Entrevista a Nacho Torres

Busca gobernar Chubut con 35 años y el apoyo de Bullrich y Larreta: su propuesta para atraer inversiones

El senador nacional de Juntos por el Cambio corre como favorito en los comicios para gobernador en la provincia patagónica, el 30 de julio. Qué planea hacer con el hidrógeno verde, el sector petrolífero y eólico

A sus 35 años, el senador Ignacio 'Nacho' Torres tiene chances concretas de convertirse en el gobernador más joven de la historia de Chubut. En las elecciones provinciales del próximo 30 de julio, las últimas antes de las PASO nacionales, Juntos por el Cambio tiene la posibilidad de rebatirle al peronismo otro bastión que, en este caso, gobierna desde la aparición de Mario Das Neves en 2003.

"La posibilidad de ganar estas elecciones está por encima de cualquier interna", le cuenta Torres a este medio, a colación del dato que Chubut es una de las pocas provincias en las que su fuerza política no presentó internas. Los actores del radicalismo, Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y hasta Mauricio Macri se alinearon en su candidatura.

La banca que tiene en el Senado la consiguió en 2021, cuando lideró la boleta que le ganó al Frente de Todos y fue uno de los resultados sorpresa que incidieron en que el oficialismo vea condicionado su poder de quorum en el recinto. Con 33 años, asumió como el senador más joven de la historia. Ya desde ese entonces estaba trabajando en su campaña para gobernador.

En caso de ganar, Torres encontrará una provincia con grandes potenciales productivos, aunque la principal preocupación de los chubutenses es el déficit educacional, producido por los recurrentes paros de docentes que reclaman mejoras salariales. Para solucionarlo, dirá que se basará en una política aplicada por Néstor Kirchner

Se autopercibe pragmático y parte de un trasvasamiento dirigencial que debe apuntar a una "madurez suficiente" para establecer "políticas de Estado" a largo plazo.

- ¿Qué le genera que Juntos por el Cambio venga con esa inercia y qué expectativas tiene para estas elecciones?

- Por primera vez en mucho tiempo hay una posibilidad real de cambio en Chubut, así como ocurrió en San Luis o en Neuquén, con hegemonías que venían de décadas. El cambismo está muy fuerte porque hay unas ganas de transformar en serio y mostrarse como algo distinto.

Ignacio "Nacho" Torres en un debate organizado por el Tribunal Electoral de Chubut.

- Para estas elecciones contribuyó a armar un frente amalgamador de distintas fuerzas, entre las que incluso hay actores del peronismo. ¿Qué movilizó a esta estrategia?

- En Chubut venimos construyendo un espacio transversal con radicales, peronistas, PRO, vecinalistas e independientes, y eso se da porque la crisis que está atravesando la provincia no da espacios a debates ideológicos muy sofisticados. Somos casi un movimiento despojado de dogmas partidarios que le parece más prioritario ponerle un freno a este gobierno después de 20 años de desidia. Arcioni y Luque desdoblaron las elecciones para que haya baja participación, eso lejos de resignar a la ciudadanía la terminó movilizando mucho más.

- ¿Cuáles son las principales demandas del electorado? Entiendo que la problemática educativa es central...

- Efectivamente. De hecho, no podés hablar de agendas de desarrollo, de infraestructura o de cualquier tema si no garantizas la educación. En Chubut estuvimos cinco años sin clases de manera regular y eso generó réplicas muy complicadas: en Comodoro Rivadavia ves gente de cuarto grado que no sabe ni leer ni escribir. Es fundamental recuperar la confianza y que los docentes vuelvan a estar en el lugar que nunca tuvieron que dejar de estar.

- ¿Y qué propone?

- Nosotros queremos replicar algo que hizo alguien que no era de nuestro espacio. Santiago del Estero sufría en 2003 una crisis educativa muy parecida a la que tiene Chubut y Néstor Kirchner aplicó un convenio interjurisdiccional para garantizar la masa salarial, los 180 días de clase. Eso permitiría que ante cualquier coyuntura económica crítica como que el precio del barril de petróleo caiga por abajo de los 10 dólares, la masa salarial docente se sostenga y garanticemos que los chicos sigan en clase.

Ignacio "Nacho" Torres en su banca de senador nacional.

- ¿Qué otras medidas considera indispensable aplicar en los primeros meses de gestión?

- La cagada más grande que hizo este gobierno fue destruir la calidad institucional que alguna vez tuvo Chubut. Y esto es transversal a la educación, la salud y al desarrollo productivo. Un empresario muy fuerte de renovables que está avanzando con inversiones en hidrógeno verde me decía 'ustedes tienen puertos de aguas profundas, tienen los vientos con mejor rinde del mundo y nos tuvimos que ir a Río Negro porque googleás Chubut y lo primero que te aparece es la Casa de Gobierno prendida fuego, corrupción y un manejo anárquico del Estado'. Eso queremos resolver.

