Visita a China

El viaje de Alberto que molesta a EE.UU.

Será en mayo a la par de las negociaciones de Guzmán con el FMI. Sola y el embajador Vaca Narvaja avanzan con los preparativos

Alberto Fernández transita hoy el delgado filo de la diplomacia donde hace equilibrio entre Washington y Beijing aunque los gestos que se vienen en materia de política exterior podrían inclinar la balanza para el lado de China.

La Argentina espera cerrar en mayo el acuerdo por la reestructuración de la deuda con el FMI por U$S 44.000 millones y precisamente ese mismo mes está previsto una visita oficial de Alberto Fernández a China donde se profundizará la alianza estratégica integral con inversiones que superan los U$S 30.000 millones.

En Washington las gestiones del embajador argentino Jorge Argüello se limitan por ahora a cerrar con Martín Guzmán el acuerdo del Fondo con aval de la nueva administración de Joseph Biden. Pero no hay viaje presidencial previsto por el momento y el encuentro Biden-Fernández quedará para más adelante

Sin embargo, en Beijing el embajador Sabino Vaca Narvaja trabaja aceleradamente en la concreción de 15 proyectos concretos de inversiones chinas y la idea de reforzar la alianza estratégica integral con China para que el 5 de mayo en que está previsto el arribo del presidente argentino allí se firmen los acuerdos en marcha.

La visita de Alberto Fernández a China es de carácter oficial. Es decir que además de mantener una reunión con su par Xi Jinping, autoridades del Partido Comunista y empresarios el viaje se completará con autoridades judiciales y del politburó comunista.

Tanto el canciller Felipe Solá como Vaca Narvaja trabajan en los detalles de esta visita que responde a una invitación que hiuzo Xi Jinping aunque el viaje dependerá en gran medida de la evolución de la pandemia. "Eso fue acordado en una conversación de septiembre pasado entre los presidentes Xi Jinping y Fernández", dijo el ministro de Relaciones Exteriores a raíz del viaje programado.

Actualmente en China están cerradas por completo las fronteras, hay muchas restricciones para el ingreso de funcionarios diplomáticos extranjeros y eventualmente el Presidente sólo podría viajar con una comitiva muy reducida.

Al inaugurar el Seminario sobre "China en Iberoamérica", el canciller Solá destacó las coincidencias entre ambos países en relación al apoyo al multilateralismo, a la cooperación en el marco de la pandemia global y el compromiso con la cuestión ambiental. Asimismo, resaltó la necesidad de incrementar el flujo comercial bilateral y la inversión en infraestructura y en energía en Argentina.

El viaje de Alberto Fernández a China podría ser una señal de desagrado para Estados Unidos que a toda costa busca impedir que Beijing haga pie en América latina. Pero las inversiones chinas prometidas en la Argentina parecen ser demasiado apetecibles y pesan más en el tablero de la geopolítica ante un país que está sumergido en una grave crisis económica.

Está claro que la idea de China de desarrollar proyectos de infraestructura, el despliegue de tecnología 5G en telecomunicaciones y planes de energía nuclear copiten abiertamente con la ambiciones de Washington.

Tags relacionados

Comentarios

  • 08/02/21

    Y ahora el "pelo.....do" va a pedirle ayuda a Estados Unidos...... Qué tiene en el cerebro???? (si es que lo tiene)

    0
    0
    Responder
  • JNPA

    jose norberto perez armesto

    07/02/21

    Porque se preocupan si a Estados Unidos le molesta si viaja a China y no si a China le molestaría si viajara a Estados Unidos

    0
    1
    Responder
    • 08/02/21

      Porque somos un país USA -dependiente (te guste o no)

      0
      0
      Responder