero Manuel Adorni sugirió que la discusión se abordaría en una ley aparte.

Con esa marcha atrás, se preservan intactos los privilegios de uno de los empresarios más poderosos del rubro: Pablo Otero, dueño de Tabacalera Sarandí, que maneja cerca del 40% del mercado a nivel nacional.

¿Los motivos? Tabacalera Sarandí se beneficia de una serie de cautelares a partir de la judicialización del Impuesto Interno Mínimo que equivale a unos $792,73 por paquete. En la práctica, le posibilita comercializar sus productos a un valor por debajo del valor promedio del mercado, en una competencia desleal.

En números, la distorsión de precios es tal que Tabacalera Sarandí declara ante AFIP y tributa por sus productos a precio muy bajo: Red Point ($625), Master ($568), Kiel ($525). Por lo que, considerando que los precios de venta al público de sus marcas de cigarrillo se ubican en una banda entre los $1000 y $1200, cerca del 50% de ese valor los consigue eludiendo el pago del tributo que sí abonan otras tabacaleras.


¿Se impuso el lobby del Señor Tabaco?

Este mediodía, en el encuentro que se celebró en Casa Rosada, Caletti puso el tema sobre la mesa. "Manifestamos nuestro gran enojo, nuestra preocupación, por la pretensión de sacar el tema de la regulación de tabaco. Son u$s 1000 millones que pierde la Argentina, se afectan 200 trabajadores".

La diputada Caletti llevó el reclamo a la reunión con Guillermo Francos.

"Vamos a seguir insistiendo en ese sentido", continuó Caletti, para luego rematar: "El Gobierno nacional toma nota, aunque ellos plantean la posibilidad de su debate posterior. Nosotros creemos que el momento es este".

En Casa Rosada, reconocieron que introducir ese tema en el articulado de la ley generaría algunas complicaciones, pero no dieron más detalles.

"Salta y Misiones vamos a insistir con el posicionamiento", aseguró la salteña en diálogo con este medio, y dejó en claro que la intención de su bloque no es condicionar el tratamiento de la ley bases a este tema. 

Temas relacionados
Más noticias de tabaco

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.