Aliados y casta

El mapa de poder de Milei: cómo divide a gremios y gobernadores según su estrategia

El Presidente está dispuesto a dialogar con aquellos mandatarios provinciales o sindicalistas que apoyen su gestión. Las diferencias que hace y los planes que tiene en puerta, para unos y otros

En esta noticia

 La batalla de Javier Milei contra los gremios y gobernadores no será lineal o uniforme. No hay monobloques armados entre el Presidente frente a los mandatarios provinciales y sindicalistas. Más bien, el jefe de Estado tiene prevista una estrategia de negociación política que deriva en un mapa dividido en extremos: los más dialoguistas por un lado y los duros del otro.

Bajo esta premisa es que Milei prevé armar su "nuevo tablero de la política" en donde están por un lado aquellos gobernadores o gremios que quedarán "expuestos", como le gusta mencionar al Presidente y los que lo acompañan en la cruzada libertaria contra la "casta". No todos son lo mismo para Milei y por ello hace diferenciaciones.

La visita de Milei a Corrientes donde estuvo con el radical Gustavo Valdés y el chaqueño Eduardo Zdero formó parte del mapa que se armó el Presidente para entablar vínculos con las provincias. Fue un encuentro protocolar y muy limitado porque el Presidente tenía agenda en la fundación libertaria. Pero hubo gestos de distensión hacia el correntino. 

Los dialoguistas

En el caso de los gobernadores el Presidente ubica entre los dialoguistas a Valdés, Zdero (Chaco), Alfredo Cornejo (Mendoza), Rogelio Frigerio (Entre Ríos), Hugo Passalacqua (Misiones), Gustavo Sáenz (Salta), Jorge Macri (CABA), Carlos Sadir (Jujuy) e incluso los peronistas Raúl Jalil (Catamarca) y Osvaldo Jaldo (Tucumán).

Bajo la mirada de este mapa el gobierno seguirá tendiendo puentes. El ministro del Interior, Guillermo Francos, viajará hoy a Salta para mantener una reunión con los mandatarios de Misiones, Tucumán, Catamarca, Salta y Jujuy.

A la vez, Francos tiene previsto ir a Mendoza para la fiesta de la Vendimia y entablar allí el diálogo con los mandatarios de la UCR.

"Hay gobernadores que entienden que hace falta hacer un esfuerzo, ajustar cuentas y marchar al déficit cero. Con ellos se podrá ir por el mismo camino", expresó a El Cronista un destacado funcionario del Gobierno.

En el esquema de diálogo que Milei entabla con este sector dialoguista del mapa de gobernadores se debate un eventual pacto fiscal a futuro, reformas del Estado, el rediseño de partidas presupuestarias y la decisión de no moverse del objetivo de déficit cero.

En el discurso público Milei parece englobar a todos por igual: habló de "traidores" y calificó un "nido de ratas" al Congreso.

En ese lugar están los que no comulgan con la política oficial. En la vereda de enfrente se encuentran los duros o aquellos que quedarán expuestos por el Presidente. Allí está el pelotón de unos 10 peronistas liderados por Axel Kicillof (Buenos Aires), Martín Llaryora (Córdoba) Ricardo Quintela (La Rioja) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego). Con estos el Presidente ni siquiera quiere sentarse a escuchar.

No habrá posibilidad de entablar negociaciones con estos mandatarios. La decisión de Milei será seguir adelante con el recorte de gastos, subsidios y fondos específicos. "Todo lo que este por afuera de la coparticipación o de transferencias automáticas se va a eliminar", dijo tajante un secretario de Estado.

Gremios en la mira

En el caso de los gremios el esquema del mapa de poder funciona de la misma manera para Milei. Están aquellos dialoguistas como los referentes gremiales de la UOCRA y UPCN, entre otros. Desde la vereda de enfrente se encuentran los duros de la CGT que impulsaron el paro nacional en enero y que están en pie de guerra con el gobierno.

También en este sector del mapa de los gremios Milei ubica a los "marchistas" en relación a aquellos sindicatos o movimientos sociales que permanentemente organizan marchas de protesta. El Polo Obrero de Belliboni está primero en esa lista.

Ayer, hubo anuncios sobre nuevos decretos del Presidente para desregular las obras sociales. Se trata de una nueva embestida del Presidente contra la denominada "caja negra" de los sindicatos. La pelea contra los gremios recién empieza, aseguran en la Casa Rosada.

La próxima pulseada se dará abiertamente con la reforma laboral que Milei impulsa por decreto y que fue frenada hasta ahora por la justicia. 

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • MM

    Marcelo Molina

    20/02/24

    Algo de Formula 1 , alguna vez.

    0
    0
    Responder