La industria retrocedió 5% en mayo y profundiza el retroceso del mes anterior

Fue en términos desestacionalizados respecto de abril, indicó esta tarde el Indec. También se registró una contracción del 3% en la actividad de la construcción en relación a abril.

El Índice de Producción Industrial (IPI) manufacturero, registró en mayo un crecimiento de 30,2% respecto del mismo mes de 2020, y ya hilvanó siete meses consecutivos en terreno positivo en la comparación interanual, aunque tuvo una caída de 5% en términos desestacionalizados contra abril.

El mes anterior el desestacionalizado también había dado un retroceso de 1,9%, revelando, de alguna manera, ciertas limitaciones para consolidar el despegue del sector fabril en el contexto de la pandemia.

El tropezón de mayo respecto del mes previo llevó a la industria a ubicarse -1,8% por debajo del nivel pre-Covid de febrero de 2020, siendo ésta la primera vez que esto sucede en los últimos siete meses. 

El tropezón de mayo respecto del mes previo llevó a la industria a ubicarse -1,8% por debajo del nivel pre-Covid de febrero de 2020, la primera vez que  sucede en los últimos siete meses

El Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), en tanto, tuvo un desempeño similar, creciendo 70,9% respecto de mayo de 2020, aunque con un retroceso de 3% en la comparación con abril, en términos desestacionalizados. 

En el acumulado de los primeros cinco meses del año, por su parte, la producción del sector manufacturero registró un avance del 23%

Durante los primeros cinco meses del año la construcción acumuló también un avance de 70,9%, aunque la medición sin estacionalidad ya lleva cuatro meses seguidos en rojo.

Los sectores

Hay que destacar que tanto los datos de producción industrial como en la construcción son particularmente elevados frente a doce meses atrás, debido a la baja base de comparación en el contexto de la pandemia en el segundo trimestre del año pasado.

Eso explica, en algún punto el desempeño de la mayoría de los sectores. De acuerdo a la información provista por el instituto estadístico oficial, 15 de los 16 sectores relevados tuvieron crecimiento interanual.

Entre ellos, se destacan tres sectores con subas de tres dígitos, correspondientes a   Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes (275,2%), Otros equipos de transporte (163,6%) y Prendas de vestir, cuero y calzado (149,8%).

Además, se observaron fuertes incrementos en Productos minerales no metálicos (88,2%), Industrias metálicas básicas (85,1%), Otros equipos, aparatos e instrumentos (80%), Maquinaria y equipo (72,8%) y Productos textiles (66,1%).

Con un comportamiento más modesto, cierran el listado Muebles y colchones (14,5%), Sustancias y productos químicos (14,2%), Madera, papel, edición e impresión (6,3%) y Alimentos y bebidas (2,8%). 

En cuanto a los insumos de la construcción, el informe de actividad del sector, destaca que la producción de hormigón elaborado creció nada menos que 291%, mientras que el asfalto, que explica el dinamismo de las obras públicas viales, se se incrementó 174,9%, mosaicos graníticos y calcáreos (168%) y ladrillos huecos 91,6%.



Tags relacionados

Compartí tus comentarios