Amagues, amenazas, marchas y vigilias: qué hará el kirchnerismo si condenan a Cristina y cómo se prepara la oposición

El próximo martes se conocerá la sentencia contra la vicepresidenta en la denominada causa de Vialidad.

En esta noticia

El ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, fue uno de los más explícitos y convocó a "expresarse en las calles" cuando se conozca el próximo martes la sentencia contra la vicepresidenta Cristina Kirchner en la denominada causa de Vialidad, y advirtió que lo que puede pasar es "muy grave".

"Tenemos que tener la capacidad, la templanza y la decisión de expresarnos en las calles y de todas las maneras posibles, porque lo que puede pasar esta semana es muy pero muy grave", subrayó Katopodis.

En declaraciones radiales, el funcionario nacional consideró que "no van contra Cristina, sino que apuntan contra Cristina y lo que ella representa", además de cuestionar que la vicepresidenta es "la única ciudadana argentina que tiene que probar su inocencia".

No fue el único: a pesar de que cerca de la Vicepresidenta sostienen que "no hay nada previsto", el peronismo de la provincia de Buenos Aires junto a los sindicatos afines se encuentra "a la espera" de la sentencia del Tribunal Oral Federal (TOF) 2 para "luego definir qué acciones tomar", aunque reconocen que "hay una gran presión de las bases militantes para salir a la calle a defender a Cristina".

En los días previos, el FdT cerró la grieta interna ante estas circunstancias con un mensaje del propio presidente Alberto Fernández, quien compartió desde sus redes el pronunciamiento de Fernández de Kirchner 'Las veinte mentiras de la causa Vialidad', y agregó: "Comparto los argumentos de la vicepresidenta sobre la llamada Causa Vialidad".

"Como decía Francisco Carrara, cuando la política entra en los Tribunales la justicia se escapa por la ventana", subrayó.

Una postura parecida exhibió el jefe de Gabinete, Juan Manzur, cuando al finalizar la reunión del equipo de ministros del jueves pasado aseguró en una rueda de prensa: "Creo en la inocencia de la Vicepresidenta. Ahora esperemos que hable la Justicia".

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, vinculó la próxima lectura del veredicto en el juicio por Obra Pública con objetivos de carácter electoral, al tratarse la Vicepresidenta de "la dirigente de mayor volumen político de la Argentina".

"La persecución sobre Cristina no es algo que tenga que ver con delitos del Código Penal, sino que tiene que ver con el Código Electoral", analizó, para luego cuestionar con palabras fuertes la acusación llevada a cabo por los fiscales del caso, Diego Luciani y Sergio Mola: "Es una payasada", remarcó.

En ese sentido, De Pedro advirtió que desde el ministerio público y la justicia federal "están persiguiendo a la dirigente de mayor volumen político de la Argentina", tras lo cual adelantó que el próximo martes primero "escuchará el fallo" del TOF2 para luego ver "qué hacer".

El PJ bonaerense deshoja la margarita

El debate en el seno del PJ bonaerense dirigido por el diputado Máximo Kirchner, en coordinación con los intendentes del conurbano y los representantes del Instituto Patria, es cómo reaccionar ante un hipotético fallo condenatorio que, sin embargo, no tendrá carácter definitivo, ya que habrá más instancias judiciales.

Ante la presión de los militantes de salir a la calle en defensa de la Vicepresidenta, los referentes justicialistas con responsabilidades de gobierno también miden una cuestión no menor como es el clima social de fin de año que, en esta oportunidad, está signado por el Mundial de Fútbol en Qatar y el desempeño de la Selección comandada por Lionel Scaloni.

Por eso, todavía no hay una definición conjunta del peronismo bonaerense, la agrupación La Cámpora y los sindicatos de mayor peso, aunque desde esos espacios reconocieron a Télam que la posibilidad de lanzarse a la calle "está latente" y que para eso "se espera una señal de Cristina o Máximo".

Si eso ocurriera, se pondría en marcha una acción en respuesta a un fallo adverso a la expresidenta, un escenario que muchos esperan, incluso hasta la titular del Senado: de hecho, en la etapa procesal que se conoce como las "últimas palabras", Fernández de Kirchner llegó a equiparar al TOF2 con un "pelotón de fusilamiento".

Con esa frase aludió a lo que definió como ilegalidades del proceso, que ella misma expuso en el momento de los alegatos al asumir su propia defensa en su condición de abogada; la misma tarea desarrolló su defensor, Carlos Beraldi.

En cuanto a los posicionamientos políticos y sindicales, los que sí fijaron de antemano una postura y advirtieron que si la Justicia falla en contra de la Vicepresidenta iniciarán medidas gremiales fueron los gremialistas de ATE Capital, que encabeza Daniel 'Tano' Catalano, al advertir que "si la tocan a Cristina paramos el Estado. Les trabajadores no vamos a permitir un Lula en nuestro país".

"Basta de lawfare y persecución política", insistieron el martes último desde el gremio de los estatales de CABA en un comunicado difundido a través de Twitter.

Luego de la advertencia, Catalano fue denunciado penalmente por abogados vinculados a espacios de derecha que se autodenominan 'libertarios', quienes lo acusaron de "coacción agravada", lo que a su vez generó una respuesta del gremio estatal.

"Ante el intento de proscripción de Cristina Kirchner y la denuncia penal por 'coacción agravada' contra Daniel Catalano, desde ATE Capital llamamos a defender la democracia y los derechos conquistados, nos declaramos en estado de alerta y reivindicamos el paro del martes próximo en caso de que el Partido Judicial condene a nuestra Vicepresidenta", reiteraron.

En tanto, el diputado nacional y secretario general de la CTA Hugo Yasky estimó que el martes habrá "un nuevo capítulo de esta trama de arbitrariedades en la que el poder de la Argentina, a través de cámaras adictas, persigue a una mujer. Es la misma película que ya vimos en Brasil", graficó.

Por eso, el legislador y gremialista reveló que las centrales de trabajadores, movimientos sociales y fuerzas políticas mantienen conversaciones respecto a una convocatoria con vistas a lo que se espera cuando se de a conocer la sentencia.

Sin titubeos, el dirigente de FTV-Miles Luis D'Elía y la agrupación kirchnerista Soberanos, que integran el exvicepresidente Amado Boudou, el exvicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto y la exembajadora Alicia Castro, convocaron a una vigilia en Comodoro Py desde las 9, bajo la consigna "en defensa de Cristina, en defensa propia y de la democracia".

Uno de los que se sumó a esta iniciativa fue el sacerdote Francisco 'Paco' Olveira, referente del Grupo de Curas en Opción por los Pobres, quien publicó en su cuenta de Twitter la convocatoria de Soberanos de CABA con la leyenda "Todos a Comodoro Py".

También difundió la convocatoria del espacio 'Resistiendo con Aguante', que llamó a movilizarse a Retiro como en el 2016, cuando la hoy Vicepresidenta declaró por primera vez, porque el Poder Judicial -advirtieron- "viene por ella y por nuestros derechos".

Otras personalidades que se sumaron a la convocatoria son el médico sanitarista y dirigente del peronismo Jorge Rachid y el magistrado Juan Ramos Padilla, quienes lanzaron una convocatoria para las 16 a los Tribunales Federales de Retiro y pidieron que movilicen el PJ bonaerense, La Cámpora y el resto de los espacios que integran la coalición oficial.

Ramos Padilla, en esa línea, fundamentó: "Yo no estoy convocando a una pueblada, porque las puebladas no se convocan, se producen. No me extrañaría que en algún momento el pueblo decida darla".

En tanto, el dirigente social Luis D'Elía, en los últimos tiempos cercano al presidente Alberto Fernández, se remontó a una consigna que nació en el 2001 para plantear que "el martes hay que hacer un nuevo 'piquete y cacerola', juntarnos todos para parar el golpe en la calle".

La oposición expectante

La oposición, en tanto, endureció su postura en la previa a que se conozca el veredicto.

En Diputados, el interbloque de Juntos por el Cambio resolvió tensar su relación con el kirchnerismo luego de que la presidenta del cuerpo, Cecilia Moreau, bloqueara la designación de los representantes legislativos ante el Consejo de la Magistratura.

La respuesta fue no permitir que continúe como titular del cuerpo, lo que hizo fracasar una sesión en la que se iba a votar la creación de nuevas universidades y que terminó con insultos y acusaciones cruzadas entre las distintas bancadas.

El endurecimiento de la actitud de la oposición se produce en la previa de que el próximo martes el Tribunal Oral Federal 2 dé a conocer el veredicto del juicio oral en el que se investiga la concesión de obras viales durante el período de gobierno de Fernández de Kirchner y donde la Vicepresidenta fue acusada de haber liderado una asociación ilícita.

Diferentes fuentes consultadas por Télam reconocieron que durante el viernes, y también durante el fin de semana, hubo y habrá comunicaciones permanentes de la oposición para ver qué postura adoptar una vez que se conozca el veredicto.

Algunos dirigentes aseguran que finalmente habrá dos comunicados para prepararse ante la eventualidad de un veredicto absolutorio o condenatorio para Cristina Fernández de Kirchner.

Sin embargo, el foco de preocupación de JxC está puesto en eventuales protestas que puedan derivar en violencia en caso de un veredicto que apunte a la culpabilidad de la Vicepresidenta.

El Gobierno porteño, por caso, ya está analizando minuciosamente las movilizaciones anunciadas y el potencial peligro de que deriven en incidentes.

Según interpretan en la oposición, en estas situaciones -como la del Congreso o el veredicto que se avecina- en JxC primó la idea de unificar posturas más allá de las internas, operaciones cruzadas y posicionamientos electorales.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.