La CGT mostró músculo para no ceder lugar en la interna oficial: qué dijo Alberto

La masiva convocatoria mostró respaldo al Presidente, quien agradeció la manifestación en un tuit y tras las críticas que recibió en Plaza de Mayo. Hubo señales de tregua para la vuelta de Moyano a la mesa chica de la central obrera y un llamado al empresariado a moderar las expectativas.

"Por la lealtad a Perón y a su doctrina", miles de trabajadores inundaron el centro porteño en respuesta a la convocatoria que hiciera la Confederación General del Trabajo (CGT) en un momento crucial para el movimiento obrero organizado, en la antesala de una elección y con la presión que sienten de parte de un sector de la oposición que buscaría conculcarle derechos.

Los trabajadores sindicalizados concentraron en el Monumento al Trabajo, en la intersección de las avenidas Paseo Colón e Independencia. La nutrida concurrencia sirvió para mostrar poder de movilización y apuntalar uno de sus principales objetivos: tomar un mayor protagonismo en las decisiones del Gobierno.

Pero tal cosa está atada en buena medida a la renovación de autoridades a las que se dirige la central obrera, y de las negociaciones que, ya encarriladas, permitirían el regreso de varios gremios de peso que se alejaron años atrás por divergencias con las otras facciones. Sería el regreso del cogobierno, con un triunvirato en el que estarían representados los actuales popes, representados por el secretario general del gremio de la Sanidad; Héctor Daer; el moyanismo, con Pablo Moyano (en nombre de su padre, Hugo) sentado a la par de Daer, y un representante del sindicalismo industrial y más clásico, para el que suena como candidato el metalúrgico Antonio Caló. Una cuarta silla, o un lugar especial, podrían tomar otros representantes de los gremios del transporte que no comulgan con los Camioneros.

"Quiero agradecer y felicitar a la CGT y a los movimientos sociales que expresaron en una multitudinaria marcha la fuerza y la unidad que nuestra Patria demanda", reaccionó Alberto Fernández en un tuit, un gesto que pone sobre la escena el contraste de la actividad de hoy con lo que ocurrió ayer en  Plaza de Mayo, donde recibió criticas. 

Unidos levantemos las banderas de una Argentina con más producción, más desarrollo y más trabajo. 

La convocatoria a un "pacto social" o un acuerdo intersectorial en las postrimerías del año, pasada la elección del 14 de noviembre, obliga a la CGT a acelerar su renovación de autoridades para llegar con mayores fortalezas de cara a esa instancia. De allí que, pese a las diferencias que mantienen, hubieran mensajes cargados de elogios de Daer para los otros pesos pesados del sindicalismo, entre ellos Moyano.

La CGT que podría emerger en semanas más podría tener un perfil bastante distinto al actual. Mientras algunos sectores exhibieron a la muchedumbre reunida como la verdadera expresión del peronismo y se mostraron molestos con las críticas al Presidente en la Plaza de Mayo del domingo 17 de octubre, otros eludieron el compromiso de expresarse taxativamente sobre lo ocurrido y apuntan a pasar el trance y ejercer más presión para condicionar la agenda del Gobierno, cuando sospechan de eventuales concesiones que reclamaría el Fondo Monetario Internacional (FMI) para suscribir un programa de facilidades extendidas que repague la deuda contraída en la gestión Macri.

Día de la Lealtad: una multitud se reunió en Plaza de Mayo, dividida en apoyos y críticas al Presidente

En ese contexto, sin oradores destacados, los movilizados presentaron un documento con el que llamaron a "la defensa del aparato productivo nacional", "políticas económicas que promuevan la generación de empleo genuino", y "el fortalecimiento de los sistemas de seguridad social y de salud". Reclamaron "una justa redistribución de la riqueza", y reclamaron la "responsabilidad social empresaria de los sectores de mayor concentración económica" y la reconstrucción de "un Estado presente, regulador de la economía y promotor del desarrollo económico y social".

Qué dice el documento con el que la CGT le marca la cancha a los empresarios y al Gobierno

A pesar del entendimiento entre la CGT y la Casa Rosada, el Gobierno no pareció aprovechar la oportunidad que le daba la calle para subirse a ese tren. Sin embargo, y en respuesta tácita al pliego de pedidos de la central obrera, este martes daría a conocer medidas que apuntan a potenciar la transición de la población que vive de planes sociales a los empleos genuinos.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios