El Gobierno subastó un departamento de la corrupción: a cuánto se vendió

Se trata de un inmueble que estaba en propiedad de Sergio Todisco, indicado como testaferro del secretario privado de los Kirchner. Se remató por una ley de Macri.

Por primera vez, un departamento ligado a la trama de la corrupción de los gobiernos kirchneristas fue sacado a subasta y, tras cinco intentos, finalmente vendido. El producto de la operación inmobiliaria se destinará a la Unidad de Información Financiera (UIF), la agencia antilavado del Estado nacional.

La Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), a cargo de Martín Cosentino, aprobó la venta de un departamento de la torre Château Puerto Madero, sita en la intersección de las calles Martha Salotti y Julieta Lanteri, del más joven barrio porteño.

El departamento en cuestión era propiedad de Sergio Todisco, un personaje indicado como testaferro de Daniel Muñoz, secretario privado de Néstor  y Cristina Kirchner. El inmueble tiene 98 metros cuadrados, y su valor de mercado estaba calculado en u$s 600.000. Se encuentra en el tercer piso, con vista a la calle.

Quién era Daniel Muñoz y por qué era investigado por la Justicia

Siendo la única oferta, la propiedad se adjudicó a Carlos Enrique Garibotti Griselda Marina Ghiggeri. Garibotti, de 64 años, es empresario y consultor en proyectos de ingeniería. Ghiggeri es gerente de Administracion y Finanzas, y ambos están asociados en una compañía ubicada en la zona de Once. Los oferentes pagarán $ 70.600.000, que a precio oficial son más de u$s 660.000. A precio blue, reduce su valor a u$s 328.000.  

La fachada del edificio donde se encuentra el departamento.

El procedimiento comenzó a moverse en junio de 2019, cuando el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos le otorgó intervención a la AABE para dar cumplimiento a la orden de subasta dictada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, en el marco de las causas 17.459/2018 y 9608/2018, y el Decreto del Poder Ejecutivo 598/2019, del 29 de agosto de ese año, mediante el cual el Poder Ejecutivo instruyó la inmediata enajenación de los bienes que ingresen al patrimonio de los organismos del Sector Público Nacional provenientes de decomisos.

El procedimiento seguido indica que los oferentes deberán abonar la seña, y entonces se enviará el acto que aprueba y adjudica a la subasta al área de asuntos jurídicos de la AABE. Una vez dictaminado, saldrá la firma y se cobrará el saldo de precio. Una vez escriturado, se transferirán los fondos a la Unidad de Información Financiera (UIF), a cargo del doctor Juan Carlos Otero.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.