En alerta

Empresarios del G6 y la CGT le marcan la cancha a Javier Milei por la obra pública

En la presentación del libro Construir 2024, las cámaras empresarias y los gremios defendieron el rol estatal en la gestión de proyectos y pusieron en duda el sistema privado. Incertidumbre en el sector por la falta de contactos con el libertario.

En esta noticia

Lo que era una formalidad -la presentación del plan Construir 2034 del Consejo de Políticas de Infraestructura, integrado por el G-6 y la CGT- se convirtió en una especie de delimitación de territorio ante el ascenso de Javier Milei: el rol del Estado en la obra pública es clave

Esto reforzaron los líderes de seis de las cámaras empresarias más importantes del país (La Unión Industrial, la Cámara de Comercio, la Construcción, la Asociación de Bancos -Adeba-, la Bolsa de Comercio, la Sociedad Rural), incluso aquellos que no ocultaban su alegría por la derrota del Gobierno en las PASO.

El álgido debate por la dolarización con Emilio Ocampo, el nuevo referente del plan de Javier Milei

Pymes sin precios y sectores con doble impacto: el efecto en empresas post devaluación

El CPI presentó un libro sobre las obras de infraestructuras más relevantes de cara a los próximos diez años. Buscó erigirse como espacio de acuerdos y consensos entre referentes empresarios y representantes de los trabajadores, con la Uocra de Gerardo Martínez con un rol central y el acompañamiento de toda la CGT. Y se convirtió, con el resultado de las elecciones, en un mensaje a Milei.

En alerta por el plan Milei

El libertario y su equipo trabajan en un fuerte ajuste fiscal, de unos cinco puntos del PBI, que tendrá un eje en la obra pública. En distintas declaraciones, Milei y sus economistas cercanos reforzaron que parte del recorte se logrará transfiriendo al sector privado el gasto que el Estado destina a infraestructura, vía esquemas de Participación Público Privada o similares. 

Milei resumió, antes de las primarias, que promueve "un régimen de iniciativa privada a la chilena, donde el riesgo es asumido por los empresarios y la obra es pagada por los usuarios". Este jueves, los empresarios le respondieron en fila.

Javier Milei quiere que la obra pública pase a la gestión privada.

Gustavo Weiss, presidente de la Cámara de Construcción, sostuvo que, en los países centrales, las obras de infraestructura en manos privadas "no son más del 10 por ciento del total". Ese modelo, agregó en charla con El Cronista, supondría que el usuario le pagaría al constructor la obra más la ganancia en el costo del servicio, sea un peaje o una tarifa de energía. "Sin grandes consensos en la política y la sociedad, va a ser difícil atravesar los problemas el año próximo", dijo.

Liberales y con Estado

Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa y anfitrión de la presentación de Construir 2034, fue enfático: "En los últimos días se puso en tela de juicio la participación del Estado en la obra pública. Ustedes me conocen, soy un liberal terrible, pero defiendo la participación estatal en este tipo de cuestiones", dijo. Agregó su "apoyo irrestricto" a la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) elogió a Martínez, de la UOCRA. "Gerardo dijo por radio algo que voy a empezar a repetir: no tenemos que ir adelante a los codazos sino codo a codo".

En diálogo con El Cronista, Gabbi agregó: "Felicito a Milei por haber puesto estas ideas en la primera plana, pero no todo tiene que ser tan extremista. Milei tiene que aprender en la política".

El vicepresidente de la Sociedad Rural, Marcos Pereda, otro fuerte opositor al Gobierno, coincidió: "Acá estamos más del 70 u 80% del sector privado. Una sociedad se estructura sobre acuerdos y consensos, el desarrollo lo da la infraestructura y el Estado tiene un rol clave", dijo al presentar el libro. 

Luego, ante este diario, no ocultó su satisfacción porque "la sociedad reclamó un cambio realmente profundo", al haber votado, mayoritariamente, a La Libertad Avanza y a Juntos por el Cambio. E interpretó al libertario: "En la obra pública, el Estado tiene un rol indelegable; Milei quiere que funcione, que no haya corrupción".

El titular de la CAC, Natalio Mario Grinman, transmitió su "profunda solidaridad con la Cámara de la Construcción" y resaltó el trabajo conjunto de las mesas técnicas durante dos años para llegar a propuestas de consenso. Luego dijo a este medio: "No estamos en contra del Estado, estamos en contra de un estado ineficiente y que se agranda por agrandarse; en el mundo, la obra pública es mayoritariamente estatal". Y agregó: "La sociedad eligió un modelo de orden económico, fiscal y social",

Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, reclamó "un punto de inflexión para construir un país desarrollado e inclusivo" y remarcó: "La infraestructura la necesitamos todos", tanto sean caminos rurales, rutas para transportar insumos a las fábricas o energía. El martes, en una reunión de junta directiva, en Catamarca, el dirigente industrial afirmó: "Cualquier espacio que quiera gobernar el país tiene que entender el rol de la industria".

Las cámaras empresarias mantienen contactos frecuentes con los equipos técnicos de los candidatos y el CPI le alcanzará el documento a los espacios que compiten por gobiernar, pero la UIA y la Construcción todavía no lograron reuniones con La Libertad Avanza. "Tiene equipos muy chicos, no sé quién es el referente de nuestra área", dijo un empresario que intenta destrabar una relación difícil. Los bancos y la CAC tuvieron mejor suerte con el libertario. Milei era, hasta el momento, el único candidato a presidente confirmado en el seminario del Consejo de las Américas, el próximo jueves 24.

Temas relacionados
Más noticias de construcción

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.