Encuentro de Líderes

Desequilibrio fiscal financiado con emisión y riesgo de un rodrigazo: dos expertos analizan la economía argentina

La directora ejecutiva de Eco Go Consultores, Marina Dal Poggetto, y el economista jefe de FIEL, Daniel Artana, disertaron este martes en el Encuentro de los Líderes y compartieron su perspectiva sobre la coyuntura económica actual.

¿Qué necesita la Argentina para resolver la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI)? ¿Qué características fundamentales debería contener el programa para llegar a un acuerdo con el organismo internacional? ¿Qué debe hacer el Gobierno para solucionar los problemas macroeconómicos actuales?

Con estos interrogantes como disparadores, la directora ejecutiva de Eco Go Consultores, Marina Dal Poggetto, y el economista jefe de FIEL, Daniel Artana, disertaron este martes en el primer panel "La economía que viene", en el marco del Encuentro de los Líderes.

Para la economista, se sabe que habrá un acuerdo. Sin embargo, se desconoce "cuándo" y "qué". En ese sentido "falta un montón de información", deslizó. "El Presidente prometió un programa plurianual para la primera semana de diciembre. Programa plurianual es la nueva forma de llamar al gradualismo", esbozó Dal Poggetto en diálogo con el director periodístico de El Cronista, Hernán de Goñi.

Alfonso Prat-Gay picante contra Cristina Kirchner por la deuda con el FMI: reveló en detalle qué hizo cuando tenía la lapicera

"¿Puede haber un programa que no sea doloroso? -reflexionó-. Sistemáticamente las demandas son por tratar de postergar las correcciones, y la postergación de las correcciones hace que las correcciones terminen siendo mucho más dolorosas si las hubieras tomado en el tiempo presente".

Al analizar el escenario macroeconómico actual, la directora ejecutiva de Eco Go Consultores ilustró: "Hoy estás de nuevo contra las cuerdas, pero con una concentración de vencimientos que es muy fuerte. No hay forma de pagarlos".

Según su punto de vista, ahora un programa debe tener necesariamente una meta de reservas y un programa monetario detrás. "El problema es que la meta de reservas con una brecha cambiaria arriba del 100% es una mentira grande como una casa -graficó-. Y un programa monetario con un esquema de corrección gradual del déficit tiene un esquema de financiamiento alternativo también".

Para hacer la corrección fiscal a este nivel de nominalidad, una promesa de la corrección fiscal gradual con estos niveles de inflación, brecha y dispersión violenta que hay de precios relativos "es imposible de calibrar", afirmó.

Se necesita un programa de estabilización que paradójicamente incluya el manejo de los precios relativos para asegurar la corrección fiscal con algún grado de deságio detrás; marcarlo en ese problema que te descomprima vencimientos, que te baje la tasa de interés de dólares; y a partir de ahí que puedas bajar la brecha, planteó. Aunque reconoció que "es difícil que eso suceda sin una corrección".

el programa con el fmi

"Ese programa con el FMI debería incluir reformas estructurales, un cambio en la forma en la cual funciona el régimen laboral. Sin ese cambio no hay forma de corregir el déficit previsional. Y sin un cambio en el esquema tributario pero sin acompañarlo con un esquema de la inflación tributaria, no vas a tener un programa. Necesitás las reformas estructurales porque las retenciones como mecanismo de financiamiento de largo plazo, son un problema", apuntó la especialista.

En tanto que para el de corto plazo, indicó, "requerís eso y un esquema tarifario. Si no coordinás la puja distributiva detrás y querés ir a ese esquema, el riesgo de un rodrigazo está", advirtió.

Rodrigazo: qué es, cuáles son las posibilidades de que vuelva a ocurrir y qué similitudes tiene con la actualidad

A modo de síntesis, enfatizó: "Requerís urgente un programa y consensos para ese programa. Hoy no estaría el programa ni los consensos para el programa. Sí creo que hay incentivos a no entrar en atrasos, ni en el Gobierno ni en la oposición, ni en el Fondo Monetario. Ahora, ¿cómo llegamos a ese escenario? No lo sé".

A su turno, Daniel Artana hizo hincapié en que sería importante que todo el mundo y todas las fuerzas políticas estén de acuerdo en un programa de largo plazo para Argentina, "que seguramente lo van a terminar administrando diferentes gobiernos de distintos signos".

Según su perspectiva, el que primero debe lograr un consenso interno es el Gobierno: "No está muy claro si las distintas fuerzas que integran el Gobierno van para el mismo lado. En realidad, más allá de que los vencimientos con el FMI no se puedan pagar, el problema no es la deuda con el Fondo. El problema es que a nivel primario -antes del pago de intereses, antes de discutir de deuda- tenés un desequilibrio fiscal que lo financiaste en buena medida con emisión monetaria o con los depositantes, no lo podés repetir eso".

El acuerdo con el FMI podría estar a fin de año y el Gobierno acelera el entendimiento técnico

A partir de mediados de este año, empezaron a tener efecto en el gasto decisiones de corte electoral, "que (incluso) algunas se habían empezado antes", estimó. "Si mirás lo que se está volando en el gasto son los subsidios y se vuelan con la decisión de ni siquiera de cumplir con el Presupuesto que había votado el Frente de Todos", expresó el economista jefe de FIEL.

gasto público

Y señaló: "Lo que generó el ruido es este plan electoral y el Gobierno tiene que desarmar eso. Si querés resolver esto por la vía de subir impuestos, que es un poco lo que está implícito en el mensaje de (Martín) Guzmán, primero que es difícil acordar con la oposición donde los principales referentes firmaron un acuerdo que no van a subir impuestos. Segundo, el problema de Argentina está en el gasto".

En su exposición, Artana sostuvo que el problema central del Gobierno es que "nunca entendió los desafíos que tenía la economía argentina", en la deuda, en cómo renegociarla con privados, en la negociación con el FMI... "era mucho más fácil la negociación en el año 2020 o principios del 2021 que ahora. Este tema de postergar y postergar te genera dolores de cabeza y te hace más compleja la cosa". Sumado a esto, "la vicepresidenta (Cristina Kirchner) pretende que los costos de los errores del Gobierno los pague la oposición".

"Si a vos te tocó la responsabilidad de gobernar y tuviste mala suerte, no podés tratar de esquivar siempre la resolución de los problemas", manifestó el economista, al tiempo que consideró que "lo más negativo de la carta" de Cristina es el argumento de que la culpa la tiene la oposición y ella no va a ajustar nunca la economía argentina. 

"Si no podés resolver dentro del Gobierno esta cuestión básica de que en 2019 la Argentina eligió a Alberto Fernández y a Cristina Fernández de Kirchner para liderar el país, si ellos no están dispuestos a asumir las ventajas y desventajas que tiene eso, está complicado", concluyó.

Tags relacionados

Comentarios

  • PLP

    Pablo Luis Pernas

    01/12/21

    Que diría Stiglitz?

    0
    0
    Responder