CLIMA TENSO

Pases de factura y reclamo de fondos, en la reunión entre Axel Kicillof e intendentes PRO

En una reunión que estuvo cerca del desborde, los intendentes macristas se quejaron por las demoras en la entrega de partidas. Preocupación por la inflación y la situación social. El intendente de Junín mencionó el fantasma de los saqueos

"No estaríamos como estamos si no fuera por lo que nos dejaron Vidal y Macri", dijo el gobernador Axel Kicillof, de mal humor, al grupo de cuatro intendentes del PRO, representantes de más de 50 que el partido opositor tiene en la provincia de Buenos Aires.

"¿Pero no se dan cuenta de lo que está pasando? El problema lo tienen en su interna ¿y se la agarran con nosotros? Así no se puede hablar", contestó muy enojado Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, que se levantó como para irse de la reunión.

Intendentes se quejaron porque les giraron "280 mil millones de pesos en 2021, y apenas 122 mil millones en lo que va del año de Nación a la Provincia, sin contemplar a los municipios".

Ahí fue que apareció la mediación de Juan Pablo De Jesús, actualmente a cargo de la relación con los municipios como Vicejefe de Gabinete bonaerense, pidiendo que se moderen los ánimos en un día especialmente difícil para cualquiera que tenga responsabilidades de gestión. "Así no vamos a resolver nada, bajemos todos un cambio por favor", dijo. Montenegro volvió a su silla, pero el clima tenso no mejoró demasiado. 

¿Revancha en 2023? Mauricio Macri recorre el conurbano con traje de candidato

El PRO remoja las barbas y se pregunta cómo destronar a Axel Kicillof ante el crecimiento libertario

Es que el encuentro había sido solicitado hace diez días para pedir el envío de fondos comprometidos para obras de infraestructura que estaban muy demoradas, pero la dinámica de la crisis cambió las prioridades. "Si antes con lo pactado alcanzaba para asfaltar 10 cuadras, ahora apenas 2, siempre y cuando alguien nos venda el cemento necesario. No hay forma de planificar nada", comentó uno de los presentes.

En un comunicado distribuido posteriormente, los intendentes precisaron un reclamo en torno a los fondos que se coparticipan a los distritos. Se quejaron porque les giraron "280 mil millones de pesos en 2021, y apenas 122 mil millones en lo que va del año de Nación a la Provincia, sin contemplar a los municipios". Y patalearon porque "esto es injusto, dado el rol crucial que cumplimos en la vida de los vecinos. Se complica hacer las obras convenidas, sostener los gastos de seguridad y afrontar las necesidades alimentarias. Además, en algunos casos vemos discriminación de los municipios de Juntos".

Aunque ahora el centro de la preocupación está dirigido a lo social, "no tanto porque los planes y los alimentos no lleguen, sino porque el Frente de Todos está que arde y no se descarta que haya saqueos empujados por los movimientos sociales para resolver la disputa interna de la coalición oficialista", según lo que comentó a El Cronista un dirigente del PRO bonaerense.

El intendente de Junín, Pablo Petracca, lo planteó directamente, porque la policía ya dio alertas por saqueo que, de todos modos, no se concretaron. Otros intendentes no lo explicitaron, pero quedó claro que temen que la situación se desbande en municipios opositores. En los gobernados por el oficialismo, en cambio, los movimientos sociales evitan seguir tensionando la relación con los intendentes del FdT, ya de por sí complicada por la distribución de los planes sociales .

Además de Petracca y Montenegro, estuvieron presentes Julio Garro (La Plata) y Diego Valenzuela (Tres de Febrero). Fueron dos por el conurbano y dos por el interior, en representación de los 56 intendentes del PRO en la Provincia. Entre todos, acordaron la agenda, básicamente la precariedad laboral y la pobreza en aumento, sumados a la incertidumbre de las PyMEs a la hora de producir y vender. 

Según el comunicado que difundió el PRO, el Gobernador se comprometió a "evaluar los planteos y entregar una devolución en una semana respecto de cómo se pueden paliar estos efectos negativos en los municipios".

Kicillof estuvo acompañado por De Jesús, la ministra de Gobierno Cristina Alvarez Rodríguez y el ministro de Hacienda Pablo López. Según informaron oficialmente, "el principal objetivo es garantizar la continuidad del plan histórico de infraestructura que lleva adelante la Provincia en materia escolar, vial, sanitaria y penitenciaria".

También dijeron que Kicillof  planteó que "la economía está creciendo y estamos mostrando resultados concretos: nunca hubo un plan tan ambicioso en materia de infraestructura como el que estamos llevando adelante". 

Ese diagnóstico fue confirmado por los intendentes de la oposición quienes, al término del encuentro, dijeron que "como Alberto, Kicillof vive en las nubes y no tiene la menor idea de lo que está pasando en la calle". En resumen, fue un encuentro cargado de tensión y miradas discordantes.

Néstor Grindetti recibió en Lanús a Horacio Rodríguez Larreta, con quien recorrió el Municipio para ver las políticas de seguridad en el distrito. Antes había avisado en sus redes sociales que hace varios días le pidió una reunión a Silvina Batakis para conocer el rumbo de la economía y alertarla sobre las pymes que no pueden producir. Hasta ahora, no tuvo respuesta.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.