Conflicto en Medio Oriente

Corte Penal Internacional: el Gobierno criticó la orden de detención contra Netanyahu

Según el comunicado oficial, Argentina considera "equivocada y rechaza la equiparación que realiza el Fiscal entre autoridades legítimas de un Estado democrático con líderes de una organización terrorista responsable de crímenes brutales"

El Gobierno  emitió un comunicado expresando su profunda preocupación y rechazo ante la reciente decisión del Fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, de solicitar el arresto de altos funcionarios del gobierno de Israel. Esta medida, que incluye a figuras prominentes como el primer ministro Benjamín Netanyahu y el ministro de Defensa Yoav Gallant, fue calificada por Argentina como un error grave que distorsiona la realidad del conflicto y pone en cuestión principios fundamentales del derecho internacional.

Según el comunicado oficial, Argentina considera "equivocada y rechaza la equiparación que realiza el Fiscal entre autoridades legítimas de un Estado democrático con líderes de una organización terrorista responsable de crímenes brutales". El Gobierno argentino subraya que esta decisión ignora el derecho de Israel a la legítima defensa, un derecho reconocido y defendido por el Derecho Internacional, y que Argentina apoya firmemente.

El fiscal Khan justificó su solicitud argumentando que tanto Netanyahu como Yahya Sinwar, líder del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), son "penalmente responsables" de crímenes de guerra y de lesa humanidad cometidos en el marco del conflicto en Gaza. Las acusaciones contra los líderes israelíes incluyen el uso del hambre como "método de guerra" y "asesinato intencionado" de civiles, mientras que Hamas es señalado por el "asesinato de cientos de civiles israelíes" y la toma de "al menos 245 rehenes".

Sin embargo, el Gobierno argentino cuestiona la imparcialidad y la independencia de la investigación del Fiscal, señalando que esta medida "pone en cuestión el derecho a la legítima defensa que ejerce Israel" y parece ignorar el trabajo de los tribunales israelíes, que ya están abocados a investigar los hechos atribuidos. Además, Argentina destaca que no se ha dado oportunidad al sistema judicial local de realizar su tarea con todas las garantías del caso.

El comunicado también subraya que la actitud del Fiscal no contribuye a mejorar la situación en el conflicto, sino que, por el contrario, "agrega obstáculos a los esfuerzos para conseguir la liberación de los rehenes aún en manos de Hamás, la llegada de ayuda humanitaria y una solución de largo plazo a la crisis".

El contexto de este posicionamiento argentino se enmarca en el fuerte alineamiento del gobierno de Javier Milei con el Estado de Israel.

Temas relacionados
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.