JubilacionesExclusivo Members

Negociaciones y versiones cruzadas en el Gobierno sobre la nueva fórmula

El vocero presidencial Manuel Adorni marcó que no hay posibilidad de promoverlo por DNU, aunque funcionarios todavía no descartan esa opción. Cómo incide esta cuestión en las tratativas por la Ley Bases

El Gobierno está definiendo la estrategia para modificar e impulsar el cambio de la fórmula de movilidad jubilatoria, la que permitiría que los haberes se indexen por inflación y aminoren la licuación que sufren con el cálculo que rige actualmente, proveniente de la gestión de Alberto Fernández. Los diputados dialoguistas piden que esta medida sea escindida de la Ley Bases y se trate con mayor rapidez a los fines de aliviar la situación de los jubilados, pero todavía no hay consenso entre ambas partes.

El segundo intento que hará la administración de Javier Milei para aprobar la Ley Ómnibus tuvo su primer acto la semana pasada, cuando se envió el borrador del proyecto con los 266 artículos que la componen, los cuales considera gran parte de las modificaciones consensuadas con la oposición colaboracionista durante el debate de enero y febrero.

Entre los puntos clave está la modificación de la movilidad jubilatoria, que fue eje de debate en cada una de las reuniones que los representantes del Ejecutivo mantuvieron con los bloques del PRO y la UCR el pasado viernes y durante la jornada de ayer con los legisladores nacionales de Hacemos Coalición Federal.

En términos generales, el pedido de muchos de ellos fue tratar con especial rapidez -y por fuera del debate general de la Ley Bases- el cambio de la fórmula previsional. Según pudo saber El Cronista, esto ya está siendo considerado por algunos de los principales alfiles libertarios, aunque es algo que no tiene consenso.

Versiones cruzadas en el Gobierno

Este martes por la mañana comenzó a circular la versión de que el jefe de Estado había decidido movilizar el cambio de la fórmula jubilatoria mediante un Decreto, algo que quitaría de las negociaciones más inmediatas a ese apartado y comenzaría a aplicar para el próximo cobro de los haberes.

Consultado al respecto, el vocero presidencial Manuel Adorni desestimó que exista la posibilidad de modificarlo por esa vía: "Por ahora, la fórmula por DNU no es una alternativa porque creemos que el debate debe darse entre todos los sectores y que debe ser un debate que debe dar la política".

El vocero presidencial Manuel Adorni.  (Captura)

Desde el Gobierno consideran que debe haber un debate con los referentes de la oposición para consensuar una fórmula que después no busque ser modificada. "Lo cierto es que estamos hablando de cuestiones que van a regir la vida de aquellos jubilados durante 15, 20 o 30 años", explicó Adorni.

En tanto, las versiones son disímiles entre diversos funcionarios. Algunos abonan a las afirmaciones de Adorni, mientras que otros marcan que el Gobierno no descartó ninguna opción. No sería la primera vez que el vocero sienta la posición oficial sobre un asunto y días después eso cambia: aluden a que las decisiones del Presidente pueden ser cambiantes en función de la intensa dinámica de las negociaciones.

En Balcarce 50 creen que llevar la fórmula de la movilidad por Decreto podría movilizar las negociaciones con los bloques dialoguistas, quienes en su mayoría pidieron una solución rápida para que las jubilaciones no sigan perdiendo más con la inflación.

¿Qué dice la propuesta de La Libertad Avanza? En el artículo 63 de la Ley Bases se establece que los haberes se actualizarán mensualmente de acuerdo con las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor. Esta medición busca tomar el IPC de abril y compensar con una bonificación por única vez de 10 puntos de los haberes.

Esto disiente con lo que impulsan legisladores como los de Hacemos Coalición Federal, quienes suscriben al proyecto presentado por los diputados de la Coalición Cívica y que dispone que se ajusten los montos conforme a la inflación de febrero más un aumento del 20,6% que palee la pérdida del poder de compra que hubo durante el primer trimestre del año.

Estos son puntos que fueron conversados con los bloques legislativos pero que todavía no encuentran consenso. Por el momento, el debate entre ambas partes se postergó para después de Semana Santa. "No podemos empezar la discusión sobre la nueva fórmula sin contar previamente con el proyecto oficial", dijo este lunes el diputado José Luis Espert, quien fue ganando protagonismo en el bloque libertario a pasos agigantados.

Si el oficialismo no decide en adelantar la implementación de la nueva fórmula, los jubilados seguirán manteniendo el mismo esquema que viene desde la gestión del Frente de Todos. Aunque no lo dicen en público, alegan que la licuación que sufren las jubilaciones y las pensiones están ayudando enormemente al objetivo de superávit fiscal que utiliza el Gobierno para anclar las expectativas: durante el primer bimestre explicó casi la mitad de la reducción total de gasto público primario.

"Ahora se acordaron de buscar una fórmula nueva... durante el año pasado sucedía exactamente lo mismo y no proponían nada", se quejaba un alto funcionario de la Casa Rosada, quien alega que la rapidez o no con la que se logre avanzar con la Ley Bases está en manos de la oposición dialoguista.

El período para su tratamiento en sesión de la Cámara de Diputados planea ser la segunda quincena de abril. Igualmente, todavía resta un extenso camino: el proyecto de ley debe ser presentado en la cámara de origen, discutido, dictaminado, aprobado en Diputados y comenzar ese ciclo nuevamente en el Senado, donde los números son más difíciles para conseguir para los libertarios.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.