LiquidaciónExclusivo Members

El Gobierno espera los dólares del campo y le pone fecha al fin de los cepos

Aún con modificaciones en el apartado de derechos de exportación de la ley ómnibus, el oficialismo proyecta el ingreso de una importante suma por la cosecha que le permitiría -junto con otras condiciones- levantar las restricciones a la compra de divisas extranjeras.

Tras cumplir un mes en el poder, y en medio de las negociaciones en Diputados para conseguir el dictamen de la ley ómnibus, el Gobierno del presidente Javier Milei le habría puesto fecha a una de sus principales promesas de campaña: el fin de los cepos.

Lo que supondría que, para ese entonces, estaría solucionado uno de los principales problemas que atormentaban al mandatario y por el que puso a la cabeza del Ministerio de Economía a Luis "Toto" Caputo. "No se puede resolver el problema del cepo cambiario si no se resuelve el problema de las leliqs, es la otra cara de la moneda", afirmó tras el triunfo en el balotaje.

Además de la terapia que Caputo le haga a la "bola de leliqs", la decisión del Gobierno dependerá, en gran medida, de la liquidación de la próxima cosecha, sobre la cual hay gran expectativa luego de sequía que marcó la campaña de 2023.

"Esperamos que el campo aporte u$s 30.000 millones", afirmó una alta fuente de Casa Rosada a El Cronista. Una proyección que no se aleja a la de los privados, ya en diciembre la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) consideró que podría tratarse de la segunda mayor cosecha de la historia de alcanzarse la 137 Mt, que aportarían u$s 35.800 millones.

Un punto sobre el cual influirán los cambios que el oficialismo introduzca en el apartado de retenciones de la ley ómnibus. Los cuales se habrían plasmado en el borrador "Modificaciones Ley Bases" que llevaron el ministro del Interior Guillermo Francos, y el asesor presidencial Santiago Caputo al Congreso para negociar.

"Derechos de exportación: se fija alícuota 0% para las economías regionales; limitar/eliminar la facultad para aumentar derechos de exportación", detallaba el punteo que circuló en las últimas horas del jueves en los pasillos de la Cámara de Diputados.

El documento "Modificaciones Ley Base" con el que se habrían presentado el ministro del Interior Guillermo Francos y el asesor presidencial Santiago Caputo.

Así, en el escenario más optimista para el Gobierno, en donde logre cumplir con su hoja de ruta, el libre acceso a las divisas extranjeras vendría en los próximos meses. "La apuesta es entre abril y mayo. En caso de suceder, sería total", afirmó la misma fuente.

La contracara

Pero la meta que se autoimpuso el oficialismo, como lo hizo con el dictamen en comisiones de la ley ómnibus, es difícil de alcanzar. Y las razones para los economistas consultados por El Cronista se encuentran en los compromisos que tiene que afrontar en el corto plazo la Argentina.

En la consultora Eco Go proyectan que, a causa de la magnitud de la corrección de precios relativos -con la quita de subsidios y los aumentos de tarifas-, el Gobierno no va a poder sostener más allá de fines de febrero o principio de marzo el valor del tipo de cambio oficial, que al viernes pasado cerró en $839,25 (cotización Banco Nación).

Ese cambio de estrategia permitiría concretar la proyección de liquidación de divisas. "Si el campo ve que, en el inicio de la cosecha, la inflación bajo rápido, el Gobierno impone un crawling peg (micro devaluaciones) es superior al 2% mensual y la tasa se ubica en esos niveles, habría incentivos para liquidar los dólares", afirmó el analista de la consultora, Lucio Garay Méndez.

Pero el endurecimiento de la estrategia tendría implicancias sobre el principal indicador por el que se medirá el éxito de la gestión de La Libertad Avanza (LLA). Dado el anclaje de precios de la economía nacional, Garay Méndez, alertó que movimientos en la cotización de tal magnitud ejercerán presión sobre la inflación.

Aún de concretarse, sostuvo que las complicaciones para la eliminación del cepo vendrían del esquema de 80-20 (la mayor parte al dólar oficial y el resto al contado con liquidación) que se aplica para las exportaciones y limita la compra del BCRA junto con las metas de acumulación de u$s 10.000 millones que se asumieron con el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Es difícil que se logre, implicaría volátil y presión sobre el dólar cuando recién se está componiendo la economía", concluyó.

Temas relacionados
Más noticias de Javier Milei

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.