En el Senado

Para Martín Soria, la Corte Suprema cometió "un acto político extorsivo"

El ministro de Justicia apuntó contra el Máximo Tribunal al que acusó de querer meterse en el Consejo de la Magistratura "por la ventana", al declarar inconstitucional su actual composición. Fue durante un plenario de comisiones en el que defendió el proyecto del Poder Ejecutivo.

"El objetivo de la Corte fue meterse al Consejo de la Magistratura por la ventana", aseguró el ministro de Justicia Martín Soria esta tarde ante un plenario de comisiones en el Senado. Fue al referirse al fallo del Máximo Tribunal de diciembre, que declaró inconstitucional la composición que rige desde 2006. 

El objetivo del oficialismo es retomar mañana el debate y firmar el dictamen para que el texto, que eleva a 17 los miembros del organismo que administra la Justicia, pueda ser votado en el recinto en la próxima sesión.

En medio de las peleas, Cristina ordenó votar a favor y en unidad un proyecto del Ejecutivo

La reforma del Consejo de la Magistratura encuentra divisiones en el oficialismo

Ante las comisiones de Justicia y Asuntos Constitucionales, Soria, que llegó acompañado de funcionarios de su cartera, defendió la iniciativa impulsada por el presidente Alberto Fernández. El rionegrino arrancó su exposición "contextualizando" el debate, que se puso en marcha luego de que el 16 de diciembre la Corte Suprema declarara inconstitucional la composición actual del organismo. En este sentido, el ministro apuntó contra el Máximo Tribunal por "obligar a esta casa a legislar bajo presión".

Para el funcionario, la Corte Suprema de Justicia, con su fallo "pone en jaque la división de poderes". Asimismo, lo tildó de "un acto político extorsivo".

Sobre el plazo de 120 días que le dio el Máximo Tribunal al Congreso para avanzar en una nueva ley, para el funcionario resulta "incumplible". Y aseguró que "nos amenaza sin precedentes con la parálisis de la Administración Judicial". "Este Congreso debería rechazar esta intromisión", sentenció.

Defensa al proyecto de Fernández

Hecha la contextualización, Soria defendió la iniciativa impulsada por Fernández en diciembre, cuando el fallo era inminente y destacó que se trata de una iniciativa que le da mayor dinamismo al Consejo. En tanto, destacó que establece la paridad de género, cuando en la actualidad solo el 30% de sus miembros son mujeres.

Soria también recalcó que la iniciativa del Ejecutivo se asemeja al presentado durante la gestión de Cambiemos, por el ministro de Justicia de aquel entonces, Germán Garavano.

Para despejar cualquier duda a propósito de la intencionalidad por parte del Gobierno del Frente de Todos, Soria recalcó que la composición que proponen "no agrega ningún estamento político", así como también subrayó que "ningún estamento va a tener quórum propio ni los dos tercios" por sí solo.

Hacia el final de su discurso, Soria apuntó contra la Corte Suprema a la que acusó de querer "meterse al Consejo de la Magistratura por la ventana" con su fallo. Es que, con la reforma del 2006, que fue impulsada por Cristina Kirchner, en aquel entonces senadora, esa instancia de la Justicia se quedó sin la silla que ocupaba en el organismo. En este tramo, el funcionario alertó que esa opción, con la actual Corte "es peligroso".

Para el funcionario, la presencia del Máximo Tribunal en el Consejo de la Magistratura resulta "inconstitucional, ineficiente y antidemocrático". De paso, recordó que el proyecto de Garavano tampoco contemplaba ningún representante de esa instancia en el consejo.

debate exprés

El proyecto que sí le otorga una silla a la Corte Suprema en el organismo encargado de nombrar y remover jueces es el que presentó horas antes del plenario Juntos por el Cambio.

El oficialismo apura en el Senado la reforma del Consejo de la Magistratura

Consejo de la Magistratura: JxC sale al cruce del Gobierno y unifica una estrategia

Se trata de una iniciativa que redactó la Mesa Nacional de la coalición opositora a modo de "contraproyecto" que eleva a 20 miembros la composición del consejo. Este proyecto establece que el presidente de la Corte Suprema debe ocupar, a la vez, la presidencia del Consejo de la Magistratura. De allí que sean dos iniciativas irreconciliables.

Soria defendió el proyecto de Fernández y apuntó contra la Corte.

El objetivo del oficialismo para evitar la "parálisis" de ese organismo es dictaminar mañana en un nuevo plenario de comisiones convocado para las 19, al que asistirán siete invitados, el texto de Fernández y dejarlo listo para ser votado en el recinto.

Saldada esta instancia, el oficialismo deberá sancionar el proyecto en Diputados, donde el Frente de Todos deberá sumar 12 votos para alcanzar la mayoría que requiere (129 votos positivos). En el Senado, en tanto, el oficialismo deberá cosechar apenas dos voluntades.  

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.