INGRESO BASICO

La Cepal propone un IFE para las mujeres por la alta pérdida de empleos

Bárcena advirtió que se perderá una década en el mercado laboral regional. Baja del 10% en Argentina. Pacto fiscal con baja de IVA y transferencias de los sectores más ricos.

La caída de la participación laboral de la mujer en América latina puede retrotraer una década los avances en el mundo del trabajo, según detalló la titular de la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, que propuso la creación de un ingreso de emergencia para las mujeres que salieron del mercado laboral y un "pacto fiscal y político" con perspectiva de género. 

El ingreso universal que propone el organismo cubriría a 14 millones de personas en toda la región y tendría un costo de 1% del PBI en seis meses, según detalló la ex funcionaria mexicana en la presentación de un informe de género sobre el impacto del Covid en la región donde marca que hubo fuertes caídas en el empleo. En análisis anteriores también reclamó un ingreso básico universal más amplio y que perdure pasada la pandemia.

La pérdida de puestos de trabajo se dio por la alta participación -del 57%- de las mujeres en los sectores más afectados por la pandemia como turismo, comercio e industria, pero también por el impacto en las trabajadoras de casas particulares. En este sector, donde el 70% de los empleos no están registrados, hubo bajas de hasta más del 40% en algunos países como Chile o Brasil.

En el caso de la Argentina, según detalló la semana pasada la directora nacional de Género del ministerio de Economía, Mercedes D'Alessandro, con la pandemia "la tasa de participación económica de las mujeres cayó 10 puntos". Una de cada 10 mujeres tuvo que dejar el mercado laboral. A medida que volvió a abrirse la economía se empezó a recuperar "pero no se recuperan los 10 puntos de caída, se recuperan 4", ejemplificó. "Con los últimos disponibles estamos en niveles de hace 20 años", aseguró la funcionaria del Palacio de Hacienda.

En la región, "la salida de mujeres de la fuerza laboral marca un retroceso de diez años en su participación e ingresos", puntualizó la directora de Cepal. Las nuevas medidas, indicó, tienen que promover la participación de las mujeres en el mercado de trabajo. Como ejemplo puso la inclusión de mujeres en obra pública.

En Argentina se avanzó con un ingreso familiar de emergencia (IFE) en el momento de mayor cierre de actividades pero se retiró a fines del año pasado, en medio de un intento por bajar el "gasto Covid". Para compensar la suba en los precios de alimentos, se anunció una ampliación de los montos de la tarjeta Alimentar del 50%, hasta los $ 6000 para las familias con un hijo de hasta 6 años y de $ 9000 para los grupos con dos hijos. En línea con la Cepal, el FMI instó a sostener el gasto para los sectores más vulnerables mientras dure la recuperación.

"Sin apoyos específicos habrá 118 millones de mujeres en la pobreza, 23 millones más que en 2019", planteó Bárcena.

Impuestos. El organismo regional vinculado a Naciones Unidas apuntó a la necesidad de un acuerdo fiscal y político para dar acceso a una canasta básica, proteger el empleo y promover la inserción laboral de mujeres. "Se necesita una fiscalidad progresiva, que tenga en cuenta el peso del IVA sobre los consumos de las mujeres, además de alimentos", remarcó la funcionaria sobre las iniciativas de baja del IVA a los productos de gestión menstrual.

"Las medidas más importantes para la igualdad son de caracter fiscal: se necesitan transferencias específicas. Con un 1,5% más rico del PBI del sector más rico a los más pobres podríamos tener grandes avances en materia de combatir la desigualdad y la pobreza extrema. Hay que mirar los privilegios fiscales, la concentración del capital y de los patrimonios", aseguró Bárcena.

Cuidado. Por otra parte, Cepal abogó por "invertir en la economía del cuidado", tanto como dinamizadora del empleo como herramienta de inclusión para recortar la carga de atención familiar y del hogar que recae en mayor parte sobre las mujeres. Bárcena destacó el armado de un sistema nacional de cuidado en Uruguay, una iniciativa que se estudia para Argentina y que este año tendrá procesos consultivos para determinar el sistema. "Es necesario medir cómo se avanzó en la institucionalización de la economía del cuidado", remarcó la diplomática mexicana que agregó que "las mujeres cuidadoras deben ser prioritarias en la vacunación".

"La gran pandemia en las sombras es la violencia", recordó Bárcena, que aumentó durante el aislamiento ya que en la mayoría de los casos es intrafamiliar. En ese marco, instó a ampliar los recursos pero además "mejorar la capacitación de los sectores que imparten justicia". 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios