NEGOCIACIÓN POR u$s 6227 MILLONES

La nueva oferta de YPF por su deuda cosechó respuestas ambiguas entre los bonistas

Los acreedores más duros (con Fidelity, BlackRock y Ashmore) desecharon la tercera oferta de la petrolera, mientras que otro grupo comunicó su aprobación. El plazo para entrar al canje vence este viernes a la tarde.

Un grupo de 13 fondos de inversión comandados por Fidelity, BlackRock, Ashmore, Wellington y Amundi rechazó la tercera oferta de YPF para reestructurar su deuda, según publicó hoy Bloomberg, por lo que el canje de u$s 6227 millones, que vence este viernes 5 de febrero a la tarde, entró en una situación sumamente delicada.

El Grupo Ad Hoc está representado por Clifford Chance y Bomchil, tras cancelar un contrato con White & Case, y se estima que tiene el 25% del total de la deuda elegible, aunque entre un 40% y un 45% del bono con vencimiento más corto, la principal preocupación financiera de YPF.

Fuentes de la industria sostuvieron que YPF enfrentan la "presión" de Fidelity, BlackRock y Ashmore, que "mostraron una postura intransigente" pese al "diálogo abierto" y la buena fe que mostró la compañía.

También recordaron que estos fondos "son los mismos que presionaron al Estado Nacional hasta último momento y que casi hacen fracasar la negociación por la renegociación de la deuda privada" en 2020.

"La política no está ajena a este proceso y también busca que YPF fracase. Desde que se anunció el canje se sumaron denuncias y operaciones contra la empresa sin ningún tipo de sustento (politización de la compañía, posible estatización y vaciamiento. Para darle sustento a las operaciones políticas, (la ex diputada) Elisa Carrió se sumó a esa movida, denunciando el intento de vaciamiento e intento de empujar a YPF a la quiebra", apuntó una fuente de la industria.

"Los que intentaron defaultear al país a principio del año pasado son los mismos que quieren defaultear a YPF, con operadores locales como Carrió", agregó.

Por otro lado, otro grupo de bonistas "amigables", representados por el estudio Dechert, avaló la oferta de la petrolera que, según creen, "constituyó un ambicioso esfuerzo de la Compañía para lograr concesiones de sus acreedores internacionales".

Debido a esto, estos acreedores que aseguran tener el 25% de la suma de las siete series elegibles planean entregar su ON de 2021 para el canje.

El Comité Directivo del Grupo Dechert (el "SteerCo") "está alentado por la buena fe de la Compañía y sus esfuerzos para adaptarse a las demandas de su base de inversores, y espera que tales mejoras permitan generar un largo camino para convencer a los acreedores internacionales de que sigan invirtiendo en YPF", comunicaron.

La etapa temprana (early bird) de la oferta de YPF cosechó apenas un 13% de adhesión, por lo que el 25 de enero se realizó una enmienda.

La segunda mejora en la propuesta de la petrolera, que derivó en una tercera oferta, había sido oficializada ayer y se enfocaba en otorgar más efectivo para los tenedores de la Obligación Negociable (ON) que vence este 23 de marzo por unos u$s 412,6 millones, y que se pretende canjear por una ON con finalización en 2026.

Este título, el de más corto plazo dentro de los compromisos de YPF, originalmente fue emitido por u$s 1000 millones y ya había sido renegociado a mediados del año pasado, con una aceptación final de 58,7%.

No obstante, las restricciones al acceso a los dólares impuestas por la Comunicación "A" 7106 del Banco Central (BCRA), para frenar la sangría en las reservas internacionales, obligaron a las empresas a refinanciar al menos el 60% de las obligaciones más urgentes.

Es decir, que YPF necesita por lo menos el aval de tenedores de deuda por unos u$s 247,5 millones. La autoridad monetaria solamente podrá girarle a la petrolera estatal u$s 165 millones.

Si no hubiera acuerdo para la reestructuración del resto de la deuda, YPF podrá luego negociar con más tiempo por el resto de los bonos, ya que, con el actual cronograma, la primera amortización significativa cae en abril de 2022, por cerca de u$s 500 millones.

Pero la urgencia que tiene hoy la empresa con sede en Puerto Madero es llegar al 12 de febrero -el límite para la liquidación y la emisión de los nuevos títulos- con la operación cerrada, y la arena del reloj está por terminar de caer. El Período de Invitación culmina este viernes a las 17 horas de Nueva York, Estados Unidos.

Con los fondos que tendrá disponibles después de liberarse de compromisos, YPF planea invertir u$s 1000 millones más por año entre 2021 y 2022.

El capex llegará este año a u$s 2100 millones para la producción de petróleo y gas (de los cuales u$s 1300 millones irán al no convencional -shale oil y gas- en la formación neuquina Vaca Muerta) y otros u$s 600 millones se desembolsarán refinerías, estaciones de servicio y otros negocios de la compañía como el de Gas y Energía.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios