Duro y claro

Cavallo habló de todo: estanflación, crisis actual, Guzmán, devaluación y el fantasma del Rodrigazo

El exministro de economía de Carlos Menem habló de todo: dólar, devaluación, elecciones, estanflación, crisis actual, Martín Guzmán, y el fantasma del Rodrigazo.

El exministro Domingo Cavallo advirtió que la crisis económica actual es "más difícil de resolver que una hiperinflación" y vaticinó que hasta "podría terminar" en una explosión de precios como la del histórico "Rodrigazo" en los ´70.

Dijo que la Argentina se encuentra ante una situación "particularmente difícil" y criticó al Gobierno porque "sigue confiando en controles, en intervenciones, en estatizaciones, en cierres de la economía, que son la causa de que estemos tan mal".

"Si el Gobierno devalúa sin estar convencido y unido, puede ocurrir un Rodrigazo", advirtió Cavallo, a pesar de que desde el Ministerio de Economía vienen aclarando que hay respaldo para evitar una depreciación brusca del peso.

El ex ministro señaló que la situación económica es "muy complicada, porque hace diez años que vivimos en estanflación".

Insistió en que ese "es el problema económico más complicado para resolver, más que una hiperinflación".

"Cuando se produce un fenómeno de hiperinflación, como ocurrió entre el 88 y el 90, queda en evidencia que la organización de la economía y los manejos que se hicieron hasta ese momento deben ser cambiados integralmente", dijo Cavallo.

La crisis económica conocida como "Rodrigazo" produjo una explosión de precios y caída de salarios en junio de 1975. Lleva ese nombre por el ministro de Economía de entonces, Celestino Rodrigo, quien intentó corregir desajustes acumulados bajo el gobierno peronista desde 1973, con medidas que terminaron en una hiperinflación.

Ni el bono a jubilados ni la AUH, los dólares se compran con el aguinaldo

"Vivimos hace diez años en estanflación, que es el problema económico más complicado para resolver, más que una hiperinflación", dijo Cavallo al hablar en un encuentro multisectorial organizado por el Foro Empresario Argentino.

Al explicar por qué es difícil resolver una estanflación, Cavallo señaló que "la gente no está convencida de que se necesitan grandes cambios". "Más bien se piensan en soluciones que son parches, muy parciales. Se arregla uno y se desarregla otro, que es lo que pasó a lo largo de los últimos diez años", señaló.

El ministro Guzmán

Al opinar sobre el ministro de Economía, Martín Guzmán, destacó que resolvió el problema de la deuda externa privada, pero advirtió pero que "en todos los demás aspectos no influyen sus opiniones".

Cavallo dijo que "el Gobierno tiene otros integrantes con gran influencia", como el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, de quien criticó que "tiene ideas completamente diferentes a las convencionales que han permitido que progresen muchos países del mundo".

Al ser consultado sobre una posible devaluación después de las elecciones, Cavallo dijo que "algo van a tener que hacer, porque el tipo de cambio va a quedar atrasado, y si siguen las recomendaciones de Kicillof, van a tratar de recuperarlo gradualmente". "No veo que esta situación cambie mucho, cualquiera sea el resultado" de las elecciones, señaló.

Dijo que "sí puede llegar a cambiar a partir de 2023, salvo que con motivo del resultado el Gobierno decida pegar un giro de 180 grados en la forma en cómo enfoca la economía".

Cavallo dijo no creer que esto pueda ocurrir porque "Alberto Fernández no tiene todo el poder y Cristina maneja tras bambalinas".

Tags relacionados

Comentarios

  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    29/07/21

    R 6- Queda claro, que un traslado de la Capital Federal no lleva implícito que se tienen que mudar los tres poderes simultáneamente sino a lo largo de la puesta en marcha del proyecto. Se me ocurre que primero debe traladarse el poder ejecutivo, más tarde el legislativo y finalmente el judicial. Este último quizás pudiera ser bastante más lento por el sinfín de cambios juridiccionales de los tribunales de varios fueros. Con el tiempo las embajadas y consulados de los países extranjeros también deberán relocalizar al menos sus oficinas como paso previo al cambio de las residencias privadas de los embajadores. ¿Por qué menciono estas obviedades?
    R 6 bis Para destacar que el proceso de descentralización FISICA llevará su buen tiempo (¿10 a 15 años?) ya que no se tratará de una simple distribución parcial y virtual de funciones como el que rige La ley de Capitales Alternativas que se aprobó en noviembre 2020. Según esta ley, sólo el ejecutivo se traslada periódicamente por 24 ciudades del país teniendo como objetivo principal reforzar el federalismo de la república; lógicamente esto es infinitamente más barato pero con un alcance de calidad real infinitamente menor. Sospecho que que la decisión tomada por el poder ejecutivo actual, fue tomada dada la actual penurias social y económica, sobre la base del estudio muy exhaustivo publicado en septiembre de 2020 ?Las alternativas de descentralización del Estado Nacional? [sigue R7 & R8 / R13 a partir de mañana en comentarios de otro artículo de índole lo más conexo posible].

    0
    0
    Responder
  • EEK

    Eduardo Elías Kleiner

    29/07/21

    R 5- ( ver R3 & R4 https://www.cronista.com/economia-politica/sin-default-se-pagan-us-226-millones-del-acuerdo-puente-con-el-club-de-paris/) La ley Patagonia # 23512 que regía el traslado de la Capital Federal a Viedma fue dejada de lado en los años noventa y legalmente derogada en mayo de 2014 (consultar muchísimos más detalles en Google/https://es.wikipedia.org/wiki/Proyecto_Patagonia ) . Una encuesta realizada por Clarín en septiembre de 2020 revelaba todavía que de mudarse la Capital, las ciudades que contaba con más adeptos, de lejos eran Córdoba y Viedma, Más tarde mencionaré cuáles serían las razones por las que Viedma supera ampliamente a Córdoba desde mi punto de vista. Otros lugares que fueron surgiendo como alternativa, fueron Santiago del Estero , La Pampa y el punto de confluencia de las fronteras de San Luis, Córdoba y Mendoza, mas con mucho menor eco favorable. Se objetaría que en la situación calamitosa que se encuentra el país , donde existen lógicamente tantas otras prioridades más urgentes ¿¡cómo nos vamos a meter en este proyecto de mudanza que implicará una inversión tan cuantiosa!? Podemos, pero para eso necesitamos tener fe y confianza en el futuro, sería como para cualquiera de nosotros comenzar con una nueva vida en casa nueva. ¿Se imaginan Uds. el tiempo que llevará el tratamiento legislativo y muy posiblemente también la convocatoria a una modificación de la Constitución para llevar a cabo este plan y varias otros cambios necesarios concomitantes?

    0
    0
    Responder