PELEA POR ACCESO A CRÉDITOS

Con un guiño a Biden, el Gobierno apuesta a la remoción del presidente del BID

Figuras del oficialismo pidieron la renuncia de Mauricio Claver-Carone, un hombre puesto allí por Donald Trump. La puja por la conducción del banco de desarrollo más grande de la región podría atentar contra el crédito que urge para la pospandemia. Expectativa en la Casa Rosada.

Casi desde la penumbra y con sumo cuidado de no errar en el cálculo, el Gobierno mira con atención y acciona discretamente en la disputa de poder que se abrió por la conducción del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la institución más grande e importante de América latina y el Caribe para conseguir créditos necesarios para financiar las obras de infraestructura y otros proyectos orientados al crecimiento, la reducción de brechas en la región y, en forma urgente, la recuperación económica en la pospandemia.

En octubre pasado, Mauricio Claver-Carone, exdirector del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca gobernada por Donald Trump, asumió formalmente la conducción del banco por un plazo de cinco años, no sin polémica.

La Argentina y otros países de la región protestaron porque su nominación ponía fin a una ley no escrita: la titularidad del organismo la ejercen los latinoamericanos, aunque la sede de la entidad está bajo la esfera de influencia de Estados Unidos, por tener su sede en Washington. De hecho, Alberto Fernández impulsó sin éxito a su secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, quien debió bajarse al final de la carrera ante una derrota que se avizoraba estrepitosa.

Bolsas mundiales en rojo por el alto rendimiento de los bonos de EE.UU.

Claver-Carone fue, además, un halcón republicano que incentivó la política de presión extrema contra  Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia (antes del derrocamiento de Evo Morales), y su desembarco en semejante silla fue interpretada como un condicionamiento a la agenda exterior de los países de la región.  

Todavía como presidente electo, Fernández se encontró con Claver-Carone en noviembre de 2019.

Ahora, el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Jorge Taiana, acompañó una declaración del Grupo de Puebla -el club de dirigentes progresistas e izquierda que cuenta a Alberto como un baluarte- que subrayaba "la urgencia de un relevo en la presidencia del BID". Según este foro, "la elección de Claver-Carone fue posible por la presión indebida de la administración Trump".

Ahora, con Joe Biden en la Casa Blanca, el gobierno de los Estados Unidos debate internamente si acaso avalar la hoja de ruta de Claver-Carone en el organismo, o presionar para su salida. El BID votará en días más una capitalización que le permitiría incrementar la concesión de créditos de los actuales u$s 12.000 millones al año a u$s 20.000 millones. El Congreso de mayoría demócrata rechaza al actual presidente del BID, y la Casa Rosada tomó nota junto a otros líderes para presionar su salida.

Los oficiales argentinos en Washington negaron gestiones para propiciar una "revisión" del mandato de Claver-Carone, aunque admitieron que "no hay simpatía, de seguro, de varios países miembro" con el cubanoamericano. El equipo de Alberto Fernández evitó los comentarios, aunque en su entorno reconocieron que hay "expectativa" sobre la postura que tomará la gestión Biden.

Cuando la disputa por el control del organismo emergió, la Argentina fijó como política de Estado preservar la tradición que indicaba la conducción latinoamericana. De hecho, todos los ministros de Relaciones Exteriores desde el retorno de la democracia a esta parte firmaron una carta abierta pidiendo a Washington bajar la candidatura norteamericana.

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    05/03/21

    El TRASLADO DE LA CAPITAL AL INTERIOR ha de hacerse bajo una política de estado, piloto hacia una convivencia democrática como existe en el Uruguay. Concursemos el proyecto técnico-legal económico que adecue la ley conforme al AVANCE DE LA DESCENTRALIZACIÓN FÍSICA
    Constituyamos un organismo de NOTABLES para la evaluación y control de gastos del proyecto , asegurando decisiones éticas, transparentes, sin favoritismo o corrupción, ya sea pública o privada. Favorezcamos la emigración interna y la inmigración externa SELECTIVAS hacia la región
    A la primera etapa de construcción del Centro Cívico y de viviendas, escuela, colegio y hospital de excelencia para el personal del proyecto y funcionarios gubernamentales que deban trasladarse, seguirán ahora sí con endeudamiento externo la construcción de vías férreas, caminos
    aeropuerto internacional, puerto de aguas profundas, parque de industrias no contaminantes a distancia prudente, generación de energía solar y eólica, constitución de flota mercante pesquera, etc..Todo en aras de mejorar la productividad interna y competitividad internacional.
    Dear J. Glitz & M. Guzamán, could you evaluate what is outlined in this tweet and propose it if you consider it viable in the near future? Could we not AT THE START "live with our own" but not partially and then resort to foreign exchange investments?

    0
    1
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    05/03/21

    Gobierno y Oposición: SUPRIMAN LAS PASOS, TRASLADEN LA CAPITAL FEDERAL AL INTERIOR .y CONVOQUEN UNA CONSTITUYENTE para formar LA RABA (Región Autónoma de Buenos Aires separada de Prov. homónima) # Economistas y Periodistas: evalúen, opinen y divulguen.
    Una alternativa sería reflotar la ley Patagonia 23512 / 1987! que disponía el traslado FÍSICO de la Capital Federal a VIEDMA / CARMEN DE PATAGONES!! Funcionarios y Legisladores recurran al BM, BID y CAF y apliquen keynesianismo UNICAMENTE para ese plan de reactivación mediata
    Ahorraremos así divisas al máximo y luego de los cuatro a cinco años iniciales de preparación, alentaremos al mercado de capitales a endeudarnos ya sea en dólares, euros o yuans. META: que nuestro PBI /Capita se empareje al de Australia como fuera hasta fines de los años 60.

    0
    1
    Responder