Ajuste y dólar

Cómo sigue el plan económico: el mensaje de Caputo tras la caída de la Ley Ómnibus

"Estamos en equilibrio financiero en enero sin ley". Qué compensa el paquete fiscal y cómo siguen las medidas. ¿Hay nueva devaluación? Las cuentas que saca el ministro de Economía

En esta noticia

"No afecta al programa económico", dijo el ministro de Economía Luis Caputo tras el fracaso de la ley ómnibus en Diputados, que deberá volver a comisiones. El titular del Palacio de Hacienda buscó desdramatizar el impacto legislativo y aseguró que el 75% del ajuste fiscal está por fuera de la Ley Bases. 

"Estamos en equilibrio financiero en enero sin ley", apuntó Caputo. "El 75% del ajuste fiscal ya estaba por fuera de la ley. No seremos políticos pero tampoco somos tontos", dijo el funcionario en una entrevista en LN+ sobre la posibilidad de que no pasara la ley, algo que también advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su evaluación de la economía argentina. 

Buena parte de los ingresos dependía, sin embargo, del paquete fiscal, como el aumento de las retenciones a las exportaciones, una moratoria o un nuevo blanqueo. "Se actualizó el impuesto a los combustibles y eso reemplaza a las retenciones", dijo. La diferencia de lo que se retiró es un 0,7% o 0,8%, aseguró Caputo.

Rechazo y desprolijidades en el Congreso: la ley ómnibus volvió a comisiones

Para el ex secretario de Política Económica Fernando Morra, que haya "equilibrio financiero en enero sin ley" es valioso, pero "es poco informativo del desempeño anual". En ese marco, pidió que se "clarifique el programa fiscal para el año, considerando el escenario macro y el impacto de los cambios legislativos" tras la vuelta a comisión de la ley ómnibus.

"Enero es un mes donde, por el mismo proceso presupuestario, hay baja ejecución de gastos y el déficit suele ser estacionalmente bajo. La estacionalidad del déficit primario contribuye a tener un resultado fiscal más balanceado que el resto del año", agregó el ex viceministro de Economía de Martín Guzmán.

Caputo, por su parte, resaltó los fuertes vencimientos de deuda del mes, que se registran en el resultado financiero. "Hay un 0,2% de menor déficit, 0,1% primario, 0,1% financiero. Vamos a lidiar con el déficit, profundizando el ajuste en las partidas ya conocidas", enfatizó el ministro actual.

Inflación: el nuevo segundo semestre

Frente al agobio de bolsillo de las medidas de corrección de precios y ajuste de ingresos, el titular de Economía aseguró que "la inflación está bajando" y se sentirá el "respiro" cuando se estabilice y se vuelva a crecer.  

Luego del 25,5% de diciembre, Caputo indicó que la inflación de enero estará en el 20% y se prevé que en febrero esté "por debajo del 20%", "altísimo pero por debajo de lo que se esperaba", aseguró. Y consideró que la señal del ancla fiscal y no imprimir pesos para financiar al BCRA, junto con "el mejoramiento significativo del balance del Central, ya está dando sus frutos".

  Una vez más llegó la promesa de "un segundo semestre más calmo". "Somos un país adicto al déficit, pero estamos en rehabilitación", aseguró.  En los modelos con los que trabaja Economía, en tanto, estiman una inflación del 14% para marzo y 9% hacia abril, según dio a conocer el Ministro.

Aumento a las jubilaciones

Consultado por los atrasos en las jubilaciones, Caputo se limitó a decir que los haberes cayeron entre un 15 y un 40% en la gestión anterior pero no detalló cuál será la recomposición para hacer frente a la inflación. 

"Estamos cerca con la oposición de llegar a una fórmula que nos parezca razonable a todos y sea favorable para los jubilados", dijo sobre el factor fiscal que tiene en mente, donde las pensiones sufrirán el ajuste. No detalló si habrá nuevos bonos para compensar el 20% de inflación mensual de enero.

El futuro del dólar y nueva devaluación

Pese al revés en el Congreso y en medio de la caída de los bonos con la que arrancó el mercado este miércoles, Caputo aseguró que no se "subestima" el dólar y defendió el ritmo de crawling peg del 2% mensual.

Sobre el tipo de cambio real, con una inflación que puede estar en torno al 20%, dijo que -con supuestos del 14% y 9% después marzo-, comparando con el dólar de 2016 (base 100 en el dólar de $ 15 a la salida del cepo de Macri) se estaría a fin de marzo en un dólar de 117, es decir un 17% por arriba. 

De esta forma dejó el mensaje de que no hay un atraso cambiario que justifique una devaluación, toda una declaración para los exportadores que tienen que empezar a liquidar la cosecha.

Caen fuerte las acciones y se desploman los bonos en reacción al traspié oficial en el Congreso

Temas relacionados

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.