- ¿Cuál es la obra que cree más importante para impulsar?

- Hay una que es el paradigma de la corrupción, que se pagó cinco veces, que es la doble vía de la Ruta 3 Trelew-Puerto Madryn. Hace 20 años que se promete y me gustaría ser el gobernador que la termine.

- Recién hablaba del hidrógeno verde y la energía eólica, ¿usted plantea algún tipo de beneficio fiscal para ese sector?

- En Chubut tenemos que tener un marco normativo de fomento, generar un régimen de compensación fiscal para la inversión en hidrógeno verde. Es importantísimo ser una plaza amigable para esa inversión porque son miles de puestos de trabajo que, si picamos en punta con todas las bonanzas que tenemos en vientos y en el acceso a puertos de aguas profundas, podemos volver a ser el motor energético de la Argentina.

- En algún momento pensó en algún tipo de cambio especial para el sector petrolífero, ¿lo mantiene?

- Los desdoblamientos cambiarios generan asimetrías, pero ante un dólar pisado que afecta a las regalías petroleras dijimos 'si Chubut está perdiendo entre $ 5000 y $ 10.000 millones por mes, planteemos un dólar promedio entre el oficial y el MEP o el blue para liquidar esas regalías'. También queremos una reparación de la cuota de coparticipación que se nos relegó históricamente. Ese reclamo que hicimos a la Justicia Federal entendemos que va a ser favorable.

- ¿Chubut tiene una de las reservas de plata más importantes del mundo, no está previsto volver a intentar una consulta para proyectos en la provincia?

- Es un tema... vos no podés obligar a un pueblo a hacer algo que un pueblo no quiere, porque no hay licencia social. Nosotros respetamos la decisión. Aun así, hay actividad minera en la provincia, pero no de ese tipo.

- En caso de ganar, ¿cree que va a poder implementar mayores políticas con un gobierno de su mismo signo político a nivel nacional o podrá consensuar con otra fuerza?

- Nosotros estamos preparados para gobernar con cualquier gobierno, pero yo estoy convencido que el gobierno nacional va a ser de Juntos por el Cambio. De hecho, tengo buena relación con los dos [Larreta y Bullrich] y soy el candidato de la unidad en Chubut, lo que habla también de una madurez del espacio. Ambos entendieron que, ante la hegemonía del kirchnerismo, la posibilidad de ganar esta elección estaba por encima de cualquier interna. En Chubut no hay halcones, no hay palomas, no hay gorriones, en Chubut es, como te dije, un movimiento ciudadano que quiere un cambio real.

- ¿Se ve llevando los 16 legisladores provinciales que se le asignan automáticamente a la primera fuerza para poder implementar cambios estructurales más profundos?

- No necesariamente vaya a pasar eso. Ha habido casos que el que gana el Ejecutivo no gana el Legislativo. En cualquier escenario es necesario el consenso y el diálogo, y yo hasta por una cuestión generacional creo en el diálogo. Esos 16 te garantizan un nivel de gobernabilidad que en otras provincias no se suele tener. Así que, sí, sería un buen escenario para hacer cambios profundos en la provincia.

Mauricio Macri e Ignacio Torres en 2021, en el marco de su campaña para senador nacional.

- Hablaba de una nueva generación, ¿cuáles son las banderas que lleva este trasvaso de dirigentes que ahora se meten en política y buscan sus primeros mandatos?

- Hay cuestiones de soberanía que son innegociables y que más allá de los dogmas partidarios hay que buscar una agenda de desarrollo transversal entre los principales sectores políticos. No lo veo como muchos hablan de 'un pacto de la Moncloa argentino', si lo veo como una agenda de desarrollo que trace algunos ejes comunes. De hecho, es muy triste cuando veo proyectos de ley en el Senado tan similares hechos por distintos espacios políticos y que no puede haber un acuerdo para avanzar sobre una común porque se enfrascan en discusiones superficiales. Hay que romper con eso.

- Ya fue en su momento el senador más joven de la Cámara. ¿Pesa ahora la edad, 35 años, frente a la responsabilidad de asumir una gobernación?

- Es un desafío más que interesante porque para mí la cuestión etaria no necesariamente es una virtud ni un defecto, es un dato. Sí es lindo que en política te subestimen pero que después le puedas demostrar a todo el corporativismo político que tiene aversión a la juventud que se puede romper con ese prejuicio. Creo mucho en un trasvasamiento generacional pero que venga acompañado de un cambio de ideas. El caso de Rodrigo de Loredo va a ser paradigmático también en Córdoba. Quiero que esta generación nueva tenga la madurez suficiente para entender que hay políticas de Estado que hay que sostenerlas independientemente de esa Argentina pendular que cada cuatro años cambia de signo político.

Temas relacionados
Más noticias de Nacho Torres

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.