presupuesto 2021

Meta de déficit fiscal: cómo impactan los DEGs, el precio de la soja y el aporte solidario

Los u$s 4355 millones que llegaron al país mejorarán en un punto al déficit fiscal. Además, los ingresos del Aporte Solidario mejorarán el resultado en un 0,5% del PIB y los de retenciones un 0,6% del PIB.

 El Presupuesto 2021 sostiene que el déficit primario de este año será de 4,5% del PIB. Aunque en las semanas previas a las elecciones se acelera el gasto, el Gobierno sobrecumplirá la meta -quedaría por debajo del 4%- gracias a la mejora de los precios internacionales, la llegada de los 3.055 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG) que envió el FMI, y el ingreso por el Aporte Solidario.

La primera mitad del año estuvo caracterizada por un déficit bajo que fue de 0,5% del PBI. Sin embargo, los analistas consultados por el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) esperan que en el segundo semestre se sume un 2,8% y el año termine con un déficit de 3,3% del PIB.

En el caso de la consultora Eco Go, proyectan que el año finalizará con un déficit primario del 3,1%, que se explica principalmente gracias a los ingresos extraordinarios del Aporte Solidario que mejorarán el resultado en un 0,5% del PIB y a la entrada de dólares por derechos de exportación principalmente a los productos agroindustriales, que aportarán un 0,6% del PIB

Además, si se tienen en cuenta los u$s 4.355 millones que llegaron ayer al país por ampliación derechos de giro del FMI el resultado fiscal quedaría en 2,1%. De todos modos, es importante aclarar que más allá de que en la mayoría de los países esta inyección de dinero la recibe el Tesoro para afrontar la recuperación por la crisis que generó el Covid, el Gobierno adelantó que utilizará los DEG para incrementar las reservas netas del Banco Central para afrontar los tres pagos que le debe hacer la Argentina en el mediano plazo al FMI.

"Desde la consultora estimamos un PIB en de 448.000 millones de dólares para este año, con lo cual si se computan los DEG por encima de la línea, implicaría un déficit un punto porcentual menor", señaló Sebastián Menescaldi, director de Eco Go.

En los primeros siete meses del año el déficit primario totalizó en 0,7% del PIB, en gran parte por el ingreso del Impuesto a las Grandes Fortunas que significó $190.000 millones. Sin este monto el déficit primario ya sería del 1,2% del PIB.

"La foto del déficit fiscal mejora con el ingreso de los DEGs, pero en el fondo hay que tener en cuenta que no es una mejora del panorama porque se van a usar para pagarle al Fondo", aclaró Fernando Marull, director de la consultora FMyA.

"El principal desafío se traslada a 2022, cuando la ausencia de los ingresos extraordinarios por el Aporte Solidario, los DEGs que aportó el FMI y la mejora de los precios internacionales exijan un recorte más adecuado del gasto para lograr una gradual convergencia fiscal", indicaron desde la consultora LCG que dirige Guido Lorenzo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios