Foro de deuda

El FMI advierte por la exposición de los bancos a las deudas soberanas

La advertencia coincide con la posibilidad de que los bancos argentinos pueden integrar bonos del Tesoro en pesos en sus encajes. Según Geoffrey Okamoto, segundo de Georgieva, "el 60% de la deuda emitida después de enero de 2020 terminó en los bancos nacionales"

La pandemia aumentó la vulnerabilidad de la deuda, según detacó el Fondo Monetario, por el aumento de los volúmenes, con vencimientos más cortos y mayores necesidades de refinanciamiento. La advertencia fue general pero coincide con la puesta en marcha de la posibilidad de que los bancos integren bonos del Tesoro argentino en sus encajes

  "Es preocupante que el 60% de la deuda emitida después de enero de 2020 haya terminado en los balances de los bancos nacionales", planteó Geoffrey Okamato, vicedirector ejecutivo del FMI durante el Foro de Manejo de Deuda Pública.  En el caso argentino, la emisión de deuda del Tesoro es en pesos y en el mercado local.   

  "Para los mercados emergentes, las necesidades de financiación bruta siguen siendo elevadas, un 14% del PBI, mientras que los riesgos entre bancos soberanos y bancos están aumentando", agregó el segundo de Kristalina Georgieva. 

El ministerio de Economía lleva adelante una licitación hoy que es un test para la medida aprobada por el directorio del BCRA a fines de mayo que avala que los encajes integrables en Leliq también podrán emplearse en bonos del Tesoro en pesos de suscripción primaria, con duración mínima de 180 días. La norma facilita las posibilidades de financiamiento de Martín Guzmán que hoy busca $ 19.000 millones para ir cubriendo los más de $ 240.000 millones a refinanciar este mes.

Guzmán, Pesce y Chodos, interlocutores ante el FMI

La medida generó la advertencia del ex presidente del Banco Central, Guido Sandleris. "El Directorio del BCRA abrió las puertas para que los bancos aumenten fuertemente la cantidad de títulos públicos en sus carteras. Si los bancos lo hicieran, la próxima crisis de deuda traerá de la mano una crisis bancaria", planteó.

Por su parte, la calificadora de riesgo Moody's consideró que la medida tendrá efectivo mínimo, sin impacto en la calidad de crédito de las entidades financieras porque la liquidez está garantizada por la Autoridad Monetaria.

deuda emergente

Según las estimaciones del FMI, se proyecta que la deuda de los mercados emergentes alcance un nivel promedio del 73% del PBI para 2026. "Los administradores de deuda deben mantener la confianza del mercado mientras lidian con grandes volúmenes de nuevas emisiones y refinanciaciones", planteó Okamoto. "Para ello, serán fundamentales unas prácticas sólidas de gestión de la deuda y unos marcos de relaciones con los inversores sólidos".

El segundo de Georgieva también abogó por el reparto de vacunas.

"Si bien las perspectivas mundiales han mejorado drásticamente gracias a los avances en el desarrollo de vacunas, así como al extraordinario apoyo monetario y fiscal, quedan muchos riesgos. Una recuperación bifurcada que deje atrás a los más vulnerables sigue siendo una posibilidad real", remarcó el funcionario estadounidense.

Los mercados financieros pueden ser más volátiles "a medida que el apoyo de la política monetaria se retira lentamente", remarcó. A eso se suma, a nivel global, "la amenaza de sobrecalentamiento y un aumento sostenido de la inflación es algo que todos estamos vigilando de cerca".

"Esto requiere una vigilancia adicional para fortalecer la resistencia de las carteras de deuda pública a las sorpresas inflacionarias. La pandemia ha aumentado esta vulnerabilidad ya que las existencias de deuda en la actualidad son más grandes, con vencimientos más cortos y mayores necesidades de refinanciamiento", indicó Okamoto.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios