BolsilloExclusivo Members

Licuadora de salarios: la preocupante cifra que muestra por qué cae el consumo

Un trabajo privado reflejó la pérdida del poder adquisitivo que vienen mostrando los haberes en los últimos meses. La comparación con las gestiones anteriores.

El poder adquisitivo de los argentinos no deja de perder terreno y entre noviembre de 2023 y abril de este año la baja de la capacidad de compra de los salarios el golpe se hizo notar, un escenario que se evidencia en la baja constante del nivel de consumo.

Según un relevamiento elaborado por el Centro de Investigación y Formación de la República Argentina, durante el último semestre la pérdida del poder adquisitivo fue del 14,9%, con diciembre y enero como puntos más altos y cuando se sintieron con mayor intensidad los efectos negativos de la devaluación y la consecuente suba de precios.

De hecho, en el trimestre noviembre-enero se dio una caída más notoria, que llegó al 21,3% en general, aunque si se lo mide en términos de compra de alimentos se redujo 23,8%.

Según el trabajo, hoy se observa tal vez un estancamiento de los precios, aunque esto tiene que ver más con la "profunda recesión". "En ese marco, algunas negociaciones paritarias pudieron recuperar parte de lo que los salarios perdieron en el inicio del nuevo gobierno, lo que se muestra en el promedio como una mínima recuperación relativa", dice el trabajo.

Dentro del contexto de la pérdida del poder adquisitivo también aparece el pobre movimiento que tuvo el salario mínimo vital y móvil. En este caso el desplome fue mayor a la del salario real, y tocó el 28,8%.

El relevamiento muestra que la caída salarial que se dio entre noviembre y abril fue "sustantivamente mayor" para el sector público, a raíz del fuerte ajuste que se viene aplicando en el gasto estatal. Así, entre noviembre de 2023 y abril pasado el salario registrado promedio real del sector público cayó 21,3%, mientras que en el sector privado la disminución fue de 11,2%.

La situación de los salarios públicos

Dada la reducción salarial que ya se había acumulado durante el gobierno anterior, el salario real del sector público fue en febrero de 2024 un 29,9% más bajo que en noviembre de 2019 y 20,9% menor en el caso del sector privado. Cuando la comparación se realiza respecto de noviembre de 2015, las pérdidas alcanzan al 46,3% y 36%, respectivamente.

El relevamiento apunta también que "sobre un nivel inflacionario que ya venía siendo muy elevado en el segundo semestre de 2023", el nivel general de precios mostró un salto en diciembre -devaluación mediante- que fue de 25,5% en solo un mes, mientras que los precios promedio de los Alimentos y bebidas se elevaron 29,7%.

"Al mes siguiente, la inflación mensual superó en ambos casos el 20%. Fue precisamente ese momento el que coincidió con las mayores pérdidas en el poder adquisitivo de las remuneraciones", destaca.

El Centro de Investigación y Formación de la República Argentina también muestra el comportamiento de los salarios en gestiones anteriores. Indica, por ejemplo que si el salario registrado real actual se compara con el nivel que tenía al final del gobierno de Mauricio Macri, en noviembre de 2019, se da una caída de 24,2% (y 32,1% menor si se mide en alimentos).

Si la comparación se realiza respecto del nivel de noviembre de 2015, último mes completo de la presidencia de Cristina Fernández, resulta casi 40% más bajo.

En este contexto, febrero fue el único en el cual los salarios aumentaron su poder de compra, aunque solo 1%, y al mes siguiente volvieron a retroceder.

Temas relacionados
Más noticias de salarios

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.