PREOCUPANTE

En 20 años se multiplicó por 10 la cantidad de personas que recibe planes sociales

En el 2002 la ayuda estatal alcanzaba a dos millones de argentinos, hoy esa cifra se ha multiplicado por 10. Cuál es la situación actual de los planes sociales en la Argentina.

En la Argentina, los planes sociales son beneficios otorgados por el Estado con el fin de alcanzar un mayor equilibrio social y apoyar a los sectores más vulnerables. Estos planes de asistencia social pueden ir desde un beneficio de pago único hasta una ayuda económica mensual, la entrega de medicamentos, atención médica, cuidado y protección de menores de edad, asignación de empleo a jóvenes, y muchas otras prestaciones.

En estos últimos días, se evidenció una gran disputa en tanto al manejo de los planes sociales entre diferentes sectores del gobierno: el origen del conflicto se encuentra en reemplazar a Daniel Arroyo en el Ministerio de Desarrollo Social y a Victoria Tolosa Paz en el Consejo Federal de Políticas Sociales, organismo que coordina las acciones de las distintas dependencias estatales en materia de desarrollo social y distribución de alimentos.

Se llegó a un acuerdo en tanto a la situación de Arroyo y se confirmó que será reemplazado por el intendente Juan Horacio "Juanchi" Zabaleta, quien pasará a estar a cargo del ministerio una vez que Arroyo deje el cargo para ocuparse de su campaña para diputado. Por otro lado, si bien todavía no hay una decisión final, Luana Volvonovich, titular del PAMI, es una de las candidatas para reemplazar a Tolosa Paz.

Bonos extra de ANSeS en agosto: cuáles son, cuánto suman, cómo me anoto, cuándo y dónde cobro con mi DNI

LA HISTORIA DE LOS PLANES SOCIALES

Los primeros planes sociales en el país aparecieron con las Cajas PAN, durante el gobierno de Raúl Alfonsín. En 1986, aproximadamente 5,6 millones de personas recibían la ayuda alimentaria del PAN, casi el 17% de la población de ese momento. Luego, durante la crisis del 2002 bajo el mandato de Eduardo Duhalde, existía un sólo plan social: el Plan Jefas y Jefes de Hogar, que buscaba ayudar económicamente a 2 millones de familias en un momento donde la pobreza superaba el 50% de la población.

En base a los datos recolectados por el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), existen hoy aproximadamente 22 millones de personas que reciben asistencia social en forma de un programa alimentario y por prestaciones como la Asignación Universal por Hijo o la Asignación por Embarazo. Esta cifra indica que la cantidad de personas que perciben una ayuda estatal se ha multiplicado por 10 en los últimos 19 años.

Lo curioso es que, si bien la cantidad de planes sociales ha crecido significativamente en los últimos 20 años, la pobreza continúa siendo un problema que parece no tener una solución cercana, habiendo alcanzado un valor del 45% este último año.

En la página ayudandonos.com/planes-sociales el Estado define los planes vigentes y explica detalladamente qué plan le conviene tomar a la persona y cuantos planes podría obtener de acuerdo a su categoría.

El Sistema de Información, Evaluación y Monitoreo de Programas Sociales (SIEMPRO) y el Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales (CNCPS), ambos dependientes de la Jefatura de Gabinete, son los organismos encargados de la información y el relevamiento de los planes sociales en Argentina. Actualmente existen un total de 141 planes y programas sociales.

AYUDA SOCIAL: LOS PLANES MÁS DEMANDADOS

REQUISITOS GENERALES PARA PODER ACCEDER A LOS PLANES SOCIALES DEL ESTADO

Los planes sociales están orientados a personas que no tienen empleo o que trabajan de manera informal, es decir, aquellas personas que no poseen ingresos aptos o suficientes para garantizar una mínima calidad de vida en cuanto a las necesidades básicas propias y las de su grupo familiar.

Sin embargo, los requisitos necesarios para acceder a cada plan social varían y siempre dependerá de qué plan se elija y cuál sea el fin del mismo. En la página ayudandonos.com/planes-sociales, en la sección "Requisitos" se especifican las calidades requeridas para cada plan disponible hoy en el país. 

Tags relacionados

Comentarios

  • RN

    Raul Nieto

    30/07/21

    Y se multiplico por 10000 el patrimonio de los gobernantes electos esos que están preocupados en los discursos con la pobreza pero por que aun son pocos los pobres para perpetuarse en el poder

    0
    0
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    30/07/21

    R 8- ) ¿Apariencias? Bueno, algo de eso debe haber habido; los invito a leer la novela ?Gracias por el fuego? del escritor uruguayo Mario Benedetti, donde como fondo a un hilo de relaciones familiares y afectivas, describe como marco de fondo los entretuertos comunes que suelen achacar a una democracia.. A los quince años fué el primer país extranjero que visité y desde entonces he podido viajar por numerosos otrosmás, pero vaya paradoja, es el país donde siempre más extranjero me he sentido. Tenemos tantas cosas en común y somos, (principalmente los porteños) tan diferentes a la vez. Algunos uruguayos me comentaron que los argentinos tienen una visión idílica del Uruguay?una cosa es visitarlo como turista o residente fiscal y otra habitarlo en forma permanente?Sin embargo, con todos sus defectos, ¿no nos convendría políticamente imitarlos para cicatrizar nuestras grietas que tanto han frenado nuestro progreso? [sigue R9 & R10 / R13 a partir de mañana en comentarios de otro artículo de índole lo más conexo posible].

    1
    0
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    30/07/21

    R7 (ver R5 & R6 en ) Para poder dar luz a este macroproyecto, sin lugar a dudas debería imperar UNA ACEPTABLE CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA basada sobre la opinión de los militantes y votantes de casi todos los partidos políticos mayoritarios. Pudiera aún ser necesario no sólo conseguir la aprobación del proyecto por parte del Congreso Nacional y del Poder Ejecutivo, sino también tener que convocarse a un Congreso Constituyente para la ampliación y/o reforma de la actual Carta Magna, con el fin de tratar, la modificación de los límites de las actual y de la futura Capital Federal [se supone que en esta convocatoria se aprovecharía además de debatir ese punto, muchos más ?enmiendas? que desde 1994 han surgido como convenientes de establecerr] . Para encontrar una aceptable convivencia democrática miremos hacia el otro lado del ?charco?. Sería difícil poner en duda que Uruguay con sus más y menos ha seguido a lo largo de su historia una trayectoria ejemplar al respecto, en Latinoamérica, quizás solamente igualada por Costa Rica. Desde que se independizaron de nuestro país (para gran suerte de ellos), han tenido sus serios conflictos y dictaduras, pero siempre supieron restablecerse a un nivel que les permitió mantener un orden social equilibrado.

    1
    0
    Responder