Las cuentas públicas

El gasto real crece 15% en lo que va del año y se complica la meta fiscal acordada con el FMI

Hay "efecto arrastre" por el "plan platita" de fines de 2021, pero también presión por subsidios, bonos y adelantamiento de paritarias. Esperan que se consolide el repunte de los ingresos, que corren muy por detrás de las erogaciones.

En el primer cuatrimestre, el gasto público creció casi 13 puntos porcentuales más que los ingresos, en términos reales, según un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). Los subsidios y las erogaciones en jubilaciones y salarios presionan sobre el cumplimiento de la meta fiscal acordada con el FMI, aunque el Gobierno repite que podrá reducir el déficit a 2,5% del PBI.

Los ingresos acumularon en el primer cuatrimestre un crecimiento real (descontada la inflación) del 2,6%. Pero los gastos totales (corrientes y de capital) treparon 15,2% en términos reales.

Acuerdo con el FMI: por gasto, emisión y dólares, el Gobierno discute cambios y analistas anticipan un waiver

Inflación: el pésimo escenario optimista del Gobierno y la esperanza de que el shock haya pasado


El grueso de la expansión de las erogaciones tiene que ver con los gastos corrientes. Las jubilaciones y pensiones, el gasto más significativo en términos absolutos, crecieron 62,6% anual en el cuatrimestre, o 5,7% por encima de la inflación. Las asignaciones familiares y AHU lo hicieron al 80% nominal, o 17,5% real. Los salarios de la administración pública nacional se incrementaron 11,7% real. Programas sociales como Potenciar Trabajo, Progresar y otros son menos significativos en valores absolutos, pero el gasto creció 21,9 puntos por encima de la inflación.

Los gastos de abril, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

En cuatro meses, el gasto para subsidios económicos creció 50,3% real. Se destinaron al pago de energía casi $ 420.000 millones, o 78,7% más que un año atrás, descontada la inflación. Pesó la importación de GNL por u$s 800 millones, en marzo. El gasto para transporte creció 13 puntos.

Arrastre y dudas por lo que viene

La expansión del gasto viene con "efecto arrastre". El Gobierno aceleró las paritarias y reforzó las partidas sociales hacia el último cuatrimestre de 2021, luego de haber mantenido las cuentas prácticamente equilibradas en la primera mitad de ese año.

"Hubo medio punto de déficit acumulado hacia abril, de los 2,5 puntos porcentuales" de meta que fija el programa acordado con el FMI, dijo Ricardo Delgado, presidente de Analytica. "Quedan dos puntos de mayo hasta diciembre, es una meta compleja", advirtió.

"La meta fiscal es compleja", dijo Ricardo Delgado, de Analytica.

El Gobierno sobrecumplió la meta fiscal prevista para el primer trimestre, con la ayuda del salto extraordinario en las rentas de la propiedad. Fue "contabilidad creativa", según consultores: se anotaron como ingresos efectivos las diferencias entre la valuación real y la nominal de los títulos públicos colocados en el mercado. Eso provocó un salto del 1000% anual en esta cuenta, en marzo, que permitió cumplir con el objetivo.

Para Agustín Berasategui, economista de ACM, la meta fiscal del segundo trimestre se cumpliría con cierta holgura. "Proyectamos que todas las partidas crecen por igual e incluso subestimando los ingresos, la meta de -566.800 millones (0,8% del PBI) se cumpliría", aseveró. El adelantamiento de las paritarias del sector público acotaría esa comodidad para pasar el examen, contrastó.

Los ingresos deberían recuperarse. "En el acumulado de los primeros cuatro meses, la recaudación creció 3,9% real" interanual, dijo Nadín Argañaraz, del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf). "Ganancias (8,8%) y Seguridad Social (8,4%) se ubican entre los principales determinantes", agregó.

Para Delgado, "abril fue muy bueno en materia de crecimiento de ingresos". Pero advirtió: "Claramente, no se puede seguir subiendo el gasto a este ritmo si los ingresos crecen bastante menos".

Revisión virtual

El Ministerio de Economía y la misión técnica virtual del FMI continuaban el viernes con las conversaciones. "Hubo muchos avances en el viaje de Martín Guzmán" a Washington, el mes pasado, según fuentes oficiales. En ese entonces, las metas estructurales del programa se ratificaron: acumulación de reservas por u$s 5800 millones, déficit primario del 2,5% del PBI y emisión monetaria por hasta 1 punto del PBI. 

"Las metas de ese acuerdo, queremos cumplirlas por nosotros, porque es lo que consideramos que la macroeconomía hoy necesita para transitar un camino sano", dijo Guzmán el martes, en el Amcham Summit.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios