¡Imperdible!

La historia del pasado de Javier Milei que menos conocías

Si bien en la actualidad tiene un alto nivel de popularidad y este domingo fue votado por uno de cada tres argentinos, tiene una anécdota poco popular.

A mediados de 2022 y seis meses después de su llegada al Congreso, Javier Milei empezaba a dar indicios de que quería ser Presidente. En la actualidad ya no necesita presentación, contemplando que uno de cada tres argentinos lo votó. Sin embargo, tiene un pasado desconocido que empieza a tomar trascendencia por estas horas: atajó en Chacarita, entrenó con la Primera y algunos recuerdan "el día que le atajó todo a River".

El 10 de junio del año pasado, en medio de un frío que maltrataba a la ciudad de Buenos Aires, el León convocó a su primer gran mitin en la periferia de la capital argentina. Y si bien este domingo dio un nuevo paso sobre su deseo de "atajar" a la inflación, su curriculum indica que anteriormente no volaba para contener la suba de precios sino para evitar goles.

En el presente se le podría destacar su ingenio. Comandó una estrategia controvertida, turbulenta y por momentos escandalosa, pero sin un gran aparato ni una imperiosa estructura logró seducir a una sociedad que cada vez confía menos en los políticos. De todas maneras, aquellos que lo conocen de jovencito, aseguran que su personalidad dio un cambio rotundo y las excentricidades de la actualidad no condicen con su timidez del pasado.

Milei fue arquero de Chacarita

De jovencito se puso los guantes para custodiar el arco de la Categoría ´70 del Funebrero, a donde regresó en 2021 después de tres décadas. "¿Milei? ¿Cómo no me voy a acordar de Milei? Un arquero seis o siete puntos. Yo lo dirigí en sexta división pero nada que ver con el Milei que se sube ahora al escenario. Es otra persona, acá en el club no podemos creer cómo cambio", asegura Eduardo Grecco, actual entrenador de las inferiores, y que a mediados de los años ´80 fuera técnico del ahora líder libertario.

Lo cierto es que llegó a San Martín en Novena División y le tocó competir con Juan Carlos Docabo, quien tuvo un futuro más fructífero y llegó a ser suplente de José Luis Chilavert cuando Vélez fue campeón del mundo en 1994.

Los que lo siguieron de cerca aseguran que nunca hubiera alcanzado una carrera inolvidable, pero también recalcan que brindaba ciertas garantías. "Sabes qué pasa, no era un Loco Gatti, era de perfil muy bajo. Un chico de poco hablar, casi mudo, no le conocíamos la voz. Era callado y obediente. Nada que ver con lo que vemos ahora, por eso muchos de aquella época no se acuerdan de Javier", destaca Grecco.

En paralelo, el memorioso Marcelo Venturelli, Coordinador de las Inferiores de Chacarita por estos tiempos, contó una anécdota que eleva su estátus. "Yo soy dos categorías más grande pero fue compañero mío porque un año lo jugó en mi categoría porque lo subieron de Octava a Sexta división. Me acuerdo que hizo un partidazo en la cancha de River, se atajó todo. Ese día River ganó 1 a 0 con gol de penal de Fabio Talarico".

Si bien en la actualidad es conocido como "El León", en su época de arquero llevaba el apodo de otro felino. "Un Gato en el arco", señalan en el Tricolor. Lo cierto es que en 1989, preocupado por la hiperinflación durante la estadía de Raúl Alfonsín, decidió cambiar los guantes por los libros. Y, si no ocurre una catástrofe política, en poco tiempo podría sentarse en el sillón de Rivadavia.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.