En el Senado

Consejo de la Magistratura: el oficialismo logró imponer un proyecto resistido por la Corte

La cámara que preside Cristina Kirchner votará un texto que sube de 13 a 17 los integrantes del cuerpo. La media sanción está en manos de los aliados al oficialismo, que siguen sin definirse.

El Senado dictaminó el proyecto de ley que modifica el Consejo de la Magistratura impulsado por el Poder Ejecutivo y lo llevará al recinto la semana que viene

La media sanción en el recinto todavía no está garantizada. Durante el plenario de comisiones, hubo guiños del oficialismo para captar los votos de las bancadas independientes, que siguen sin fijar su postura y que serán determinantes para alcanzar la mayoría absoluta que requiere la iniciativa. En tanto, Juntos por el Cambio (JxC) avanzará con su propia iniciativa

Tras la exposición de un conjunto de expertos a favor y en contra del proyecto impulsado por el presidente Alberto Fernández, el oficialismo quedó un paso más cerca de la media sanción a la normativa que sube de 13 a 17 los integrantes del cuerpo que se encarga de nombrar y remover magistrados, y administra además el dinero del Poder Judicial.

La principal divisoria de aguas tiene que ver con el rol de la Corte Suprema en el organismo. Juntos por el Cambio y otros espacios menores contemplan al máximo tribunal integrando el Consejo de la Magistratura. El del oficialismo, excluye a los supremos del organismo colegiado. 

La incógnita, por estas horas, es qué harán los cuatro senadores que no integran el Frente de Todos ni Juntos por el Cambio. De ellos dependerá de qué lado se inclina la balanza. Una de las indefiniciones que arrastrará la incógnita hasta el momento de la sesión es la del rionegrino Alberto Weretilneck, un aliado clave del oficialismo en el Senado.

Para Martín Soria, la Corte Suprema cometió "un acto político extorsivo"

La reforma del Consejo de la Magistratura encuentra divisiones en el oficialismo

En la sesión prevista para el miércoles que viene, el oficialismo requerirá la adhesión de al menos dos senadores para que el texto sea aprobado en el recinto. En general, Weretilneck, junto con la misionera Magdalena Solari Quintana votan en tándem con el oficialismo.

La reforma del organismo que nombra y remueve jueces es un asunto particular para el rionegrino. Es que, por un lado, el ministro de Justicia de la Nación, que ayer defendió con firmeza el proyecto ante el plenario de comisiones, Martín Soria, es un histórico adversario de Weretilneck a nivel provincial. Pero además, el exgobernador patagónico, hoy legislador, presentó su propia iniciativa.

Cuando el plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales llegaba a su fin, Weretilneck aclaró: "Voy a firmar mi proyecto". Y destacó que la discusión tiene que ser "más profunda", y no limitarse a si la Corte Suprema debe o no estar representada en el Consejo. Asimismo, planteó que se debe cambiar "la lógica centralista y unitaria".

En medio de las peleas, Cristina ordenó votar a favor y en unidad un proyecto del Ejecutivo

¿De qué manera? A la hora de nombrar a un magistrado del interior del país, Weretilneck propone que participen jueces, abogados y académicos de la jurisdicción en la que se produce la vacante. Y que esto mismo rija al momento de sancionar o remover a un magistrado.

Guiño

Más allá de que durante el plenario de comisiones no se modificó el proyecto redactado por el Ejecutivo, el presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Guillermo Snopek, se encargó de aclarar que el texto dictaminado no necesariamente es el que se votará la semana que viene en el recinto.

El oficialismo apoyó el proyecto enviado por el  Poder Ejecutivo.

¿Guiño al rionegrino? En diálogo con este medio, el presidente de la comisión de Justicia, Oscar Parrilli, dijo que están "analizando" la propuesta de Weretilneck y no descartó que se incluya la regionalización que propone.

Consejo de la Magistratura: escala la disputa por los alcances de la reforma

Si la bancada oficialista cede ante el principal planteo del rionegrino, el oficialismo no solo se garantizaría la media sanción en el Senado, más allá de lo que determinen los monobloques que integran Clara Vega y Alejandra Vigo (esposa del gobernador cordobés Juan Schiaretti). Sino que, a la vez, allanaría el camino a Sergio Massa en Diputados.

En la cámara baja, el Frente de Todos deberá sumar 12 adhesiones para alcanzar los 129 votos que requiere el proyecto. Si Solari Quintana y Weretilneck votan con el Frente de Todos, eso podría traducirse en cinco votos más en Diputados. Es que, el interbloque Provincias Unidas lo preside otro referente de Juntos somos Río Negro, Luis Di Giácomo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.