ENERGÍA

El aumento de las tarifas de luz llegaría recién en mayo y muy por debajo del pedido de Edenor y Edesur

En la audiencia pública las empresas pidieron subas de hasta 45% promedio y reclamaron por los ingresos no percibidos durante el congelamiento. El Gobierno remarcó que solicitaron hasta 157%, pero habilitaría como mucho 15% desde mayo.

Las empresas de energía eléctrica Edenor y Edesur ratificaron sus propuestas de aumentos de entre el 31 y el 45% final en promedio para todos sus usuarios.

Lo plantearon sus respectivos presidentes, Ricardo Torres y Juan Carlos Blanco, en la audiencia pública donde se debate una tarifa de transición hacia 2023 para las distribuidoras del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que abarca a la Ciudad y el conurbano.

Las compañías también rebatieron algunas conclusiones de la auditoría que publicó el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) en relación a la Revisión Tarifaria Integral (RTI) que encaró el anterior Gobierno.

Con todo, fuentes consultadas por El Cronista anticiparon que lo más probable es que la actualización de las tarifas quedará para el 1 de mayo, dado el tiempo formal de análisis de las audiencias y la definición oficial sobre los subsidios demandará unos 15 días desde ahora y se tornaría difícil implementar subas retroactivas al 1 de abril.

Torres, de Edenor, planteó que la distribuidora necesita este año fondos por $ 20.000 millones (si se verifican ciertas las variables macroeconómicas contempladas en el Presupuesto 2021) o hasta $ 30.000 millones (si los bancos, consultoras y economistas aciertan con sus proyecciones, registradas en el Relevamiento de Expectativas del Mercado -REM- que realiza el Banco Central).

Ese dinero tendrá que salir de las tarifas o de los subsidios del Tesoro para garantizar la operación y mantenimiento de las redes, pagar los salarios y hacer inversiones para que no se degrade la calidad del servicio.

"Si el estado definiera que la totalidad del déficit previsto por Edenor se incluya en las facturas de los clientes, las tarifas deberían aumentarse un 28% para clientes residenciales y 31% para el promedio de todos los clientes de Edenor. Recordemos que en estos dos años los salarios subieron 90% y la inflación superó el 120%", sostuvo.

En relación a la situación financiera de Edenor, Torres afirmó que hace dos años no se incorpora el aumento de los costos en los ingresos de la distribuidora.

"Edenor no tiene forma de mantener las operaciones sin fondos suficientes y por eso ha tenido que volver a endeudarse con el mercado eléctrico mayorista desde hace un año", dijo.

Asimismo, Edesur requirió fondos por $ 34.000 millones, lo que para los usuarios residenciales (hogares) representaría una suba de 34% en sus facturas.

"Blanco señaló la necesidad de un recupero tarifario, ya que mientras las tarifas eléctricas se mantuvieron congeladas, los salarios aumentaron un 82% entre marzo de 2019 y diciembre de 2020, la inflación del consumidor fue del 95% y la inflación mayorista trepó a 121%", comunicó Edesur. 

"En sintonía, el costo de materiales típicos del sector, como un transformador 500kVA, un telemando aéreo o cableado subió un 162%", agregaron.

Ambas empresas le recordaron al Gobierno que vienen implementando inversiones en los últimos años que permitieron reducir la frecuencia y la duración de los cortes de energía y criticaron algunos ejes de la auditoría oficial.

La semana pasada, el Gobierno informó que el aumento real que pidieron Edesur y Edenor llegaba hasta el 81% y el 157%, respectivamente, sumando todas las necesidades financieras que plantean y teniendo en cuenta el cambio en la categorización de usuarios que propuso Edenor.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios