Interna a cielo abierto

Críticas al "tercer kirchnerismo" y defensa del rumbo: la respuesta coordinada del Gobierno a CFK por la economía

Martín Guzmán y Matías Kulfas acordaron salir a debatir en público con la vicepresidenta. Defendieron la gestión y contrastaron el "consistencia macroeconómica" con la última parte de la gestión de Cristina.

Martín Guzmán y Matías Kulfas, los responsables de la gestión económica que la vicepresidenta Cristina Fernández criticó con dureza el viernes, respondieron este lunes en estéreo y "en on", como pidió la líder de Unidad Ciudadana. Los ministros de Economía y Desarrollo Productivo defendieron el rumbo y rebatieron algunos argumentos de la expresidenta, mientras el presidente Alberto Fernández alistaba su viaje a Europa.

Según supo El Cronista, los dos máximos voceros económicos del Gobierno acordaron "dar el debate en un tono tranquilo". Las respuestas fueron más allá de la defensa del rumbo.; también pusieron en discusión a los últimos años de "los tres mandatos", como englobó Cristina a su experiencia en el Poder Ejecutivo en su exposición del último viernes.

Cristina en Chaco: "Fui generosa al permitir que el Presidente pudiera elegir a su gabinete económico

Martín Guzmán le contestó las críticas a Cristina Kirchner, una por una: dólar, inflación, emisión y planes sociales

Sobre todo en el último mandato de Cristina, "hubo la AUH, una fuerte recuperación de los ingresos de las y los jubilados, pero también fuertes problemas de consistencia macroeconómica", planteó Guzmán, en diálogo con Urbana Play. "Para que esos logros se puedan sostener en el tiempo, tiene que haber consistencia macroeconómica. Nosotros estamos uniendo el corto plazo con el mediano plazo para que esos logros se sostengan en el tiempo", contrastó.

Kulfas, autor de Los tres kirchnerismos, al que Cristina consideró "un libro contra nosotros", replicó que su obra "hace un balance positivo" de los tres periodos y que "marca limitaciones o críticas, pero de ninguna manera es contra nadie".

salarios

El ministro de Desarrollo Productivo habló con Radio Con Vos y rebatió la idea de que Argentina va hacia un modelo exportador de salarios bajos, como marcó la vicepresidenta. "No creo en absoluto que este sea un modelo de salarios bajos; el salario real en Argentina está a niveles de 2011", dijo. "Perdimos 20 puntos (de salarios) durante el gobierno de Macri; durante el gobierno de Alberto, se han recuperado 5 o 6 puntos. Obviamente, a un ritmo muy inferior al que nos gustaría. Ahora, veamos el contexto de pandemia, de problema de precios internacionales. Aun así, crecen la industria y el empleo industrial", replicó.

El sábado, el diputado Máximo Kirchner dijo: "Ha descendido la participación del trabajador y la trabajadora en el PBI y esto se ha hecho sin modificar una sola ley laboral". Guzmán replicó: "En 2021, con la economía recuperándose, se empieza a recuperar el empleo. Esto es así siempre: primero se recupera el empleo y después el salario". En su opinión, "la política macroeconómica es fundamental" para que el salario se recupere.

Reservas

En su crítica a la gestión económica, Cristina Fernández también había tocado al presidente del Banco Central, Miguel Pesce, al preguntarse por qué no hubo acumulación de reservas con un superávit comercial de u$s 30.000 millones entre 2020 y 2021. "Cuando uno mira por dónde salieron los dólares, salieron muchos a pagar la deuda privada de capital e intereses de grandes firmas", dijo la vicepresidenta y sugirió que las empresas cancelaron deuda incluso sin tocar depósitos propios en el exterior.

Consultado por El Cronista, el Banco Central recordó que las empresas deben reestructurar al menos el 60% de sus deudas y no pueden pagar obligaciones entre firmas del mismo grupo sin autorización previa. Además, tienen la obligación de pagar, primero, con dólares que tengan depositados en el exterior.

Guzmán justificó: "En su momento se discutió hacer algo diferente, que el acceso a dólares para pagar deudas no se diera vía el mercado oficial, sino por el alternativo, y se decidió no hacer. Se les dio a las empresas la posibilidad de capitalizarse, que es lo que ocurre cuando pagan deuda", explicó. Y sostuvo que el Gobierno debe generar "condiciones para que las empresas refinancien plenamente sus deudas y para eso hay que reconstruir el crédito"

Y prosiguió: "Para eso, ¿necesitábamos un acuerdo con el FMI o había que ir al default?". Concluyó: "Nosotros planteábamos que sin un acuerdo con el FMI iba a haber menos dólares, no más dólares. Y cuando en la Argentina hay menos dólares, hay ajuste".

El ministro de Economía fue más allá y vinculó esa consistencia económica necesaria para acumular reservas y bajar la inflación con los subsidios energéticos. "Uno se pregunta en qué país del mundo ha funcionado, para encausar un sendero de desarrollo con inclusión social, tener subsidios energéticos por 3 o 4 puntos del PBI; en qué país del mundo funciona que haya déficits financiados por una moneda que la gente ha dejado de querer. Eso, la verdad, no hay ninguna articulación teórica que diga que va a funcionar".

Guzmán, por último se defendió de la acusación de que no da "disputas de poder". Recordó que propició la suba del impuesto a las Ganancias a las empresas y dijo que, al reestructurar la deuda con acreedores privados, "no tenía a nadie a mi izquierda". Y aludió al gobernador Axel Kicillof: "Empujamos a las provincias para que sean más fuertes, un caso era el de Buenos Aires".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios