DATOS OFICIALES

El salario mínimo vital y móvil no llega a cubrir la canasta alimentaria de una familia

La Canasta Básica Alimentaria cruzó la barrera de los $ 29.000 para una familia de cuatros miembros, y ya acumula casi 28% en lo que va del año. Para acceder a una Canasta Básica Total, que incluye otros bienes y servicios, se requieren $ 67.577.

El valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) aumentó en julio un 2,1% respecto del mes previo y de esa manera se ubicó en $ 29.003 para una familia de cuatro miembros, compuesta por dos adultos y dos niños o niñas menores.

Pero el dato más relevante es que incluso con el adelantamiento de los aumentos previstos en el salario mínimo vital y móvil (SMVM), los ingresos de una familia que perciba ese haber, no le permiten a sus integrantes superar el umbral de la indigencia. 

El SMVM quedó fijado en $27.216 a partir del 1 de julio de 2021, un 6,2% menos que el valor de la canasta básica alimentaria.

Por su parte, la Canasta Básica Total (CBT), que además de alimentos incorpora algunos otros bienes y servicios, como salud, educación, transporte o comunicaciones, trepó el mes pasado a los $ 67.577 pesos para una familia de similares características a la mencionada más arriba, con un avance de 1,6% en relación al mes precedente.

Los precios mayoristas aumentaron 2,2% en julio, el menor nivel en catorce meses

Así surge del último informe difundido por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Ésta es la línea por debajo de la cual se considera que una familia es pobre por ingresos, debido a que no logra comprar o contratar los bienes y servicios básicos, además de los alimentos.

En el acumulado de los últimos doce meses, la CBA registró un avance de 58,3%, 6,5 puntos porcentuales por encima del nivel que alcanzó el índice de precios al consumidor (IPC), que midió en julio el organismo estadístico oficial.

Sin embargo, en lo que va de este año el valor de esta canasta corrió algunas décimas por detrás de la inflación minorista. Mientras que la CBA avanzó 27,9% en siete meses, el IPC se disparó 29,1%.

Carne: subió más de 84% en un año pero sigue siendo la más barata de la región 

La diferencia es incluso mayor al observar la evolución de la CBT, que entre enero y julio aumentó 24,7%, aunque en este caso tiene incidencia el virtual congelamiento de tarifas (energía, transportes) o el freno de algunos aumentos (salud).

Y otro dato a tener en cuenta es que la suba porcentual en ambas canasta el mes pasado fue la menor desde julio de 2020.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios