SEGUNDO TRIMESTRE

Mejoró la distribución del ingreso pero la canasta básica es inaccesible para la mayoría

La comparación con el trimestre anterior exhibe una reducción de la brecha entre los deciles más altos y más bajos, pero tomando el ingreso promedio casi el 80% de la población no logró equiparar el costo de la canasta básica.

Una conocida sentencia asegura que una estadística puede usarse para demostrar una cosa o también lo contrario, dependiendo del cristal con el que se mire. Es lo que parecen indicar los datos de distribución del ingreso, que difundió esta tarde el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).     

Estas dos formas de leer la foto del segundo trimestre en materia de ingresos de los argentinos revelan, por un lado, una mejora de los indicadores en relación al trimestre previo y, va de suyo, también al segundo trimestre de 2020, el peor desde que llegó la pandemia de coronavirus al país. 

Pero por otro, indica que ocho de cada diez personas tenían en junio ingresos inferiores a los necesarios para poder acceder a la canasta básica de bienes y servicios, que determina el umbral de la pobreza.

Tarjeta Alimentar: bono de $ 12.000 de ANSeS, cómo saber si lo cobro hoy y cómo inscribirme 

"En junio último, la Canasta Básica Total (alimentos y algunos servicios como salud, educación, transporte y comunicaciones) tenía un costo de $66.488 y la (canasta) Básica Alimentaria de $28.414. Un 58,6% de la población total percibió algún ingreso, cuyo promedio fue de $43.907, de acuerdo con las cifras oficiales", señala un despacho de la agencia Noticias Argentinas.

Al respecto, la agencia destaca que "el 80% de las personas con ingresos promedios de hasta $54.412 y el 50% de los hogares con hasta $57.564, no alcanzaban a cubrir en junio último el costo de la canasta básica que define el nivel de pobreza".

De acuerdo al informe del Indec, el ingreso promedio per cápita del total de la población, que corresponde a 28.872.492 personas, según la muestra de 31 aglomerados urbanos medida por la Encuesta Permanente de Hogares, alcanzó $26.021, mientras que la mediana del ingreso per cápita fue de $19.200.

Apuntó, además, que según la escala de ingreso individual, "el ingreso promedio del estrato bajo (deciles del 1 al 4) equivale a $15.357; el del estrato medio (deciles del 5 al 8), a $40.994; y el del estrato alto (deciles 9 y 10), a $106.880".

Por otra parte, según se desprende del informe oficial, en el caso de los hogares, los ingresos laborales representaron el 76,5% de los ingresos totales, mientras que los ingresos no laborales alcanzaron el 23,5% restante. 

"El peso de los ingresos no laborales fue mayor para los deciles de ingreso total familiar más bajos, siendo 66,0% en el primero y 11,7% en el décimo", una muestra de la inestabilidad en los ingresos y la precarización laboral que domina el día a día de amplios sectores de la población.

Otra mirada

En este contexto, desde el Gobierno destacan que "mejora la distribución del ingreso", a partir del hecho de haberse reducido el Coeficiente de Gini en la comparación trimestral.

"El coeficiente de Gini del ingreso per cápita familiar fue en el II trimestre de 0,434 contra 0,445 del I trimestre 2021 y 0,451 del II trimestre de 2020. Es decir, viene mejorando trimestre contra trimestre", apuntaron.

El índice de Gini es un coeficiente que mide la desigualdad de ingresos entre las y los ciudadanos de un país en un período de tiempo determinado. El índice varía entre 0 y 1, siendo 0 el valor que indica que todos y todas tienen los mismos ingresos (máxima igualdad), mientras que 1 significa que todos los ingresos los tiene un solo ciudadano, lo que representa la máxima desigualdad.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios