GAS

Importaciones: el ahorro en energía que libera dólares para dos objetivos de Sergio Massa

El Gobierno licita la compra de gas licuado para el invierno. Un millonario ahorro apoyado en el mundo libera dólares para otros fines.

El Gobierno lanzó la licitación para las importaciones de Gas Natural Licuado (GNL) en el invierno y espera lograr un millonario ahorro en las compras de energía gracias a la baja de los precios internacionales.

Según calculan fuentes oficiales y privadas, la Argentina gastará en gas licuado entre 1700 y 2400 millones de dólares menos que lo que tenía presupuestado a fines del año pasado.

Sergio Massa busca cerrar el REPO: qué ofertas estudia y cuántos dólares son

Importaciones con financiamiento de Brasil: ¿riesgo de "invasión"?

Esos dólares son los que se podrían liberar para dos objetivos del ministro de Economía, Sergio Massa: la recompra de bonos de la deuda externa con el fin de calmar al dólar paralelo y las importaciones de otros insumos prioritarios para las cadenas de valor de la industria, hoy frenadas por el Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA).

De hecho, la recompra de deuda ya empezó la semana pasada y acumula unos u$s 390 millones (u$s 1100 millones de valor nominal), de acuerdo a estimaciones de Javier Casabal, estratega de Renta Fija de AdCap Grupo Financiero. El total anunciado en una primera etapa eran u$s 1000 millones de valor efectivo, a ser financiados con las reservas internacionales del Banco Central (BCRA).

Importaciones de energía

El ahorro en las importaciones de energía es vital en esta operación. Energía Argentina (ex Enarsa), la empresa estatal que se encarga de las compras de gas licuado, recibirá las ofertas el 7 de febrero de traders internacionales como Shell, Trafigura, Gunvor, Glencore, TotalEnergies, BP, Chevron y Vitol, entre otros, para la llegada de los barcos con el combustible entre el 15 de marzo y el 5 de agosto.

La estrategia del Gobierno es licitar grandes bloques, de 10 o 30 buques, y pagar con varios meses de anticipación (a diferencia de la actualidad, que se abona pocos días antes del arribo de cada barco), para tentar a las empresas de ofrecer precios más baratos y prefijar la operación.

El Gobierno presupuestó importaciones de gas por unos 3400 millones de dólares. Si se mantienen los precios actuales de la energía, gastaría u$s 1000 millones

El Dutch TTF (gas licuado en Europa, hoy la referencia por su alta demanda debido a las sanciones a Rusia por la guerra en Ucrania) ronda hoy los 60 euros por megavatio-hora, equivalente a 19 dólares por millón de BTU. Ese valor cayó a la mitad en los últimos 75 días.

El Gobierno presupuestó las compras de GNL a 55 dólares el millón de BTU y ahora espera cerrarlas en torno a u$s 21 "o menos"; es decir, de un gasto previsto de u$s 3400 millones, la estimación ahora bajó a u$s 1000 millones. Los cálculos privados arrojan un ahorro menor, aunque significativo. El resultado final se conocerá el 8 de febrero, fecha de la adjudicación.

La inauguración del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK), el 20 de junio, ayudaría también a reducir el volumen de importaciones de combustibles alternativos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.