Ganancias y Bienes Personales: qué hacer ante una intimación de la AFIP

El organismo regulador comenzó a informar las multas a los contribuyentes que se atrasaron en la presentación de las declaraciones juradas. Los contadores culpan al mal funcionamiento del sistema

A pocos días del vencimiento del plazo para presentar ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) la declaración informativa del impuesto a las ganancias y de Bienes Personales correspondiente a los ingresos obtenidos durante 2020 y al patrimonio valuado al 31 de diciembre del año pasado, el organismo intimó con multas a los contribuyentes que no cumplieron con la presentación.

"Me parece que no tiene sentido que se quieran aplicar estas multas cuando en algunos casos el motivo del atraso tiene que ver con el mal funcionamiento del sistema de la AFIP y el trabajo insalubre que se produce por parte de los profesionales tratando de completar los aplicativos", sostuvo el tributarista Cesar Litvin en diálogo con El Cronista.

La presentación de la declaración jurada la debe hacer un grupo de empleados en relación de dependencia y jubilados a quienes sus empleadores u organismos de la seguridad social les hacen descuentos por la carga fiscal de Ganancias.

El Sistema de Cuentas Tributarias del organismo recaudador tiene parametrizados los vencimientos que corresponden a cada contribuyente. Al detectar irregularidades a la hora "0" del día del vencimiento se dispara automáticamente la intimación al verificar la falta de presentación de las declaraciones juradas.

¿Qué hacer ante una intimación de la AFIP? Primero, el contribuyente tiene un derecho de defensa. Segundo, la multa es fija y de $200 siempre que se pague dentro del plazo de 15 días hábiles administrativos contados a partir de le recepción de la citada notificación. Después, si no se presenta la declaración puede aplicarse una multa de hasta $2.500.

De todos modos, desde la AFIP informaron a este medio que 9 de cada 10 contribuyentes presentaron las declaraciones juradas.

Más allá de que el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont prorrogó dos veces el vencimiento, las intimaciones provocaron descontento en los contadores, que adjudican las demoras al sistema informático de la AFIP.

Desde el colegio de contadores sostienen que el sistema informático del organismo tuvo varias fallas que impidieron que los contribuyentes pudieran formalizar sus declaraciones y pagos. Los profesionales sostienen que la AFIP no reconoce los problemas de aplicativos web que demoraron el trabajo de carga de información para poder generar y presentar las declaraciones juradas.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios