Cercano a CFK

Fin de la novela: Martín Soria es el nuevo ministro de Justicia

Lo confirmó el propio Presidente en una entrevista que se difundirá esta noche por televisión. El diputado por Río Negro reemplazará así a Marcela Losardo. De ADN peronista, hace tiempo que valida la visión cristinista del lawfare

Un misterio que no era tal: al final el diputado rionegrino Martín Soria será el nuevo ministro de Justicia. Después de una semana de incertidumbre, Alberto Fernández eligió para reemplazar a su ex socia del estudio jurídico a uno de los primeros que había sonado como posible sucesor. 

La danza de nombres siguió durante días, sumando figuras, pero Soria junto a su colega massista Ramiro Gutiérrez, fueron los dos legisladores que el propio Fernández admitió como posibles. Fue en aquella entrevista en C5N donde el Presidente había admitido el "agobio" de Marcela Losardo y su futura renuncia, amagada incluso días antes. 

Un trámite formal que fue presentado recién el pasado viernes pero aún no fue aceptada por el Presidente. El nuevo ministro deberá ahora esperar a la próxima sesión en Diputados para que sus pares le acepten su renuncia para poder asumir formalmente. Recién está prevista una para fin de mes.

"Hoy almorcé con Martín Soria, le hablé un poco de cuáles son mis expectativas y aceptó hacerse cargo", contó Fernández en un adelanto de la entrevista. 

Quién es Martín Soria, flamante Ministro de Justicia

Como toda la novela empezó en TV, la revelación también se hizo en la pantalla chica. En una entrevista grabada esta tarde, pero que se difundirá esta noche a las 23 en Canal 9, el mandatario confirmará el nombre del reemplazante ante los conductores del programa "Fuego Amigo"

Como el mismo mandatario había hecho circular el nombre de Soria, con el correr de los días de indefinición se pensó que surgiría un "tapado".  Y no apareció uno solo: desde la abogada feminista Marisa Herrera, que corría con ventaja en teoría, pasando por el funcionario albertista Julio Vitobello, desactivado enseguida, hasta hoy mismo se llegó a escribir que fusionarían las carteras de Justicia con Interior para entronizar a Eduardo "Wado" de Pedro. Todos globos de ensayo. 

O no. Las negociaciones subterráneas con Cristina Fernández de Kirchner llegaron a trascender. No es un secreto que el ministerio de Justicia estaba en la lupa de una Vicepresidente que cree ver que el lawfare, como llama a la supuesta persecución jurídica por sus múltiples causas, no terminó con el fin del macrismo. El propio Fernández, que endureció su discurso en la asamblea legislativa del 1M, admitió que Losardo no tenía el perfil para "lo que viene", en términos de la relación de la Casa Rosada con los tribunales. 

Profesor de Derecho Penal, en el cristinismo desde el inicio del mandato albertista supusieron que el Presidente tendría su mirada puesta en el Poder Judicial. "Él la echó, él debe nombrar su reemplazante", se desentendían durante el fin de semana en el Instituto Patria, el think tank cristinista que auspició la salida anticipada de la ahora ya ex ministra. Pero, por lo bajo, ya no disimilaban sus críticas a Losardo por, entender, que ella era mucho más diplomática que lo que pretendían de un funcionario de ese nivel. Si de diplomacia se trata, ya se sabe que la ex funcionaria asumirá como embajadora argentina ante la Unesco en París

De una forma u otra, Cristina Fernández de Kirchner controlaba parte del ministerio gracias al número dos, Juan Martín Mena, una constante en el reparto todista del poder al interior de las estructuras ministeriales. Si bien tiene un ADN peronista, en el último tiempo Soria avaló la visión cristinista de una Justicia persiguiendo opositores. "El lawfare en la Argentina sigue más vivo que nunca en algunos despachos del Poder Judicial y en la Corte Suprema", dijo hace no mucho, en febrero. Es uno de los diputados impulsores de la supuesta "Mesa judicial M" durante la gestión de Cambiemos y hasta bautizó a los tribunales federales como "Comodoro PRO"

"Quienes nos gobernaron entre 2015 y 2019 nos dejaron un Poder Judicial totalmente partidizado. Los mismos jueces que entraban y salían como pancho por su casa del despacho presidencial, siguen en su cargo hoy. Esos personajes siguen en un Poder Judicial rancio, corrompido y sin rastros de independencia e imparcialidad", acusó el ahora flamante ministro de Justicia que tendrá por delante, entre otras cosas, desempolvar la reforma judicial que promueve el Gobierno. 






Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • CAA

    Carlos Angel Arce

    16/03/21

    Argentina murió. A cara descubierta los chorros kirchneristas tomaron el poder. El presidentito Fernandez se bajó los pantalones.

    0
    0
    Responder
  • RF

    Roberto Farias

    15/03/21

    es una mascara falsa,

    por atras esta el chino zanini manejando los hilos

    estuvieron peleando hasta ultima hora el sabado, hasta que la doña lo mando al chino a bs as y le dijo hacete cargo, no me importa como sea, pero hacete cargo vos

    0
    0
    Responder