Crítico informe de CIFRA

Grandes empresas: cuánto aumentaron los márgenes de ganancia ante la caída del costo laboral

El centro de estudios de la CTA remarcó que, a pesar de la alta inflación, las grandes empresas incrementan sus ganancias mientras cae el costo laboral. Dura crítica a la política económica del Gobierno. El excedente empresario aumentó en relación a los años anteriores

La recuperación de la actividad económica en contexto de altísima inflación permitió a las grandes empresas obtener altos márgenes de ganancias mientras los salarios reales caen. Este fenómeno, que comenzó con la corrida cambiaria de 2018, se profundizó en los últimos dos años, según un informe del Centro de Investigación y Formación (CIFRA) de la CTA.

El documento que elaboraron los investigadores Pablo Manzanelli y Leandro Amoretti es muy crítico con la política económica del Frente de Todos. Concluye que el Banco Central perdió reservas a expensas de la fuerte cancelación de deudas en divisa del sector privado, por más de u$s 15.000 millones netos, y que esa inestabilidad fue capitalizada por las grandes empresas también para recomponer sus márgenes de ganancias en un contexto de alta inflación y recuperación de la demanda.

Boom de facturación en 2022: las empresas que están en la mira del kirchnerismo

Massa consiguió dólares y tiempo, pero sigue el foco sobre las reservas del Central

Cifra criticó "la incapacidad para acumular reservas internacionales en el marco de un abultado excedente comercial durante buena parte del gobierno" y "la falta de sustentabilidad social -y por ende política- del planteo económico, es decir, la profundización de la regresividad distributiva iniciada en 2018 que combina la sostenibilidad del descenso en el salario real en un contexto de alta inflación y una significativa elevación de los márgenes de ganancia, en especial de las grandes empresas".

Hacia adelante, las perspectivas no son más alentadoras. Para Cifra, cumplir con la meta fiscal prevista para este año supone un ajuste fiscal del 6,9% interanual en el segundo semestre.

Rentabilidad en alza 

Según los investigadores, la actividad económica modera su marcha pero vuelve a niveles cercanos a los de 2017. La alta inflación, que derritió los salarios reales, no perjudicó una suba en el excedente empresario, que llegó al 47,8% del valor agregado en el primer trimestre de 2022 y superó en 5,1 y 6,7 puntos a los niveles de 2017 y 2020, respectivamente. En términos reales, el excedente aumentó 24,7% contra el primer trimestre de 2020. Los precios de la industria (deflactados del PBI) aumentaron 34,2% por encima del nivel general.

El trabajo asalariado "pesa" cada vez menos en los costos empresarios, según CIFRA.

Los investigadores atribuyen este desfasaje a la posición dominante de las grandes industrias. Cifra examinó los balances de Molinos, Arcor y Techint. Las alimenticias arrojaron pérdidas en 2018, que moderaron al año siguiente, y desde entonces aumentaron su rentabilidad. Las utilidades sobre ventas de Molinos pasaron del 4% del pandémico 2020 al 4,5% en el 2021 y treparon hasta el 11,1% en el primer semestre de 2022. Arcor saltó del 5,7% al 15,7% entre 2020 y 2021 y escaló al 23,1% en la primera mitad de este año. Pero Ternium mantuvo su utilidad sobre ventas en los dos dígitos desde 2017 y saltó al 41,2% en 2021 y al 34,6% en lo que va de 2022.

La rentabilidad de los grandes grupos empresarios va en aumento, según CIFRA.

Ternium "logró quintuplicar el aumento de su principal insumo importado (el mineral de hierro) y aumentar los precios significativamente por encima de las actividades que utilizan a sus productos como un insumo para su producción (construcción, automóviles, productos metálicos de uso estructural y maquinarias de uso especial). De allí que, en ausencia de regulaciones, Ternium logró más que triplicar su nivel de rentabilidad sobre ventas entre 2019 y la primera mitad de 2022", concluyó el reporte.

ganadores y perdedores

Cifra sugiere que la transferencia de ingresos no solo fue desde el sector trabajador hacia el empresario, sino que la heterogeneidad dentro de la industria también da cuenta de ganadores y perdedores.

"Dadas las trayectorias disímiles entre los precios de las actividades fabriles que conforman una misma cadena sectorial, se puede presumir que esa recomposición no fue homogénea en el entramado empresarial. Es decir, que la regresividad distributiva no solo opera en la relación capital-trabajo sino también en la relación capital-capital a favor de las grandes empresas que son oligopólicas en sus mercados y que tienden a integrarse en grupos económicos", indicó.

El trabajo de Cifra va en la misma línea que un reciente informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), afín al kirchnerismo. CEPA estudió la rentabilidad promedio de Ledesma, Aluar, Molinos y Arcor entre 2014 y 2021 y notó una renta en dólares promedio del 10,4% anual, con "niveles significativos en todos los años"

empresarios acusan caída de rentabilidad

Por el contrario, la última encuesta de expectativas de IDEA a ejecutivos de empresas mostraron perspectivas negativas. Estos indicaron que los costos laborales presionan sobre los números de las compañías y que "la rentabilidad viene cayendo significativamente".

Al ser consultados sobre sus expectativas de negocios, la mayoría de los empresarios contestó que esperaba una caída "leve" o "significativa" en sus rentas para este semestre.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.