CRISIS ECONÓMICA

Club de París, Precios Cuidados y formulario para segmentación: los tres desafíos urgentes de Batakis

La flamante ministra de Economía comienza su gestión con algunas tareas pendientes de su antecesor, Martín Guzmán. La más urgente es la negociación con el Club de Paris, pactada para esta semana.

Silvina Batakis asumirá en un Ministerio de Economía caliente. A la inflación, la escasez de gasoil y el flamante cepo a las importaciones anunciado la semana pasada se le suman en las próximas horas la negociación con el Club de París para cerrar la reestructuración de la deuda, la continuidad del programa Precios Cuidados y el formulario para la segmentación con las nuevas tarifas de luz y gas.

Dólar Batakis: el dato que anticipa una fuerte presión cambiaria y por qué se espera bajo volumen

Daniel Scioli: "Silvina Batakis es pragmática y razonable, ni ortodoxa ni hetorodoxa"

LA DEUDA CON EL Club de Paris

Hoy lunes el ex ministro de Economía, Martín Guzmán, tenía planificado viajar a Francia para reanudar la negociación con el Club de París. Esta será la tarea más urgente que deberá encarar Batakis, ya que las negociaciones para cerrar un acuerdo de reestructuración de la deuda por u$s 2.400 millones quedaron ayer a la espera de la designación del nuevo titular del Palacio de Hacienda.

Batakis deberá reprogramar su agenda para viajar a la capital francesa en momentos en que los vencimientos de la deuda con los Estados europeos se aproximan y se requiere de una nueva negociación para reprogramar los pagos.

El encuentro con la organización de acreedores estaba previsto para el próximo miércoles 6 de julio, con el objetivo de obtener una modificación de las metas para el segundo trimestre y renegociar nuevas condiciones de tasas de interés y plazos.

Silvana Batakis tiene por delante tres desafíos urgentes que deja Martín Guzmán.

Guzmán tuvo a su cargo la reestructuración de la deuda con los bonistas privados que culminó con un canje histórico del 99,75%, y posteriormente logró una renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por u$s 44.000 millones.

El ministro tenía previsto viajar a París con la aprobación de la primera revisión de ese programa logrado este año con el FMI y la modificación de las metas para el segundo trimestre - sin tocar las metas anuales- a raíz del impacto de la guerra en Ucrania.

Silvina Batakis, ex funcionaria de Scioli y cercana al kirchnerismo: el equilibrio de la 'ministra de Economía de consenso'

Acuerdo de Alberto y Cristina: la charla que selló la llegada de Batakis a Economía y los cambios que se vienen en el Gabinete

Precios Cuidados e inflación

La urgencia será también controlar el proceso inflacionario, uno de los temas más sensibles para la flamante ministra, quien deberá manejar.

De hecho el Gobierno había comenzado a discutir en una mesa federal reajustes al programa Precios Cuidados para garantizar el abastecimiento de productos en el interior del país, recurriendo a nuevos jugadores, con la intención de reducir la canasta de bienes incluida en este programa de referencia en las góndolas.

"Una opción bajo estudio es sacar algunos productos que no tienen mucha salida para garantizar abastecimiento", advirtieron en el Palacio de Hacienda, sin atreverse a batir cantidades a reducir.

Silvana Batakis tiene por delante tres desafíos urgentes que afrontar como ministra de Economía.

Nuevas tarifas de luz y gas

La nueva ministra deberá también manejar con cuidado la actualización tarifaria a partir del recorte de los subsidios al consumo de luz y gas.

Luego de que el Gobierno anunciara una segmentación de tarifas de luz y gas en tres grupos distintos, quitándole o recortando los subsidios a millones de usuarios, se oficializó el formulario, denominado RASE, para pedir una revisión y no perder la asistencia estatal.

El objetivo es "ordenar" las tarifas de luz y gas e identificar cuáles son los hogares que "necesitan" mantenerlo, pero también hay casos en los que estarán exentos de anotarse. 

La segmentación de tarifas dividirá a los usuarios en tres tipos: el segmento de ingresos altos, el de ingresos intermedios y el de ingresos bajos. Cabe resaltar que alrededor del 90% de los usuarios del país están en los últimos dos segmentos, por lo tanto van a continuar recibiendo el subsidio, aunque con recortes.


Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios