Soja retenida

Cayó la salida de dólares por energía, pero no alcanzó para revertir el déficit comercial

La caída del 27% de las exportaciones explicó por qué agosto no sumó más divisas, en medio de la expectativa del campo ante el anuncio del dólar soja. La importación de energía fue menor pero el rojo comercial marcó u$s 300 millones.

El alivio en energía no alcanzó para revertir el déficit comercial en agosto. En el mes en que el Gobierno esperaba revertir el déficit en la balanza comercial, a partir de la notable reducción en la demanda de energía, el INDEC volvió a informar un saldo negativo en el intercambio comercial, entre exportaciones e importaciones por u$s 300 millones. 

La novedad, esta vez llegó del lado de las ventas al exterior, puntualmente el complejo sojero que retrajo 27% los despachos de poroto de soja, a la espera del anuncio de un esquema preferencial para liquidar las oleaginosas que mantenían atesorada en silobolsas. Luego, el resto de las actividades tanto en venta como en compra internacional crecieron. 

Dólar soja ya sumó ingresos por u$s 5130 millones y rompió la meta oficial 

Con un respiro en dólares, el Gobierno empezó a ordenar importaciones para producir: cómo define las SIMI prioritarias

Las importaciones de energía brindaron cierto alivio y sólo llegaron a u$s 1600 millones pero por el lado de las exportaciones, la expectativa por el anuncio del dólar soja hizo que los productores retuvieran la producción, lo que se reflejó en una caída del 27,4% en las ventas de materias primas. 

La expectativa por el dólar soja golpeó los ingresos de agosto en la balanza comercial

En el octavo mes del año, las exportaciones alcanzaron 7.537 millones de dólares y las importaciones, 7.837 millones de dólares, lo que representó un aumento de 11 puntos en la actividad del comercio internacional en relación con igual mes del año anterior, y la operación global de 15.374 millones de dólares. 

En concreto, la balanza comercial registró un déficit de u$s 300 millones aunque, que marca un fuerte contraste con el superávit de 2.345 millones de dólares que se logró en agosto de 2021; sin embargo en lo que va del año mantiene un saldo favorable de u$s 2193 millones. 

La balanza entre exportación e importación quedó u$s 300 millones abajo en el último mes

En el detalle el informe oficial refleja que las exportaciones disminuyeron 6,9% respecto a igual mes de 2021 (-562 millones de dólares) debido a un descenso de 16,9% en las cantidades y un incremento de 11,9% en los precios. En términos desestacionalizados y en la tendencia-ciclo, las exportaciones registraron una baja de 5,5% y 0,8% con relación a julio de 2022, respectivamente. 

 subibaja comercial   

Pese a que el resultado de intercambio es desfavorable, todos los rubros crecieron salvo los productos primarios que cayeron de forma abrupta, en torno al 30%. Por su parte las ventas al exterior de combustibles y energía (CyE) ascendieron 6,8%; las manufacturas de origen agropecuario (MOA), 5,2%; y las manufacturas de origen industrial (MOI), 0,7%.

En tanto, las importaciones se incrementaron 36,2% respecto a igual mes del año anterior (2.083 millones de dólares), como consecuencia de una suba de 15,3% en los precios y de 18,2% en las cantidades. Y, en términos desestacionalizados, las compras desde el exterior descendieron 11,8% y la tendencia-ciclo, 0,7% con relación a julio de 2022.   

En este punto y atento al fuerte pedido del sector productivo por la flexibilización de importaciones, desde el INDEC marcaron que todos los usos económicos registraron variaciones positivas en la previa al inicio de la primavera. Puntualmente, Combustibles y lubricantes (CyL) creció 68,3%; bienes de capital (BK), 44,5%; piezas y accesorios para bienes de capital (PyA), 32,5%; bienes de consumo (BC), 29,5%; bienes intermedios (BI), 27,6%; resto, 19,6%, mayormente debido al incremento de bienes despachados mediante servicios postales (couriers); y vehículos automotores de pasajeros (VA), 11,0%. 

Aunque los datos golpearon la expectativa del Gobierno y, fundamentalmente, del sector productivo que aguardaba los resultados de agosto, para insistir con la flexibilización de importaciones, confían que la liquidación del "dólar soja", que ya marcó un récord en septiembre, permitirá oxigenar las reservas del Banco Central y dará pie a una apertura progresiva del grifo.

Llega la primavera

De cara a septiembre, desde Ecolatina apuntan a una "notoria mejora" en el saldo comercial a partir de un mayor volumen de exportaciones gracias a la implementación del "dólar soja".

Los últimos datos avalan esa proyección, dado que en las últimas semanas se observó una fuerte aceleración en la liquidación de exportaciones por parte del sector agropecuario por más de u$s 4.500 millones. En consecuencia, el informe apunta no sólo que en septiembre se revertirá el déficit comercial que se evidenció en los últimos tres meses, sino que "lo más probable es que en el noveno mes del año se alcance el mayor superávit comercial mensual de toda la historia", superando el actual récord de mayo del 2009, cuando el saldo positivo rompió la barrera de los u$s 2.500 millones.

"Ahora bien -aclara-, el principal desafío en el frente externo para el Gobierno volverá a aparecer desde octubre, cuando el BCRA deberá continuar acumulando reservas si pretende cumplir con la meta acordada con el FMI pero ya sin las abultadas exportaciones del agro".

En tal sentido, Ecolatina proyectan que, a partir de la implementación del dólar soja, la reducción estacional en las importaciones energéticas y la continuidad de las restricciones para el resto de las compras al exterior, se alcanzará un superávit comercial superior a los u$s 8.000 millones para 2022.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios