No se define

El sueño recurrente de Mauricio Macri

El ex presidente les cuenta a sus amigos un sueño recurrente que revela las dudas que tiene respecto a la posibilidad de regresar a la Casa Rosada. Si bien Rodríguez Larreta y Bullrich apuestan a que no se presente, Macri continúa con las recorridas por el conurbano

"Yo estoy en Plaza de Mayo y me llevan en andas. Paso de hombro en hombro, rodeado de gente eufórica, feliz, que me saluda, me palmea, me da una energía fenomenal hasta que entro a la Rosada. Allí el sueño se transforma en una pesadilla, aparecen situaciones dolorosas que angustian y me hacen despertar", relata el ex presidente. 

Mauricio Macri le contó a varios de sus amigos de la política ese sueño recurrente que le aparece en los últimos meses. Cambian algunos ángulos, la ropa, la puerta de ingreso, pero siempre se transforma en pesadilla. Lo cuenta en la intimidad para que quienes lo escuchen tenga dimensión de las dudas que lo carcomen en torno a su eventual candidatura a Presidente.

Macri se preparó durante la mitad de su vida para llegar a la presidencia y lo logró. Armó un partido (que ya lleva 20 años) y ganó las elecciones, una proeza que parecía imposible en el país peronista. Viendo el presente, parece un logro fenomenal haber traspasado la banda presidencial al ganador en las elecciones, Alberto Fernández. Pero esos sueños indicarían que al ex presidente le quedó alguna fobia a gobernar la Argentina


¿Revancha en 2023? Mauricio Macri recorre el conurbano con traje de candidato

Excusa o no, Macri no tiene decidido qué camino tomará. Muchos de los que lo rodean aseguran que sí irá por la revancha. Insisten, una y otra vez, que terminará de decidirlo en marzo, cuando se acerquen los tiempos electorales, aunque creen interpretar que su verdadero deseo es volver al poder

¿El fin del kirchnerismo? La encuesta que anticipa un presidente opositor para 2023

Los equipos del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, lo descartan. Un poco  porque es un compromiso que ya habría tomado en forma personal con cada uno de ellos, pero además porque tienen la información de que Juliana Awada, la esposa de Macri, no estaría de acuerdo. Por último, es lo que desea tanto Rodríguez Larreta como Bullrich: que Macri no compita en una PASO.

A pesar de eso, Macri sigue haciendo campaña. Le gusta ir de recorridas prácticamente sin seguridad, buscando el contacto con la gente y sin preocuparse por algún desplante, como le sucedió no solo en Ituzaingó, sino también en La Plata. "El mismo se arriesga, quiere entender qué problema tienen con él, ya que lo atribuye a prejuicios de ambientes donde no se lo conoce, y quiere romper ese hielo", dicen a su lado. También cuentan que "(el ex jefe de Gabinete) Marcos Peña lo sobreprotegía, y ahora estamos viendo al verdadero Mauricio, sin miedo a exponerse".

El PRO no tiene una resolución sencilla en torno a las aspiraciones de Macri, Rodríguez Larreta y Bullrich. Si se dirime en las PASO, Macri lleva todas las de ganar. En cambio, en una general tiene mejor chance Larreta. Bullrich, en el escenario de una candidatura de Macri, no se presentaría, aunque ella asegura que le gana a ambos. Después, claro, tendrán que competir con los candidatos que proponga la UCR.

Un dirigente que forma parte del PRO desde su fundación, hace 20 años, cree que "las cosas siempre se resolvieron en una mesa y sin escándalo, no veo por qué ahora sería distinto". Mientras tanto, Macri continúa obsesionado con su sueño ambivalente.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios