PRESUPUESTO

Aumento de tarifas y segmentación de subsidios: el Gobierno cuidará que la suba no sobrepase los salarios

Así lo indicó el secretario de Energía, Darío Martínez, quién apuntó un aumento a nivel nacional de entre un 10 y un 15%

El Gobierno aseguró que la suba de tarifas será menor a los incrementos salarios, según lo consignado por el secretario de Energía, Darío Martínez, quién indicó que el ajuste a las boletas de la electricidad y el gas aún no se ha definido pero que se estima entre un 10 y un 15% de incremento.

Con la suba de tarifas, el objetivo del Gobierno es el de recortar subsidios paulatinamente para equilibrar el escenario fiscal. No obstante, Martínez descartó un incremento alrededor del 30% al aclarar que el presupuesto para el año entrante "no establece" eso.

Aunque el secretario de Energía indicó que el aumento probablemente rondará entre un 10 y un 15%, no sumó a esos números el incremento en el Valor Agregado de Distribución (VAD), es decir, lo que cobran las distintas compañías por prestar sus servicios, un valor definido por cada provincia.

Economía busca ahorrar u$s 600 millones en subsidios de gas el año próximo

El mismo secretario asumió que no puede consignar un valor final ya que, aunque el Gobierno es el encargado de definir el aumento estacional, la otra parte del porcentaje lo establece cada distrito. En Buenos Aires, por ejemplo, el VAD representa alrededor de un 20% del valor de la boleta mientras que en el interior puede llegar a ser de hasta un 40%.

En este punto, Martínez aseveró que "el nivel de evolución debe ser por debajo de los salarios", por lo que las distintas gestiones provinciales deberán adaptarse a ello. Considerando el cierre de las principales negociaciones paritarias privadas, el promedio establecido para los aumentos salariales del 2021 ronda el 45%, un número que espera equiparar la evolución de la inflación.

"A medida que evolucione el bolsillo, podrá evolucionar la tarifa pero siempre por debajo de la inflación", insistió el secretario de Energía. Y resaltó: "Este año se tomó la decisión de que aumente un dígito y creo que el año que viene andará sólo un poco por arriba de eso, pero también hay que ver cómo evoluciona el resto de la economía".

Por otro lado, se refirió a la necesidad de planificar los subsidios de forma más eficiente en el país, una cuestión que etiquetó como "una discusión de muchísimos años" para la Argentina.

Aquí, Martínez confirmó que se modificará la segmentación de subsidios; sin embargo, no indicó cuando será eso. Este punto implica un debate interno dentro del Gobierno ya que existen opiniones cruzadas al respecto, aunque no se esperan cambios previos a las elecciones generales de noviembre.

De parte de la industria presentan otro panorama: el mercado considera que, para lograr una disminución de subsidios, el aumento de las tarifas debe superar la pauta del 10-15% que sostiene Martínez.

También agregaron que el aumento en el VAD puede mejorar los balances de las distribuidoras sin cambiar el costo de generación de energía ya que dos tercios de esa cuenta la paga el Estado y la mayor parte del gasto proviene de este. Así, cualquier intento de disminuir los subsidios debe considerar sin falta esa situación.

 El mercado energético advirtió también que para que se pueda cumplir el presupuesto para el año 2022 presentado por Martín Guzmán será necesario aplicar subas de precio: la planificación del titular de Economía proyecta que los ingresos por tarifas cubran un 43% de los costos eléctricos, en lugar del 30% actual, por lo que resultaría necesario avanzar con aumentos.

Se estima que en algunos casos esas subas pueden rondar el 40% o más en sectores de clase media con el fin de llegar a las cuentas que presentó Guzmán, y que parte del oficialismo espera revisar y modificar en el Congreso.

Presupuesto 2022: para la oposición el proyecto es "profundamente deficitario"

Finalmente, Martínez puso nuevamente el foco en la segmentación de subsidios: "Estamos convencidos en que hay que ir hacia un esquema de segmentación, que tiene que hacerse con un nivel de base de datos que la estamos construyendo; hay limitaciones en cuanto a la información de AFIP que iremos resolviendo con una legislación para avanzar en la ley", declaró el secretario.

Además, agregó que para el Gobierno "el ahorro de subsidios no es la única motivación, sino la justicia en la distribución aplicada inteligentemente". Queda por verse el desarrollo de las políticas energéticas de cara al 2022, medidas que Guzmán planeará con el objetivo de demostrar que la Argentina puede lograr una baja del déficit fiscal, punto clave en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la reestructuración de la deuda con el organismo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios