Más allá del CongresoExclusivo Members

Mayo tuvo superávit, pero puede ser el último: los factores que presionan el gasto

Mayo cerró con superávit fiscal por quinto mes consecutivo, anticipó Caputo. Sin embargo, se espera que la estacionalidad de junio juegue en contra de la principal ancla del programa. Hay cruces por el proyecto de UxP para jubilaciones, junto a otros elementos que se suman.

En esta noticia

En medio del debate por el impacto del cambio de fórmula de movilidad jubilatoria que avanzó en Diputados, el presidente Javier Milei advirtió que en junio no habría superávit fiscal. El costo del proyecto está en el ojo de la tormenta: según la OPC sería del 0,45% del PBI.

Pero junio recién empieza y el Gobierno avanzó este miércoles con la suba postergada de tarifas de energía, tanto en luz y gas, como para achicar la masa de subsidios, con impacto en los sectores medios y bajos y fuertes cambios en los topes de consumo que pueden llevar a los usuarios a pagar tarifa completa por los excedentes.

El ministro de Economía, Luis Caputo, reveló que mayo finalizó con superávit financiero por quinto mes consecutivo, un hecho que no ocurría desde hace más de una década. Así lo aseguró durante el encuentro de ejecutivos de finanzas del IAEF. 

Luis Caputo en el Latam Economic Forum en Parque Norte

Del lado de la recaudación, el Gobierno obtuvo buenas noticias. En mayo, los ingresos a través de AFIP treparon 10,7% anual en términos reales, lo que significó la primera suba real tras 8 meses en baja.

Sin embargo, desde la consultora LCG aseguran que la recaudación "no responde a una dinámica que pueda ser entendida como permanente". Esto es debido a que Ganancias revirtió la caída de últimos meses y creció 80% interanual en términos reales. Desde LCG explicaron que "la suba obedece a la liquidación del impuesto por parte de empresas que cerraron balance en diciembre último y se vieron favorecidas por la devaluación".

Además, el resto de la recaudación se sostienen en dos impuestos que el Gobierno quiere eliminar, como son el PAÍS y las retenciones. El primero mostró un alza del 252% anual real, y los segundos del 11% anual real.

¿Último mes de superávit?

Sin embargo, la consultora Vectorial advierte que en relación al plano fiscal, "es probable que mayo sea el último mes en donde veamos superávits primario y financiero, medida gracias al efecto de la estacionalidad". 

La importación de gas pone a prueba el superávit

La consultora, que integran los economistas Eduardo Hecker y Haroldo Montagu, asegura que la estacionalidad jugará en contra en junio: "Las erogaciones por aguinaldos se sumarán al efecto de la decisión de congelar tarifas, y a la normalización del flujo de pagos a CAMMESA, que conlleva el acuerdo finalmente alcanzado con las energéticas".

Además, agregaron: "Con la recaudación de retenciones corriendo lenta junto a la cosecha y aún sin paquete fiscal a la vista, el Ejecutivo ya adelantó que el saldo en las cuentas dejará de ser favorable por lo que se deberá recurrir al colchón alcanzado durante el primer semestre". 

El Congreso, en el centro

Hoy en el mercado todas las luces están puestas en la política, más precisamente en el Congreso. Si el Senado finalmente avanza con la aprobación de la diluida ley bases y el paquete fiscal, podrían aportarse recursos equivalentes al 2% del PBI. 

Pero al mismo tiempo, desde la misma política podrían sumarse gastos. Por un lado, las jubilaciones. Hay varios proyectos que se tratan en el Congreso. Según un informe de la OPC, en la actual fórmula definida por decreto, el Estado destinará a las erogaciones previsionales 7,14 % del PBI. Si saliera el proyecto de la UCR pasaría a 7,57%. Si saliera el de UxP, treparía al 9% del PBI, casi 2 puntos más. 

Uno de los economistas cercanos al Gobierno, Fausto Spotorno, de la consultora de Orlando J. Ferreres, cuestionó el proyecto promovido por UxP. "Solo 0,45% del PIB es semejante a todo el paquete fiscal de la ley bases", indicó sobre el argumento que presentaron los legisladores. Según los cálculos de OJF, que coinciden con los oficiales, la aprobación de la Ley Bases traería ingresos entre 0,4% y 0,5% del PBI, aunque varios con efecto "por única vez", como en el caso del blanqueo de capitales, que aportaría 0,1%/PBI.

A eso se suma el pedido de la restitución del Fondo de Incentivo Docente (FONID) que quiere hacer el Congreso, aunque el martes el kirchnerismo no logró consenso para avanzar. Según otro informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC), su vuelta implicaría sumar gastos por 0,21% del PBI. 

Si bien el presidente Javier Milei anticipó que vetará todos los proyectos que impliquen una suba en los gastos, la lectura del mercado es que podría tener que pagar el mismo en su persona el costo político y debilitar su imagen, que es hoy una de las claves de la tolerancia social al ajuste. 

Temas relacionados
Más noticias de Superavit

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.