Hoy arranca la guerra a la inflación: Alberto Fernández regresa de Tucumán y anuncia esta tarde medidas

El Presidente comunicará acciones por implementarse en las próximas horas para contener la escalada de precios. Fernández insistirá con dar vuelta de página tras lograr la aprobación del acuerdo con el FMI.

Por mucho que se mofaran en redes y medios de comunicación, la "guerra contra la inflación" no empezó a medianoche, ni bien comenzó el viernes, tal como se especulaba. Los anuncios que prepara el presidente Alberto Fernández para contener la escalada de los precios se demorarán hasta la tarde, cuando regrese de una actividad en el Norte argentino. 

El jefe de Estado pasó la noche en Tucumán, adonde llegó procedente de Salta luego de entegar la vivienda número 40.000 de su gestión. En un primer momento, se especuló con que las novedades serían comunicadas desde esta ciudad, cuna de la Independencia, acaso para darle más aire federal. 

  En el Jardín de la República, Fernández encabeza este viernes en la Casa de Gobierno provincial la firma de una serie de convenios para la construcción de dos alcaldías para el uso de las fuerzas de seguridad, y entrega un centenar de patrulleros a la policía local. Enseguida regresará a Buenos Aires.  

Fernández grabará un mensaje desde la Residencia de Olivos, que luego será transmitido por los canales oficiales. Se tratará de un discurso de alto valor institucional, con una agenda programática hacia adelante y en la que aspira a encontrar respaldo de todos los sectores de su frente, y reasegurando el beneficio de haber acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A horas de otro mal dato de INDEC, Alberto Fernández prometió: "El viernes empieza la guerra contra la inflación"

Qué es lo que está en carpeta

El Ejecutivo, sin embargo, habló de una "serie de medidas" contra la inflación, aunque no debe esperarse "un plan milagroso" para resolver un problema que, aducen, tiene multiplicidad de factores.

Alberto Fernández relanza su Gobierno con 6 ejes para construir más poder

Con el propósito de "intervenir" para "defender el derecho de los ciudadanos", ante el aumento "de manera inaudita" registrado en las últimas semanas de los precios internacionales de los commodities, la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti, dio el jueves algunas precisiones.

Por lo pronto, el Gobierno descartó "una suba generalizada de las retenciones", pero sí reiteró que habrá suba en los derechos de exportación para el aceite y la harina de soja.

Estos derivados del poroto de soja tributaban hasta la suspensión del registro de exportaciones, dispuesto el fin de semana, una alícuota de 31%, que podría pasar a ser de 33%. Con el incremental, el Gobierno nutriría un fideicomiso destinado a subsidiar el precio de la harina en el mercado local y así contener el precio de un insumo fundamental en la industria alimenticia y la mesa de todas las familias.

Otras medidas que se barajan son acuerdos con sectores exportadores para garantizar una cuota de su producción al mercado local, acciones para asegurar la oferta de bienes listados en Precios Cuidados, y otras medidas de seguimiento de la cadena productiva. También comenzó a circular la posibilidad de aplicar la Ley de Abastecimiento, impopular entre las compañías con una posición dominante en sus respectivos mercados, y también rechazada por la oposición. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.