Los números que muestran por qué el salario mínimo no cubre la línea de indigencia

La canasta alimentaria en lo que va del año subió $8800 y llegó a $34000. Advierten que la diferencia de precios entre los mismo productos regulados y los comercios donde no están los programas oficiales "en el acumulado del año pueden ser de hasta el 75 %".

 En septiembre, una familia tipo de dos adultos y dos menores en la Argentina necesitó $33.968 para no caer bajo la línea de indigencia, de acuerdo con la estimación de la canasta básica alimentaria (CBA) estimada por la consultora Focus Market. 

En nueve meses aumentó $8812, es decir un 35%. De esta manera la CBA quedó por encima del salario mínimo vital y móvil (SMVM) que luego del último ajuste quedó en $31.000.

Una de las explicaciones es el avance de la inflación. En agosto había desacelerado y el IPC que difunde el Indec fue del 2,5% pero las consultoras privadas adelantan que será un piso para lo que resta del año, y ya en septiembre volverá a tomar temperatura. El dato oficial lo anunciará el Indec esta semana.

"En septiembre se ajustó el salario mínimo vital y móvil por tercera vez a $ 31000. Sin embargo, la canasta básica alimentaria, que medimos por fuera de los canales donde se encuentran los programas oficiales, asciende a $ 33968. Es decir, ni bien arranca el nuevo salario mínimo vital y móvil ya está quedando 9,5 % por debajo de la canasta básica alimentaria", indicó Damián Di Pace, director de la Consultora Focus Market.

En comparación con agosto, el incremento de la canasta básica total fue del 2,92%, y pasó de $33.004 a $33.968.

En esta línea, según las consultoras privadas, la inflación a lo largo del país en septiembre estuvo en torno al 3%, medio punto por encima del promedio nacional para agosto que había dado un IPC del 2,5%.

El gobierno intenta acelerar los acuerdos con las grandes empresas proveedoras para el programa de Precios Cuidados que impacta directamente sobre las opciones de los argentinos para acceder a la canasta básica de alimentos. El plan acaba de vencer y las alimenticias piden ajustes de precios. Las últimas negociaciones las llevará el nuevo secretario de Comercio, Roberto Feletti.

"Las diferencias de aumentos de precios entre los productos mismas marca y presentación pertenecientes a este programa y los comercios donde no están estos programas en el acumulado del año pueden ser de hasta el 75 %. Hoy en Argentina hay 18 programas simultáneos de control, supervisión y fiscalización de precios récord. Sin embargo, los mismos no están logrando su objetivo final por que la inflación interanual es del 51,4 %", concluyó Di Pace.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios