MONITOR DEL HUMOR SOCIAL

Encuesta: Silvina Batakis llega a Economía en medio de un alto pesimismo y rechazo a la gestión

La llegada de Silvina Batakis al Ministerio de Economía no solo se produce en medio de un complejo panorama político en las filas del oficialismo sino, fundamentalmente, en el marco de un delicado escenario socioeconómico, reflejado en el pesimismo que genera la falta de soluciones aportadas por su antecesor a la espiral inflacionaria en la que se encuentra sumergida la Argentina.

Así lo revela la última entrega del Monitor del Humor Social y Político, que D'Alessio Irol/Berensztein elabora mensualmente en exclusivo para El Cronista. El informe, elaborado de manera en base a la respuesta online de 1098 adultos de diferentes puntos del país y cerrado apenas días antes del recambio ministerial, muestra un escenario en el que el descontento con la gestión del Gobierno y, particularmente, el andar de la economía han ido creciendo con el correr de los meses y alimentan la incertidumbre sobre lo que vendrá.

Al respecto, el consultor Eduardo D'Alessio indicó que "el monitor de este mes muestra un aplastamiento de prácticamente todas las variables" y advirtió que "ya se está haciendo un posicionamiento crónico, no solo de los problemas sino también de las posiciones relativas de los principales factores que atañen a la población".

"En tal sentido, la imagen de gestión del Gobierno se mantiene con ligeras oscilaciones pero en el rango más bajo que ha logrado desde su comienzo", agregó.

En efecto, la evaluación de la gestión no logra superar la meseta negativa que alcanzó hace varios meses y en lo cual casi tres de cada cuatro encuestados (72%) la califica con una mala nota. Solo un 67% de quienes votaron por el oficialismo en la última elección aún le dan el visto bueno a la administración de Alberto Fernández. Y es quizá en ese núcleo en el que Batakis encuentre el mayor sostén de esperanza sobre su futura gestión.

De hecho, apenas un 57% de esos votantes ve positiva la situación económica actual y un 43% de quienes optaron por la izquierda, mientras que un 95% de los electores de Juntos x el Cambio y un 96% de aquellos que eligieron a libertarios la consideran negativa.

Y en ello influye la suba de más del 170% que experimentó el Indice de Precios al Consumidor a lo largo de los más de 30 meses que Martín Guzmán estuvo al frente del Palacio de Hacienda. Tiempo en el cual la inflación se mantuvo al tope de las preocupaciones de la sociedad y que, tras un breve período de mayor apoyo oficialista observado a mediados de 2020, ha registrado una curva ascendente hasta superar el guarismo con el que había arrancado en diciembre 2019.

Hoy, la inflación es el principal problema a resolver prácticamente para casi todos los argentinos, más allá de niveles socioeconómicos o pertenencias partidarias diferentes. Y es la falta de soluciones sobre esta materia, entre otros problemas económicos como la incertidumbre que despierta la situación actual y la falta de propuestas para el crecimiento, las que han agitado una interna política en el Gobierno que ha derivado en la salida, primero de Matías Kulfas de Desarrollo Productivo, y ahora de Guzmán de Economía.

"Las últimas circunstancias que rodearon el alejamiento del ministro de Economía seguramente no han mejorado ni las expectativas de la población ajenas a estos vaivenes ni tampoco la de los principales operadores", consideró D'Alessio, al observar que dos de cada tres encuestados creen que la situación económica estará peor dentro de 12 meses. Solo un 73% de los oficialistas y 50% de los que apoyan a la izquierda tienen una proyección positiva. Dependerá de Batakis y su nuevo equipo cumplir con esas expectativas.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios