NEGOCIACIÓN EN MARCHA

Guzmán busca recortar el sobrecosto de un nuevo programa con el FMI

El planteo que hizo en la reunión del G20 apunta a evitar sobretasas que van de los 200 a 300 puntos básicos en el caso de los programas de facilidades extendidas. Qué dicen las reglas del Fondo.

 Durante la reunión de ministros de Economía y Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20, Martín Guzmán dejó un pedido para modificar el costo de los créditos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que para la Argentina implica una sobretasa de dos o tres puntos de recargo en el eventual nuevo programa de Facilidades Extendidas (Extended Fund Facility, EFF) que se busca cerrar con el organismo.

Este año vencen u$s 3600 millones de capital con el Fondo y otros u$s 1000 millones por intereses, de los que ya se pagaron u$s 315 millones. Por el acuerdo extraordinario de Stand By firmado en 2018 durante la administración de Mauricio Macri y renegociado en 2019, la Argentina paga una tasa del 3%, mientras que los créditos regulares del organismo van del 1 al 2%. Ahora el Gobierno busca un EFF que va de 4 a 10 años con pagos en 12 cuotas semestrales iguales más intereses.

El pedido de Guzmán fue que el Fondo "revise y modifique los recargos que aplica en los créditos que otorga sobre la tasa de interés básica, ya que crean inequidades que perjudican de forma desproporcionada a los países emergentes y de ingresos medios con las cuotas más bajas y es procíclica, porque impone condiciones más duras a los países que tienen condiciones de mercado más adversas".

"El costo de endeudamiento está vinculado a la tasa de interés de mercado del FMI, conocida como la tasa básica, que equivale a la tasa de los Derechos Especiales de Giro (DEG) más 100 puntos básicos, o 1 punto porcentual", detalla el FMI. Pero "los préstamos de gran cuantía" como lo sería la refinanciación de los u$s 44 mil millones otorgados a la Argentina, "están sujetos a una sobretasa de 200 puntos básicos" si el crédito llega al 187,5% de la cuota del país. Si después de 51 meses el crédito sigue por arriba del 187,5% de la cuota, la sobretasa se eleva a 300 puntos básicos. "Estas sobretasas tienen por objeto desalentar un uso importante y prolongado de los recursos del FMI", detalla el organismo.

"Esta política será revisada este año, y consideramos que para salvaguardar la estabilidad financiera global, es muy importante que trabajemos juntos para revisar y cambiar esta política, de manera que tengamos un sistema más equitativo y que no sea procíclico", remarcó el Ministro en la videoconferencia del G20 bajo la presidencia de Italia.

En su participación, donde también estuvo el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, Guzmán también abogó por una ampliación de los derechos especiales de giro (DEG) que el Fondo reparte entre sus países miembros para respaldar la reactivación de los países de ingresos medios y bajos.

La titular del FMI, Kristalina Georgieva busca que se apruebe una ampliación por u$s 500.000 millones, que para la Argentina representarían la llegada de alrededor de u$s 3.300 millones. Se estima que el aumento de las reservas del Fondo llegaría en abril, tras la reunión de primavera en el hemisferio Norte.

Asimismo, el titular de Economía manifestó que "la Argentina apoya plenamente una nueva asignación general de derechos especiales de giro, que proporcionará fondos para las economías de ingresos bajos y medios que se necesitan con urgencia". En esta línea, Guzmán aseguró que "el momento en que más se necesitan es ahora, por lo que debemos actuar con rapidez".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios